FEIRA DAS MARABILLAS

La Feira das Marabillas llega a los 25 años de vida con seis jornadas de artesanía, gastronomía y música medievales

Del 23 al 28 de julio, los visitantes podrán sumergirse en esta época a través de cerca de 220 puestos, espectáculos y actuaciones diarias en la Ciudad Vieja y con un “Recuncho das pícaras” para los más pequeños en la plaza de María Pita
La Feira das Marabillas llega a los 25 años de vida con seis jornadas de artesanía, gastronomía y música medievales
CARTEL-VERDE-2019
CARTEL-VERDE-2019

La alcaldesa Inés Rey presentó esta mañana junto con el presidente de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (ACECA), Adolfo López, la programación de la XXV Feria das Marabillas, que se abrirá al público el martes, a las 11.30 horas y que situará a los visitantes en el medievo durante seis jornadas en las que habrá una representación diaria y gratuita de los antiguos "concejos" en el atrio de la iglesia de Santiago porque, que era allí donde se hacían en el pasado. Las funciones se programarán todos los días a las 18.00 horas y será una de las novedades junto con la puesta en escena de un dragón gigante que recorrerá el casco histórico.

Inés Rey señaló que el evento forma parte ya del ADN de las fiestas de María Pita y de la ciudad y recordó que en cada edición se acercan cerca de 150.000 visitantes, por lo que espera que este año tenga más afluencia aún. Comentó la alcaldesa que desde el Ayuntamiento se hará una apuesta fuerte por los eventos estivales y animó a los coruñeses y turistas a visitar la Feria das Marabillas y conocer de primera mano la Ciudad Vieja, "un punto urbano al que el Gobierno local le dedicará una especial atención". Apuntó que se trabajará en la rehabilitación de viviendas, en políticas de alquiler que favorezcan el dinamismo del barrio y en la urbanización para finalizar al mismo tiempo el proceso de peatonalización iniciado por el anterior gobierno.

Además, el colectivo organizará un encuentro de música medieval el sábado 27, a las 20.30 horas. En María Pita, se instalará el Recuncho das Pícaras, donde los más pequeños podrán disfrutar de camas elásticas, sillas voladoras, barcaza, norias, un ajedrez gigante, tiro con arco o de una guardería inspirada en la época. También podrán subir en atracciones y asistir a recreaciones como la de vestir a un caballero o participar en juegos inspirados en el medievo. Se harán al mismo tiempo demostraciones de hilado y cardado de lana, panaderías, tornería de madera y esparto. En el resto del perímetro, la Feria das Marabillas contará con cerca de 220 puestos que estarán abiertos en un horario de 11.00 a 14.30 y desde las 17.00 a las 02.00 horas, con una sección de 15 expositores en María Pita, ocupados exclusivamente por artesanos.

El programa presentará citas musicales todos los días en la plaza de las Bárbaras y espectáculos de danza, fuego y acrobracias amenizando las plazas de Azcárraga y de la Constitución.

Adolfo López destacó la reactivación comercial que supone este evento para la Ciudad Vieja ya que más allá de los expositores de la propia feria, las visitas que reciben durante estos días se traducen en un aumento de los puestos de empleo y del consumo en los locales de hostelería y en los negocios del barrio.

Desde Seguridad Ciudadana anunciaron, tal y como viene siendo habitual, un plan de tráfico en la zona y el refuerzo de los autobuses urbanos. Se ampliará el servicio de la línea 1, que realizará la última salida desde el hospital Abente y Lago a las 23.45 horas. Asimismo se incorporará una unidad más al Búho, el servicio nocturno, que realizará el recorrido a la inversa al sentido habitual. Además, dado que todo el evento se desarrolla en el entorno de la Ciudad Vieja, las salidas que habitualmente se llevan a cabo desde el Obelisco pasarán a realizarse desde el hospital Abente y Lago. Las frecuencias del servicio nocturno serán de 30 minutos, con salida a las horas en el sentido Os Castros-Castrillón y a las medias en el sentido Labañou-Ronda de Outeiro.

Comentarios
La Feira das Marabillas llega a los 25 años de vida con seis jornadas de artesanía, gastronomía y música medievales