Sunglasses

Sunglasses: Los misterios del Atlántico en el Aquarium Finisterrae

A Coruña es una ciudad llena de detalles, de lugares, de vida. Es ese el motivo de que siempre podamos redescubrirla. Incluso cuando pensemos que lo conocemos todo, que lo hemos visto todo, podremos dejarnos sorprender por ella.

Sunglasses: Los misterios del Atlántico en el Aquarium Finisterrae
Aquarium
Aquarium

Una de las maravillas más reconocidas por todos, vecinos y turistas, que tiene la urbe herculina es su mar. El océano Atlántico baña las costas de A Coruña y las salpica de belleza. Seguro que todos nos hemos quedado absortos con algún atardecer en el paseo o hemos aguantado la respiración mientras la espuma lamía las rocas De la Torre. El mar es eso, lo hermoso de lo indómito, lo abrumador de lo natural y lo misterioso de lo desconocido.

Los océanos siempre han significado para el ser humano una fuente de curiosidad. Gran parte de la investigación científica de nuestra historia se ha dedicado a desnudar los secretos que ocultaban esas enormes masas de agua. Hoy en día conocemos mucho del medio marino y ciudades como A Coruña se han convertido en templos de ese saber mediante proyectos museológicos como el Aquarium Finisterrae.

La casa de los peces se inauguró en 1999, cuando el alcalde de la ciudad era Francisco Vázquez, por impulso de su primer director: Ramón Núñez Centella. Su función principal es la de ser un centro interactivo de divulgación científica, biología marina, oceanografía y el mar en general.

Además tiene el objetivo de inculcar actitudes positivas hacia el medio ambiente marino, para cuidarlo y mantenerlo.

Cuenta con tres salas: Maremagnun, Humboldt y Nautilus. En la primera contamos con diferentes espacios interactivos y con 5 acuarios de gran volumen donde podemos contemplar más de 600 especies presentes en la costa gallega. En la segunda podemos visitar distintas exposiciones, que suelen renovarse cada dos años y que profundizan en algún aspecto del conocimiento marino más concreto. La última de ellas, la sala Nautilus, nos permite transportarnos al camarote del capitán Nemo para disfrutar de la contemplación panorámica de las especies más grandes del Atlántico.

En el exterior podemos ver las piscinas donde juguetean las focas de la casa de los peces. No siempre están dispuestas a dejarse ver con facilidad, pero son un espectáculo de simpatía.

También cuentan con la conocida como Octopus Garden, una piscina en la que el curioso comportamiento de los pulpos queda al descubierto.

Hemos visitado el Aquarium, para sentirnos como verdaderos turistas en A Coruña y dejarnos sorprender por los secretos marinos que siempre conmueven y apasionan.

Comentarios
Sunglasses: Los misterios del Atlántico en el Aquarium Finisterrae