ARTE Y CULTURA | ENTREVISTA A XULIA WEINBERG

El arañazo de la luz en el arte de las transparencias

La arquitecta, restauradora y pintora rusa Xulia Weinberg, afincada en Coruña desde hace cinco años, y en España más de 11, restaura, rehabilita, pinta e investiga sobre diferentes técnicas y materiales. Ha creado su propio método para tratar y restaurar el cristal.

El arañazo de la luz en el arte de las transparencias
Xulia Weinberg
Xulia Weinberg

Transforma lámparas, copas, platos, bandejas, espejos o cristales planos en verdaderas obras de arte, que pueden convertirse en un regalo personalizado muy especial, para momentos inolvidables.

Xulia se recuerda dibujando y pintando desde muy pequeña. Con 12 años comenzó en la Escuela de Ilustración y cursó, durante mucho tiempo, ballet clásico en San Petersburgo. Después, hizo la carrera de arquitectura técnica, donde aprendió gráfica arquitectónica en acuarela, caligrafía y el manejo de diferentes tintas. Asegura que fue entonces cuando le vino su amor por la acuarela y por las tintas transparentes.” Me apasionan las acuarelas de ciudad limpias, con las calles y los reflejos de sol en las ventanas, en las sombras pasajeras”.

- ¿De dónde le viene la inspiración?

- De la luz, sobre todo. Me inspira la luz de primavera. Aquí, en España, esa luz es más contínua, más homogénea, lo une todo. Todos los objetos del mismo momento del día pertenecen a una sinfonía, las luces y sus reflejos formando colores. Me encantan los cielos del sur, porque para mí Galicia es sur, ya que yo soy del norte, de San Petersburgo. Aquí, en la costa, en el oceáno, el cielo se tiñe de nubes rosas, que se reflejan en el mar y me inspira muchísimo.

Weinberg, además de exponer y tener su obra pictórica a la venta, trabaja por encargo. Su último proyecto “Cajas de luz” es una propuesta artística que mezcla estas disciplinas con el ballet de luces y sombras, el dominio del color en esmaltes de vídrio, la luz, el movimiento y las transparencias.

- ¿Qué influencia tienen el ballet y la arquitectura en su obra?

- Mucha. Es tan importante conocer la perspectiva arquitectónica de una ciudad, como saber cómo es el cuerpo humano y cómo funciona en movimiento. Creo que es lo que más le puede interesar a un dibujante. Dentro del dibujo académico hay unos cánones, que se aprenden, mediante los cuales es bastante fácil dibujar los bosquejos del cuerpo. Sin embargo, a mí me atrae mucho dibujar personas en movimiento, manos de músicos, caras con expresiones o a la gente que camina por la calle.

- ¿En qué lugares ha vivido, de España?

- He vivido en Alicante, Madrid, Coruña, Extremadura, Almería y Santiago. Aunque llevo en Coruña varios años, acabo de volver. Me gusta mucho por su itsmo y por varios aspectos. Es una ciudad que tiene historia medieval, también celta, porque aquí, en Elviña, ese castro está lleno de la historia más antigua. Y, además, es una ciudad moderna y modernista.

Coruña es una ciudad con mucho futuro. Hay un nivel de artistas, algunos muy jóvenes, muy elevado. Me gusta Galicia, también, porque me parece más familiar, es más del norte y yo también soy del norte, de más al norte.

Xulia Weinberg

- ¿Por qué se fue de San Petersburgo?

- Vine a España porque, en San Petersburgo, de 365 días solo hay 40 de sol. Todos los demás está nublado o llueve. Realmente soy inmigrante climática, no puedo vivir en esa oscuridad todo el año. Me vine al sur de Europa para llevar sandalias y ver la luz del sol.

- ¿Allí, económicamente le iba mejor?

- Sí, económicamente, tal vez. Nací allí, tenía un buen entorno e hice una buena carrera, con excelentes profesores. Pero, desgraciadamente, no estoy de acuerdo con el nivel de vida de allí, por muchas cosas, y no hablo de política.

- ¿Como mujer?

- Sí, bueno, como mujer es bastante tradicional todo, pero no es eso lo que me impide vivir allí. Respeto las tradiciones, las religiones y todo. Lo que no me gusta son las nuevas tradiciones, que están consolidando gracias a los mass media y a las influencias sobre las masas, porque yo no encajo.

- ¿Le está costando adaptarse a esto?

- Sí. Aunque no soy una típica mujer rusa, porque yo tengo raíces alemanas. Mi familia no fue nunca muy tradicional. No me costó nada adaptarme al nivel europeo. San Petersburgo es la capital cultural de toda Rusia. Es una ciudad única, que tiene solo 300 años, totalmente europea y con arquitectura neoclásica. No tenemos historia medieval, ni hay ninguna piedra del medievo. Flipé cuando vine a Galicia, con esas piedras medievales con musgo, los dólmenes, las iglesias Románicas y después con el gótico, los vitrales. Me gusta mucho de Coruña, que hay mucha piedra. Yo estudié historia del arte y me interesan muchísmo las iglesias, los puentes, los acueductos y teatros romanos, los yacimientos de médulas…

PINTURA Y ACUARELA

Acuarela de Xulia Weinberg

- ¿Qué es lo que más le interesa de la acuarela?

- El color, intenso, puro. Me gusta mucho el manifiesto del color como parte de la composición. Poner colores opuestos en una especie de acuerdo, en una gama, me divierte mucho. Me centro en captar la sensibilidad, el alma y la esencia del momento. Lo hago utilizando manchas, no construyendo espacios, gracias a sombras y claros. Ese movimiento del color me da la posibilidad de hacer del dibujo un espectro del presente.

- ¿Tú vas de lo abstracto a lo concreto o del revés?

- Yo parto de una pintura concreta con los elementos de protocolo, tanto en botellas, con lacas o con las copas. No me fijo tanto en su forma, como en la posibilidad de reflejar la luz y traspasar el color. Forma parte de la investigación en mis pinturas, plasmar las manchas de color, de luz y de sombras tal como están en la naturaleza. Gracias a una experiencia de más de 30 años de dibujo académico, puedo captar solo con color, contraste, o con el color del fondo la esencia de la forma, que hay en el momento.

CRISTALES DECORADOS

- ¿Cuándo y por qué comenzó a dedicarse a la decoración de vidrio?

- Llegué a pintar cristal y a la técnica de vitrales falsos utilizando esmaltes aptos para vidrio, hace quince años. Aparecieron materiales para decorar cristales de varias marcas, primero las americanas, que probamos en Rusia con falsos vitrales, en cristales planos.

Después me vino la idea de hacer copas. Quería ver el color transparente, como un filtro que deja traspasar la luz y hace un juego de diferentes tonos del mismo color. Este filtro forma rayas de luces. Me centro en las gotas de tinta cayendo en el cristal, veo cómo, mientras se van secando, se mezclan entre sí. Me da la posibilidad de observar la fusión de los colores de distinta manera que en la acuarela. No se mezclan en el mismo plano y color, sino que se complementan. A veces, las gotas de color burdeos, dentro del color azul oscuro, se quedan así, difuminadas o derretidas, y eso me produce un placer estético.

Cristal decorado de Xulia Weinberg

- ¿A qué objetos puede aplicar la decoración de vidrio?

- Empecé decorando botellas, porque era lo que tenía más a mano. Al principio pintaba círculos, esferas y ornamentos. Mis primeras colecciones están llenas de burbujas de color, con contorno. Más tarde, como a mí me atrae mucho la Edad Media, continué con una colección de copas medievales. En España hay una gran historia del medievo, hice copias de libros sagrados, códices, que hay muchos en Galicia, y utilicé parte de esos símbolos.

- También ha hecho Restauración…

- Sí. Trabajé en San Petersburgo, mi ciudad natal, en un taller de restauración de muebles, en el Museo Hermitage. Allí, observé a profesionales utilizando diferentes técnicas de marquetería y restauración de pinturas en distintos soportes, como la madera. Aprendí muchísimo sobre las lacas, la fijación de la tinta, craquelar, hacer grietas, envejecer y cosas así.

- ¿Y todas esas técnicas, que vienen de la restauración, las aplica al vidrio?

- No todas son aplicables. Yo, básicamente, soy una creadora de mi propia técnica de esmaltar y pintar cristal. Lo hago arañando, quemando, mezclando tintas o esmaltes, y pintando con contorno, o hago incrustados con arroz, tengo unas copas así que son bellísimas…

- ¿Y tiene pensado enseñar sus técnicas?

- Ya he impartido algún máster, aunque aquí, en Coruña, aún no he desarrollado ninguno. Di uno en Galicia, en Noia, y otro en Extremadura. También estoy en contacto con el Museo de Arte Contemporáneo de Cristal, de Madrid, para un proyecto en el que estamos trabajando, con una pequeña exposición. Estoy estudiando nuevas formas, más contemporáneas, porque me abrieron la posibilidad de impartir allí clases, para la Escuela de verano.

- ¿Puede envejecer o distorsionar el cristal?

- Puedo hacer que un objeto de cristal sea agrietado, arañado o dañado. Incluso un plafón de diseño cutre, que parece que no vale nada, lo puedo convertir en algo completamente distinto a otra cosa. Luego, cuando lo enciendes, las sombras de color de los tintes vitrales, que permiten transparencia, hacen unos increíbles reflejos en las paredes. Embellecen la casa y atraen la atención. Así que hago arreglos de lámparas con mucho gusto. Voy a empezar también a hacer lámparas nuevas, mi próximo proyecto se llama “Cajas de luz”.

PRÓXIMOS PROYECTOS

Lámpara de cristal decorado, de Xulia Weinberg

- ¿En qué consiste “Cajas de luz”?

- Como me mueve muchísimo el color y la luz, estoy haciendo lámparas de cristal decorado. Son lámparas de árboles, sobre todo. A las personas les gusta mucho conservar objetos, como lámparas de época vintage, de los años 50, 70, 80... Yo las restauro y las rehabilito, convirtiéndolas en cajas de luz. Objetos artísticos muy decorativos, únicos y especiales.

- ¿Qué otros objetos se pueden personalizar?

- Me gustaría enseñar lo que puedo hacer, para que las personas cuenten conmigo y me hagan encargos interesantes. Pidiéndome: Xulia hazme una copa dedicada a los 30 años de nuestra boda, o a otro tipo de aniversario.

También me interesa mucho dibujar escudos familiares, como ya he hecho en varias ocasiones. Son para personas que me los encargan en cristal, para que quede como un decor de casa y como un recuerdo. Por ejemplo, copas con escudos familiares, que realzan la importancia de la raíz de la familia y se usan en ocasiones especiales. Pueden ser un regalo muy bonito y original.

- ¿Y cuadros?

- Por encargo es un poco más difícil, porque me gusta pintar, siempre, más libremente. Si conoces mi obra y te gusta como pinto paisajes, y me pides un retrato, tienes contar con mi técnica, dejarme interpretar esa imagen. No va a ser idéntico, tienen que dejarme interpretarlo a mi manera, no sería hiperrealista. Yo podría hacerlo así, pero no me interesa.

EXPOSICIONES

“Mi primera exposición, fue en acuarela, hace diez años, en la calle Cormelán de Coruña. Expuse en una librería y Centro de Arte, que ya, desgraciadamente, está cerrada, O Fogar de Lecer. La muestra se llamó “O Lírico Medievo”. Era una interpretación de sellos e imágenes de libros sagrados, sobre el Camino de Santiago. Gracias a esto hice, además, una colección de copas con leones y sellos de Alfonso X. También expuse en Santiago”.

Feria Medieval de Noia

“Estuve en la Feria medieval de Noia, hace años, haciendo acuarelas en la calle, disfrazada de artesana medieval, y pintando copitas, y platitos pequeños. La gente venía a buscarlos porque los dedicaba, con fecha y nombre. Disfrutaban mucho”.

Café Macondo

“Hice, además, exposiciones en el Café Macondo de Coruña, que en la parte de arriba funciona como Galería de Arte. Allí da gusto exponer acuarelas, porque se puede dirigir la luz exactamente. Y como es cafetería, también se pueden exponer copas”.

Copas y botella decoradas, de Xulia Weinberg

Feria del Arte de Coruña

Participo en la Feria del Arte, que organiza, todos los años, Manuel Villarino, desde el 2016. Es una especie de exposición anual colectiva, de varios artistas gallegos. Una exposición que deberíamos verla todos, según los gustos, porque nos permite ver el nivel de arte contemporáneo que hay aquí, en Galicia. Y, ahora mismo, hay muchos jóvenes artistas que participan en esta feria, que es muy viva, muy dinámica y, también, muy comercial.

¿La primera exposición de copas del Macondo la hiciste de la mano del pintor colombiano Carlos Santos?

Si, Carlos Santos es un gran amigo, un pintor, un intelectual, un investigador del arte. Me gusta mucho trabajar con él. Ahora ya está viviendo fuera de la Coruña y es más difícil.

INFLUENCIAS

En acuarela, por ejemplo, mi más estimado y adorado autor, es un pintor australiano que se llama John Lovett. Sus acuarelas son increíbles. Va con su furgoneta pintando paisajes a lo vivo, y lo hace con mucha soltura, interpretando colores y diametría. Me sorprende siempre, es un artista que me gusta mucho y me gustaría aprender de él.

Pintura de Xulia Weinberg

Claro, que aquí, en Galicia, también tenéis unos artistas muy buenos como, por ejemplo, Laureano Vidal. Es insuperable como acuarelista de la Marina y de los paisajes gallegos. Es un maestro. Tuve ocasión de trabajar con él al aire libre, en algún momento. Para aprender de un buen maestro solo hay que ver sus trabajos. Solo mirando sus cuadros, como los de Velázquez o Goya, aprendemos de sus trazos, sus descubrimientos...

- ¿Y de autores rusos?

-Yo tuve muy buenos profesores, en su momento. Arquitectos que me enseñaron acuarela limpia, a la prima, o no, pero sin pasarse con la mezcla de colores, aprendí mucho. Los que más me gustan son, por ejemplo, Nikolai Roerich o Basile Bright, o todas las acuarelas de los siglos XIX y XX. Desgraciadamente, en Rusia, durante el siglo XX hubo un período de dictadura, de manera que el concepto dominó sobre la técnica de pintura. Sin embargo, hay unos artistas rusos que superaron ese tiempo y descubrieron la pintura abstracta, como por ejemplo Kandinsky o Malevich.

Otro de mis predilectos es discípulo de Malevich, es muy poco conocido en la misma Rusia y en el mundo, que es Sterligov. Uno de mis proyectos es dar a conocer este artista al público español. Estoy traduciendo un catálogo que contiene su biografía y sus cartas. Él investiga y teoriza sobre la pintura abstracta, hablando de composición y de la Teoría de copa. No es una composición lineal, sino hiperbólica , esto abre la posibilidad a la pintura abstracta, para verla con más interés y profundidad. Este tipo de pintura y el expresionismo abstracto no están todavía muy bien entendidos y, por lo tanto, no se puede disfrutar de ella, a pesar de que hay muchas obras de arte abstracto que merecen la pena ser disfrutadas, y, muchas de ellas, están en colecciones de museos españoles como el Prado.

CONTACTO

- ¿La gente que quiera ver lo que haces y ponerse en contacto, cómo podrían hacerte esos encargos?

- Ahora mismo estoy viviendo en Coruña, pero no me impide trabajar por encargo para otros lugares. Pueden ver mi obra y contactar conmigo en las siguientes direcciones electrónicas:

Comentarios
El arañazo de la luz en el arte de las transparencias