Buscar
09:36h. Viernes, 21 de Septiembre de 2018

Política migratoria europea

Barcelona recibe a Open Arms con un acto reivindicativo dirigido a Europa

Con motivo de la llegada del buque humanitario Open Arms a Barcelona, después de haber rescatado a sesenta personas en el Mediterráneo, Proactiva Open Arms y diversas autoridades de Barcelona y Cataluña, así, como los eurodiputados que acompañaban al buque han realizado las siguientes declaraciones.

Intervención de Ada Colau, Alcaldesa de Barcelona
Intervención de Ada Colau, Alcaldesa de Barcelona

Pressenza | 04.07.2018 - Redacción Barcelona | Fotografías de Antonio Sempere

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, ha dado la bienvenida a las personas de la organización Proactiva Open Arms y ha recordado que el Ayuntamiento de Barcelona lleva tres años pidiendo ser ciudad refugio. “Hemos asistido con rabia a la política migratoria europea y no queremos ser cómplices, los estados han de salvar vidas, si respetamos los derechos humanos la única opción es salvar vidas” ha comentado. Ha resaltado el papel de Proactiva Open Arms, quienes han estado demostrando en estos años que se pueden salvar vidas en condiciones de dificultad, si ellos han podido, ¿qué no podrían hacer los estados?

La alcaldesa ha recordado: “hemos visto muchas veces salir del puerto al buque Open Arms y por primera vez han podido regresar con las personas rescatadas, aun contra la criminalización que están sufriendo las ONG”. Gracias por demostrar que la humanidad no está perdida y que la democracia europea tiene posibilidades.

“Finalmente se ha podido hacer en el puerto de nuestra ciudad un operativo de acogida. Hemos demostrado que es posible coordinarse rápidamente para dar respuesta” Ha declarado, para agradecer después a todos los que han participado en el operativo: sanitarios, fuerzas de seguridad, juristas, Cruz Roja etc.

Ha remarcado que el deber de las instituciones es hacer los rescates en todos los casos. “Todas y cada una de las vidas humanas importan, lleguen por donde lleguen. En Barcelona deseábamos que llegase este día en que pudiésemos ser un puerto de acogida. Hemos acogido a cientos de personas invisibles y necesitamos que estos gestos se conviertan en políticas por parte del gobierno que tiene competencias, necesitamos una política organizada de migración. Lo que está en crisis es la credibilidad del proyecto democrático europeo”.

Sobre el fondo europeo de cientos de millones de euros destinado al asilo, comenta que hasta ahora no ha servido para acoger migrantes. En contra de lo que dicen algunos políticos, las personas que llegan quieren dignidad, no vivir de subsidios, necesitamos que se revise la ley de extranjería y se den permisos de residencia para que esas personas puedan rehacer sus vidas.

Oriol Amorós, secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat de Cataluña, ha dado la bienvenida a los rescatados por Open Arms. “Estamos presenciando un debate obvio, no deberíamos discutir sobre si se cumple o no el derecho marítimo. Nos da miedo que Europa deje de ser espacio de libertad y democracia”. Ha declarado. También ha agradecido el trabajo de Open Arms, organizaciones, estado y ayuntamientos que han apoyado en este operativo. “Aunque las cifras de migrantes que tenemos en este país son bajas, dado el aumento de los conflictos, aumenta el número de peticiones de asilo, también la llegada de menores y la llegada por la frontera sur. La solución ha de pasar por la defensa de los derechos humanos en origen, en el tránsito y en el destino”.

Carmen Aramburu, directora de sanidad de la delegación del gobierno en Cataluña, ha explicado el dispositivo sanitario que se ha montado para recepción del buque y ha informado que todos los rescatados han sido dados de alta in situ.

Oscar Camps, director de la organización Proactiva Open Arms, ha agradecido a todos y explicado que después de tres semanas, ha sido difícil bajar del barco. Han llegado contentos por haber rescatado a sesenta personas, pero tristes porque se les negó la entrada en dos países de la Unión Europea, aunque estaban necesitados de gasoil, comida y refuerzos. “Cuando estas amenazado por los libios y la Unión Europea te dice que no intervengas, que te vayas a casa, tomar la decisión de rescatar se hace difícil”.

Oscar ha agradecido al capitán, que ha soportado la presión de la Unión Europea, al presidente del gobierno español y su gabinete que les han facilitado un puerto, a la alcaldesa de Barcelona que siempre los ha ayudado a Greenpeace, que han estado a su lado y a Cruz Roja.

También ha denunciado lo que está pasando: “no hemos rescatado a sesenta personas, hemos dejado morir a más de trescientas personas. El gobierno de Malta no deja salir a los barcos humanitarios de sus puertos y el gobierno de Italia no les deja entrar, incumpliendo así el marco comunitario. ¿Quién ha de hacer cumplir la ley? Es cierto que el gobierno español nos ha asignado un puerto, pero es que esa es su obligación.”

Ha explicado que se pagan 500.000 millones de euros a la guardia costera libia, grupo que ha definido como terrorista, traficante y torturador. Open Arms ha sido disparado navegando por aguas internacionales y el capitán ha sido judicializado, acusado de favorecer la inmigración ilegal, con penas de prisión de cuatro a doce años. La organización está acusada de grupo delictivo que trafico con personas.

“Esta vez nos han hecho más caso, quizás porque llevábamos a cuatro europarlamentarios, tendremos que volver con más europarlamentarios, si queremos seguir salvando vidas. Necesitamos un gran altavoz, llevamos tres años intentando mediatizar esta situación para que la expliquen, la narren, la documenten. Quizás hemos podido cambiar la opinión de cientos de miles, quizás esto ayudó a Pedro Sánchez a tomar la decisión de traer al Aquarius a España. Hemos estado muy cerca de poder salvar cientos de vidas, hemos traído a sesenta personas, pero había trescientos a los que no hemos traído, pero a nadie le importa. Venir hasta aquí nos ha costado cuatro días y trescientos muertos y la responsabilidad la tenemos todos, necesitamos el apoyo de muchos más”. Ha comentado.

Miguel Urbán, eurodiputado de Podemos ha dado las gracias a la tripulación del Astral y el Open Arms. “Se está cuestionando el derecho al asilo, el derecho a los migrantes, pero defendiendo los derechos de los migrantes estamos defendiendo nuestros derechos. Desde el 27 de junio se han producido más de cuatrocientas muertes en el mediterráneo, eso ha sucedido porque no había ningún buque humanitario, estaban retenidos en Malta. La Unión Europea esté llenándose las manos de sangre y convirtiendo el Mediterráneo en la mayor fosa común del mundo.

“Durante las dos últimas semanas han llegado a Barcelona en autobús seiscientos migrantes, es necesaria una política no sólo de gestos sino un giro de las políticas migratorias de la Unión Europea y el Estado español, como por ejemplo el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros y el cumplimiento de los protocolos, tanto con los que llegan por mar como en autobús. Lo que está en cuestión es quién tiene derechos en la Unión Europea, que ha elegido combatir a los pobres en lugar de combatir la pobreza. Se criminaliza a las ONG porque son testigos de lo que generan nuestras políticas, lo que naufraga es el proyecto de la Unión Europea” Ha aclarado.

Ana Miranda, eurodiputada de BNG, ha reclamado “nunca máis a estas políticas y nunca máis a los naufragios”. Comenta que los eurodiputados estaban donde tenían que estar: con las causas injustas, denunciando a esta Unión Europea, dando voz a los muertos que no hablan. También ha comentado “Estoy agradecida de haber escuchado la historia de Mustafá, Judith, de Mohamed. Nuestra obligación como políticos es denunciar estas causas desde las instituciones que deciden estar dando la cara por estas personas. Yo vengo de un pueblo emigrante tanto en el siglo XIX, como en el XX, como en el XXI, pero nos hemos olvidado y decimos que los emigrantes nos quitan el trabajo, cuando el problema es la precarización que se ha hecho del trabajo”.

Eleonora Forenza, eurodiputada por la Rifondazione Comunista-Potere al Popolo, también ha agradecido a Open Arms y ha definido la experiencia como muy importante, tanto como persona como representante institucional. Declara que siente vergüenza por la actuación del gobierno de Italia, que favorece una política racista. Recomienda vivir la experiencia a aquellos que hablan de repatriación, o a los que usan la palabra "patria" y "fronteras". Durante este viaje he pensado a cuántos podríamos haber salvado si no tuviésemos esta política de oposición desde países como Malta o Italia o la misma Unión Europea. “Si el gobierno italiano quiere ser recordado por crímenes a la humanidad, esto es el naufragio de la Unión Europea”. Ha sentenciado.

Javi López, eurodiputado de PSC-PSOE, ha explicado la experiencia de rescatar vidas en el Mediterráneo como llena de esperanza, la esperanza de llegar a un puerto que acoge, pero también de mezquindad. Mezquindad de gobiernos que increpan a las ONG. Nosotros hemos hecho un viaje de una semana, pero muchos llevan viajes de años. “Me quedo con el trabajo hecho y también con lo que queda por hacer”.