ENTREVISTA A JOSÉ LUIS BOADO PRESIDENTE DE LA AVC MONTEALTO

La calle de La Torre se ha puesto de moda

El fin de semana del 22 y 23 de septiembre abre sus stands el Mercadillo de Monte Alto, en la Plaza de España. Durante esos días, dentro del marco de Comercio de Barrio del Concello da Coruña, quince comerciantes de la zona sacarán sus negocios a la calle, para visibilizar su actividad y potenciar el comercio de barrio. 

La calle de La Torre se ha puesto de moda
José Luis Boado, presidente de la AVC Monte Alto
José Luis Boado, presidente de la AVC Monte Alto

El Presidente de la Agrupación de Vecinos y Comerciantes de Monte Alto, José Luis Boado, explica la situación de los comercios de la zona, así como las reivindicaciones que, desde su asociación, consideran necesarias para el progreso del barrio. 

P- ¿Qué os parece la iniciativa de los Mercadillos Urbanos dentro del programa Comercio de Barrio?

La Asociación de vecinos y comerciantes de Monte Alto quería, desde el principio, dar visibilidad a los comercios del barrio, incitar a que la gente los visitara, viera lo que hay dentro y, de alguna manera, se identificara con ellos. Lo ideal es que los comercios que participan sean del propio barrio, porque la gente que va a ir a esos mercadillos es de la zona. Se trata de favorecer la idea de comprar en tu barrio y hacerlo crecer, de utilizar el comercio de proximidad. Agradecemos al Concello esta iniciativa, pero nos gustaría tener más participación en la organización de estos mercadillos. 

Nosotros ya habíamos sacado los comercios a la calle y lo habíamos hecho con una función no solo de vender, sino también de hacerlos visibles. Hicimos unos estudios y nos dimos cuenta de que el comercio está en el barrio, pero muchas veces no sabemos que está, ni entramos dentro y ni sabemos qué nos ofrece. Está bien sacarlos a la calle, siempre y cuando se haga consensuado con el barrio y con los participantes. Solicitamos que se consensúe más con nosotros las necesidades del comercio del barrio, como asociación que está dentro de la Federación de Unión de Comercio Coruñesa.

P-¿Cómo se solicitan los puestos en este mercadillo, hace falta ser socio de la AVC de Monte Alto?

La convocatoria es anual y te toca o no te toca. Nosotros lo vamos a hacer ya el segundo año, porque lo solicitamos y hubo alguien que no lo solicitó, por eso nos toca, si no, no nos tocaba. Todos aquellos que han ido el año pasado, se quedan a la espera.  Tienen preferencia los que no hayan ido nunca, el máximo son tres puestos por cada ramo. Es importante que el stand sea competitivo y decente, que sea de calidad y abundante, que se vean los productos que hay en la tienda. Este año tenemos 15 comercios, porque no nos cogen más stands. Incluimos a todo el mundo por orden de solicitud. Hay asociados y no asociados. El Ayuntamiento pone el lugar y nosotros la promoción, el desarrollo y la dinámica. Incluimos a todo el mundo por orden de solicitud, máximo tres de cada sector.  Las necesidades y el comercio del barrio lo conoce mejor cada barrio y, desde la asociación, pedimos más participación en la organización del mercadillo. 

P-¿Qué actividades de apoyo a los negocios y de dinamización del sector vais a llevar a cabo, como asociación, este otoño?

Este año hemos cambiado los planes, porque nos ha llegado la subvención ahora. Queríamos haber hecho una inauguración de la reforma de la calle la Torre, con una jornada de puertas abiertas de los negocios y una pequeña fiesta abajo, con invitación a los vecinos que compran en los negocios del barrio, pero como nos ha llegado la subvención tan tarde y es imposible, lo vamos a hacer en Samaín. Abriremos los negocios, haremos actividades lúdicas dentro del barrio y habrá una actividad central en la Plaza de España, que también tenemos hostelería que está asociada, y estos comerciantes van a invitar a sus clientes a un vino, una tapita o una consumición con sorteo de regalos, etc.  Y luego empezaremos la campaña de navidad, hace dos años sorteamos varios Papá Noel gigantes, una campaña fabulosa, el año pasado también hicimos un sorteo de navidad y haremos algo así, con sorteo de regalos también. 

P-¿Es algo habitual que se retrasen las subvenciones?

No, suele pasar. Lo que pasa que a veces ha llegado en junio y entonces lo que hacíamos en julio era una fiesta infantil, una actividad musical o algo así, más dirigidas a los niñ@s. Que las subvenciones lleguen tan tarde no nos permite apoyar otras actividades a lo largo del año como el carnaval, el final del curso escolar,  el día del padre o de la madre. Las asociaciones pequeñas, que no hemos conseguido entrar en el comercio abierto, funcionamos sólo con las subvenciones del Concello.

P-¿Qué ventajas ofrece el comercio de barrio y de proximidad con respecto a las grandes superficies, que es lo que la gente acaba utilizando por comodidad?

Las ventajas son todas. El trato es más próximo, conoces a la persona que te atiende, que en muchos casos, la mayoría de ellos, es un vecino que está a tu lado, una persona que ves casi todos los días en el café, leyendo el periódico, o comprándole a un compañero el pescado o la carne… Es como recuperar aquellos barrios en donde se conocía todo el mundo y los adultos cuidaban de los niñ@s, fueran de ellos o no. Es recuperar la humanidad y concienciar a la gente de que convivimos todos en un espacio y tenemos que aprovecharlo de la mejor manera posible. La convivencia nos va a dar un respeto, unas garantías y una visión más humana de lo que es nuestro barrio… Entonces no andaremos tan cabreados con el coche, ni tan apurados con el carrito de la compra, ni para llegar a un sitio, etc. Es compartir con la persona con la que estas comprando. Si un comerciante te da la fruta mal se lo puedes decir y funciona como un filtro… Si hablan mal de ti, o de tu negocio, la gente no te va a comprar más y vas a tener que cerrar y viceversa. Y la tercera y gran ventaja es que donde hay comercio hay gente andando y hay limpieza, hay higiene, hay más seguridad, tiene más vida el barrio.

P- ¿Cuántos negocios se han cerrado estos años en Monte Alto y cuántos se han abierto, qué balance hacéis?

Los negocios que se cierran mayoritariamente en Monte Alto son negocios de gente que se jubila y no hay quién retome el negocio. No sé si es porque pasan a poner rentas más altas o es porque la gente busca otros locales. 

También se han cerrado bastantes negocios, porque se ha abandonado el Mercado de Monte Alto. Mientras no revitalicen esa zona, se está quedando muerta. Desde la Avenida de Hércules no se ve que ahí hay un mercado, es importante que se le dé visibilidad. Dicen que lo van a reformar este año que viene y si es así, posiblemente se revitalice. Hay negocios en esa zona que han cerrado también por culpa de esta situación. En la Avenida de Hércules hay que hacer una intervención inmediata porque se está hundiendo, la mayoría de los negocios han cerrado y los que hay es porque están subsistiendo hasta el final. Habría que adecuarla, iluminando más la calle y humanizándola más. Es un sitio muy transitado y ahora da un aspecto sucio, de abandono, como el de la Falperra.  

El Mercado de Adormideras es otro espacio que debería de funcionar mejor. El Concello debería sacar, cuanto antes, las plazas que faltan, aunque sea por seis meses, para que los comerciantes puedan solicitarlas.

Sin embargo ahora, la calle de La Torre está creciendo, desde que se ha hecho la reforma y se han ampliado las aceras, se ha revitalizado y dinamizado mucho. Se han abierto varios negocios y se están solicitando locales para abrir más. Ahora las personas van paseando tranquilamente por la acera y se fijan en los escaparates y miran más los comercios.

P-¿Qué estrategias hay que seguir, como asociación, para fomentar el compromiso y el apoyo de los vecinos a este sector? 

El barrio de Monte Alto está creciendo y se está haciendo un sitio de referencia, la gente se viene a vivir aquí. Para conseguir el apoyo de los vecinos, los comerciantes tenemos que conseguir hacer un comercio transparente, honrado, justo y amable. Un compromiso de los comerciantes que haga que las personas se sientan cómodas, como en su casa y que invite a los vecinos a conocerlo y a que puedan elegir.  

P-¿Qué requisitos se necesitan para pertenecer a la asociación y qué ventajas ofrece, cómo se pueden poner en contacto con vosotros? 

Ninguno, si eres vecino o comerciante del barrio. A los vecinos no les cobramos cuota, opinan sobre el barrio y utilizan la asociación como portavoz para el Concello, hacemos reclamaciones, recibimos propuestas de recogidas de firmas, etc. Y la del comercio, tener un comercio, pagar una cuota de 20 euros al año para los seguros de responsabilidad civil, teléfono, papel y un pequeño fondo para cubrir ese tanto por ciento que no nos da el Concello. A cambio, ofrecemos asesoramiento jurídico, legal y contable; así como apoyo y participación en las actividades que organice la asociación bajo la subvención. Ahora somos 60 socios, pero nuestra intención es llegar a 100. Los que estén interesados pueden llamarnos al 622 612 065  o mandar un mensaje a través de Facebook “AVC Monte Alto”, en la web http://www.barriodemontealto.es/ o en el correo electrónico [email protected]

Comentarios
La calle de La Torre se ha puesto de moda