Buscar
06:55h. Lunes, 20 de Agosto de 2018

CON ACTIVIDADES DE DESARROLLO PERSONAL

La Concellería de Igualdade refuerza el trabajo con mujeres en situación de vulnerabilidad

La edil Rocío Fraga explica que el Centro de Información a las Mujeres está “en el límite de intervenciones” anuales de las que se puede hacer cargo el personal actual, que atendió en el pasado año a 819 personas, el 72% de ellas por casos de violencia machista

La edil Rocío Fraga y la directora del CIM, Begoña Rico.
La edil Rocío Fraga y la directora del CIM, Begoña Rico.

La concejala de Igualdade e Diversidade, Rocío Fraga, presentó esta mañana los programas de mediación incorporados por el Gobierno local al Centro de Información a las Mujeres (CIM), que forma parte de la red de CIM de la Xunta, y a la Red Municipal de Acogimiento con el objetivo de reforzar "la atención por medio de actividades grupales en las que se fomenta su desarrollo personal y la participación social tanto para mujeres como menores que se atienden". "Teníamos una gran carencia de proyectos de trabajo en conjunto y que atiendan otras necesidades de estas mujeres, más allá de su situación psicológica y jurídica", afirmó Fraga, que indicó que la puesta en marcha de estas actividades apoyara en la incorporación de una mediadora al personal de la red municipal. En este sentido, Fraga recordó la labor realizada por el Ayuntamiento para garantizar que el CIM gestionado por el Gobierno local sea un servicio "estable y consolidado", "en el que se suprimió la temporalidad de muchos de los puestos de trabajo y que se reforzó con la incorporación de una mediadora en la Red Municipal de Acogimiento para reforzar el servicio y cubrir la demanda de las usuarias".

Las iniciativas puestas a andar este año están basadas en el fomento del autoconocimiento, la educación emocional y la reinserción social y laboral de las mujeres atendidas por las profesionales de la Red Municipal de Acogimiento y del CIM. El proyecto 'Educación emocional en familia', que comenzó en abril y finalizará a finales de junio, tiene como objetivo "la creación de un espacio entre madres y menores para fortalecer vínculos, desarrollar competencias, trabajar la comunicación asertiva y elevar la confianza mutua y afianzar lazos tras pasar por una situación de violencia de género". En él participan 12 mujeres junto a 14 niñas y niños de entre seis y trece años. Ya se llevó a cabo, entre los meses de febrero y marzo, el taller 'Autoconocimiento para el cambio', un taller "que incidió en el crecimiento y la autonomía personal de las mujeres" a través de actividades que abordan la autopercepción o la vivencia de las emociones y en el que tomaron parte 12 mujeres que contaron con un servicio de conciliación. El tercero de los proyectos es también el más prolongado en el tiempo, ya que se trata del diseño, construcción y cuidado de un jardín comestible y terapéutico dentro de la propia parcela del CIM. "Su preparación favorece el distanciamiento de situaciones vitales negativas en favor de la relajación y la reducción del aislamiento social, ya que se trata de una actividad grupal", indicó Fraga.

La concejala, que compareció junta a la directora del CIM, Begoña Rico, explicó que estas iniciativas vienen a completar la labor del CIM, en el que uno de los servicios que se dan es la mejora de la empleabilidad e inserción laboral de las mujeres usuarias, que se hace de manera transversal tanto con el Servicio Municipal de Empleo y Empresa como con otros programas. "El trabajo sobre el empleo es uno de los servicios que impone la Xunta para que se ofrezcan en los CIM pero la Administración autonómica lo hace sin incorporar recursos ni personal para llevarlo a cabo, por lo que desde el Ayuntamiento abordamos la inserción de las mujeres usuarias del servicio de forma transversal con la Concellería de Emprego", apuntó Fraga. Así, el CIM colabora desde el mes de marzo con el proyecto Coruña Emprega, un servicio al que se derivan mujeres con un perfil coincidente con lo que se atiende desde este programa, como son mujeres mayores de 45 años, en situación de violencia de género o paradas de larga duración. En este tiempo atendió a 19 mujeres que cuentan dentro de Coruña Emprega con itinerarios integrales de inserción. Otra de las colaboraciones del CIM en materia de empleo se realiza a través de un convenio con la Fundación Emalcsa y consiste en la realización de diferentes acciones formativas. En mayo comenzó una de limpieza viaria de 170 horas de duración, que tendrá una segunda edición en el mes de junio, y en la que participan un total de 16 usuarias.

Fraga hizo balance del servicio del CIM durante el pasado año, en el que atendió a 819 personas, entre mujeres y personas menores, de las que un 72,4% se encuentran en situaciones de violencia machista. Este porcentaje sube respecto al pasado año, cuando se situaba en un 70,8%. La concejala indicó que de las 596 personas que hicieron uso de este servicio en 2017, un 57,5% recibió atención psicológica y un 19,9% fue derivada a otros servicios en base al convenio de la Xunta con el Colegio de Psicología de Galicia. "En las cifras de balance destaca el aumento de un 36% en la atención psicológica a menores en situación de violencia de género tanto en el CIM como en la Red de Acogimiento Municipal", indicó. Además, en el 57% de los casos fue precisa la atención de la asesoría jurídica y en el 35,2% la atención de la trabajadora social para la tramitación de prestaciones y ayudas de emergencia. Las personas que cuentan con el servicio telefónico de Atempro contra la violencia machista sumaron 153 casos en el pasado año. Fraga expuso que en la Red de Acogimiento Municipal, que suma la casa de acogida más dos pisos de transición a la vida autónoma, se atendieron 55 personas, de las que 29 fueron mujeres, 15 niños y 11 niñas. De ellas, 22 personas fueron nuevas entradas de mujeres adultas, de las que en un 83% de los casos se debieron a situaciones de urgencia.

En lo referido a la atención anual, Fraga advirtió de que el CIM "está en el número límite de intervenciones, a pesar de que consolidamos y reforzamos como podemos, a través de acumulaciones de tareas o contratos de interinaje, el personal" a lo que haría falta sumar por lo menos dos trabajadoras para atención jurídica y psicológica. La edil recordó que los CIM son un servicio de la Xunta de Galicia, en que la Administración autonómica aporta un 31,3% del presupuesto anual, "45.000 euros que no cubren los costes de una trabajadora a tiempo completo". Así, de los 143.678 euros que tiene de coste anual mantener tres de los cinco puestos de trabajo del CIM, el Ayuntamiento aporta 98.678 euros, el 68,7%. Sobre los gastos totales -personal más gastos de funcionamiento- de la Red de Acogida, que suman 388.984 euros, el Gobierno local asume el 58,4% (227.084 euros), mientras que la Xunta financia el 12,8% (49.950) y la Deputación de A Coruña el 28,8% (111.950 euros).

Pacto de Estado en Materia de Violencia de Género

 

Al hilo de la presentación de estos programas del Centro de Información a las Mujeres, la concejala de Igualdade e Diversidade valoró la "buena noticia" de que el Gobierno central había aceptado los acuerdos conseguidos en el Pacto de Estado en Materia de Violencia de Género e incluya 200 millones de euros en los presupuestos para este fin "aunque continúen siendo poco dinero". "Como mucho a un Ayuntamiento como el de A Coruña nos tocarían 50.000 euros, que dan para una trabajadora o no siquiera", apuntó. Fraga explicó que se recuperan 120 millones para los municipios y las comunidades junto con los 80 millones de la partida del Estado, pero consideró que esta cantidad "no es real porque no están asignados a partidas presupuestarias más que 17,7 millones".