Buscar
16:06h. Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

HABÍA DENUNCIADO AMENAZAS DE MUERTE RECIENTEMENTE

Asesinada Caruana Galizia, periodista investigadora de los Papeles de Panamá

Caruana Galizia, una periodista que dirigió la investigación de Papeles de Panamá sobre corrupción en Malta, fue asesinada hace pocos días. Una poderosa bomba colocada en su coche la mató. Los medios de prensa locales indicaron que en los últimos días había presentado una queja a la policía informando de amenazas de muerte.

Daphne Caruana Galizia | (Imagen de DW.com)
Daphne Caruana Galizia | (Imagen de DW.com)

Pressenza | 06.11.2017 | Javier Cabrero

La periodista, conocida en Malta por denunciar casos de corrupción en su país, ganó reconocimiento internacional tras su participación en la investigación de los Panamá Papers, realizada por periodistas de varios medios de prensa internacionales a partir de una filtración de documentos confidenciales de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca. La filtración reveló decenas de casos de corrupción de personalidades relevantes a nivel internacional, incluyendo a figuras prominentes en Malta. Estas personas evadían impuestos y ocultaban propiedades de empresas depositando sus ganancias en bancos off-shore, entre ellos su primer ministro, Joseph Muscat, a quien Caruana Galizia acusó de corrupción a inicios de este año

La empresa Mossack-Fonseca también ha sido relacionada con el caso de corrupción que mantiene a Brasil en vilo: Lava Jato. Sus dos socios fundadores, Mossack y Ramón Fonseca, pasaron 4 meses en prisión preventiva. Fueron liberados en abril tras abonar una fianza de US$500.000 cada uno. Se les acusa de haber establecido cuentas bancarias en paraísos fiscales para que Odebrecht, una empresa constructora brasilera, pueda realizar pagos ilegales a políticos prominentes, entre ellos a Toledo, ex-presidente del Perú y ahora prófugo.

El caso de los Panama Papers involucra además a figuras como Messi, Macri, y en Bolivia a los empresarios Branco Marinkovic y a Doria Medina. Este último es acusado de evadir impuestos. Mientras Doria Medina afirma que la venta de casi el 50 por ciento de las acciones de la empresa cementera que era de su propiedad, se realizó por 270 millones de bolivianos (38,8 millones de dólares), los estados financieros de la firma mexicana que la compró señalan que la transacción se hizo por casi el doble, 526 millones de bolivianos (75,6 millones de dólares). Sergio Sainz, principal ejecutivo del Grupo “Cementos de Chihuahua” que compró estas acciones, interrogado en Bolivia por la comisión mixta del Parlamento que indaga la vinculación de empresarios y políticos bolivianos en el caso Panama Papers, declaró que la compra de acciones que hizo su empresa a Soboce fue por un monto mayor al declarado por el empresario cementero. Según la dirección de impuestos de Bolivia, el empresario Doria Medina debe al Estado cerca de 29 millones de dólares por esta evasión.

Desde el año 2015 fueron enviados desde Bolivia a paraísos fiscales, o guaridas fiscales como también se las conoce, al menos 1.134 millones USD por empresarios que buscaban evadir impuestos. El tema afecta tanto a la economía de los países que recientemente tres expertos de Naciones Unidas recomendaron que los gobiernos deben acabar con el secreto de las guaridas fiscales y combatir la evasión de impuestos facilitada por las jurisdicciones extraterritoriales.

En un comunicado conjunto, estos expertos de la ONU exhortaron a los gobiernos a actuar en concierto y a establecer una entidad bajo el paraguas institucional de la ONU para eliminar el secreto, el fraude y la evasión fiscal que se lleva a cabo en esos lugares. Indicaron que se estima que en ese tipo de cuentas existen depósitos entre 7 y 25 billones de dólares, y que los ingresos tributarios perdidos por muchos países podrían ascender a cientos de miles de millones de dólares al año. Cuando individuos y corporaciones esconden en el extranjero activos no declarados para eludir impuestos o blanquear dinero, están de hecho robando esos fondos a la sociedad, advirtieron los expertos. Agregaron que los beneficios de estas actividades ilícitas pueden y deben destinarse a financiar servicios públicos y a mejorar las condiciones de vida de la población. Gracias al trabajo del periodismo de investigación, los contribuyentes están ahora conscientes de estas estrategias inmorales e ilegales, y son capaces de entender la medida en la que el fraude fiscal socava los derechos económicos, sociales y culturales.

La corrupción no solo mata con bombas, también lo hace al privar a muchos países de importantes recursos que podrían ser invertidos en salud y educación, sectores en los cuales toda inversión retorna con creces. Según cálculos de una comisión del Parlamento Europeo, en esa región por efecto de la evasión fiscal se han perdido 250 mil millones de euros y 1.5 millones de empleos. Nueve de cada diez trasnacionales tienen cuentas en estas guaridas fiscales, haciendo que un quinto de la economía mundial opere desde allí. Una modalidad delincuencial que debe acabar lo más pronto posible