CONCELLO DA CORUÑA

La Corporación debate cambios fiscales para que las personas con rentas más bajas no paguen por los servicios básicos de agua, basura y saneamiento

El Ayuntamiento establece una “cuota cero” para las personas que reciban el IPREM (537 euros/mes). La Corporación dará luz verde a la Ordenanza fiscal de contribuciones especiales para ampliar el servicio de extinción de incendios por un importe de 1.136.437 euros
La Corporación debate cambios fiscales para que las personas con rentas más bajas no paguen por los servicios básicos de agua, basura y saneamiento
pleno
pleno

El Gobierno local presenta al Pleno para su aprobación las modificaciones de las ordenanzas fiscales que entrarán en vigor en 2020 con el fin de garantizarles a las personas sin recursos el acceso a los servicios básicos.

Las modificaciones establecen una cuota cero y bonificaciones en los servicios de depuración, saneamiento, suministro de agua potable y en la tasa de basura para las personas con menos recursos que están en riesgo de exclusión social. En esta modificación se introduce "el derecho humano al acceso al agua potable".

El portavoz municipal, José Manuel Lage, explicó que todas las personas que reciban el IPREM (537 euros/mes) u otros subsidios de menor cuantía no pagarán por esos servicios y tasas y quien gane 1,5 veces el IPREM (805 euros/mes) tendrá una bonificación del 75% en estos servicios y tasas municipales.

Con el fin de primar la reducción de los residuos, el Ayuntamiento presenta una ordenanza que busca lograr una cultura de residuos "cero". Así las personas o entidades que instalen composteiros individuales o comunitarios tendrán un 50% de bonificación.

El portavoz municipal señaló durante la presentación de las ordenanzas que "son responsables fiscalmente al no poner en riesgo a política de ingresos; justas socialmente, porque bonifican las personas que tienen menos recursos y comprometidas con el medio ambiente al primar la reducción de residuos con una bonificación novidosa".

El Gobierno también lleva al Pleno la ordenanza fiscal núm. 54 reguladora del impuesto sobre actividades económicas con el cambio de categoría fiscal del lugar de Bens-Refinería que pasa de tercera a la primera. Este cambio supondrá nuevos ingresos para las arcas municipales por un importe de más de 265.000 euros, ya que la refinería le pagará a Coruña los mismos impuestos que Arteixo.

Con la finalidad de mejorar la gestión diaria del Ayuntamiento, también está previsto modificar otras ordenanzas fiscales en las que se corregirán errores de menor relevancia (licencia de primera ocupación, cementerios, vados, ocupación de vías públicas, sanidad preventiva relacionada con animales de compañía, cementerios y otros servicios fúnebres...).

La sesión de mañana incluye el visto bueno al proyecto de Ordenanza fiscal reguladora de las contribuciones especiales con el fin de ampliar el servicio de extinción de incendios del Ayuntamiento por un importe de 1.136.437 euros; de los cuales 1.022.793,41 euros (que equivale al 90% del coste de los proyectos) los abona el consorcio de aseguradoras a través de las contribuciones especiales y el resto con cargo a los presupuestos municipales.

Esta ampliación permitirá la construcción de una nueva torre de prácticas (363.000 euros), adquisición del dispositivo Safety Peak de descenso con capacidad de carga de hasta 300 kg para el sistema de brazo acoplado en la cesta de autoescalada (377,76 euros), adquisición de un vehículo adaptado para el equipo de rescate acuático y otro vehículo de 20 plazas (218.625,56 euros), la renovación y adaptación de nuevos espacios en el parque de bomberos (192.000 euros) y la adquisición de equipos de protección individual, material de rescate, de primeros auxilios y material de gimnasio (187.2999 euros), entre otros.

El Gobierno local también lleva para su aprobación inicial el Plan municipal de prevención y defensa contra los incendios forestales. El Ayuntamiento está obligado por la Ley de incendios a elaborar un plan municipal. A Coruña se adhirió al convenio de colaboración entre Xunta, Fegamp y Seaga en julio de 2019 para el establecimiento de un sistema público de gestión de biomasa y las franjas costeras secundarias. El convenio implica que la Xunta le presta apoyo técnico al Ayuntamiento para elaborar el plan y para determinar las franjas secundarias y se encarga de la ejecución subsidiaria en parroquias priorizadas (como fue este año en San Pedro de Visma). Una vez aprobado, explican desde Medio Ambiente, el plan será expuesto la información pública durante 30 días con el fin de que se puedan presentar alegatos. Tras analizar los alegatos, si las hubiese, el documento deberá ser enviado de nuevo a la Xunta para el informe preceptivo y, por último, será llevado al Pleno para su aprobación definitiva. El Plan deberá integrarse en los plan municipales de emergencias.

Otro de los asuntos de la orden del día es la aprobación del expediente de modificación del anexo de subvenciones nominativas del presupuesto 2019. Se trata de un mero trámite, ya que no hay cambios sustanciales en el objeto de los acuerdos, para precisar y corregir, en algunos casos, el objeto del convenio firmado entre el Ayuntamiento y las entidades sociales con el fin de evitarles futuros problemas a las asociaciones a la hora de justificar sus gastos.

Por otro lado, la Concejalía de Cultura presentará el acuerdo que declara la singularidad y excepcionalidad de las actividades culturales para las que le solicita subvención a la Diputación provincial. Las actividades, explican desde Cultura, están programadas para finales de este año y principios del 2020.

Las propuestas son: Medicina Gráfica, una iniciativa que ponen en valor el uso del cómic y de la ilustración como terapia en temas de salud (26.257 euros); la muestra de la obra de Víctor Moscoso en la Fundación Luis Seoane (48.500 euros) y los trabajos preparativos de la exposición conmemorativa de los 200 años del Trienio Liberal (39.300 euros).

Comentarios
La Corporación debate cambios fiscales para que las personas con rentas más bajas no paguen por los servicios básicos de agua, basura y saneamiento