POESÍA HISPANOAMERICANA

Leo Zelada: por la senda del dragón

Braulio Rubén Tupaj Amaru Grajeda Fuentes nació en un barrio humilde de Perú, en los años 70, allí descubrió que la imaginación y la poesía eran la mejor forma de reconstruir el mundo. Su padre, mientras él crecía, se dedicó a recopilar los últimos poemas quechuas de la cultura oral.

Leo Zelada: por la senda del dragón
Leo Zelada
Leo Zelada

El afán por defender la palabra, como arma fundamental de la historia y la trasformación social, le lleva a matricularse en Filosofía en la Universidad de San Marcos. Allí funda el Grupo Neón, defensor de la poesía contra la dictadura del caos y la violencia. Después se convierte en director y docente del taller de poesía y narrativa Carpe Diem, del Instituto nacional de cultura peruano y empieza a colaborar con el diario El Peruano. De esa época son sus primeros libros Delirium Tremens y Diario de un Ciber Punk. Así como el ensayo Nueva cultura política, ya en 1999.

De 1993 a 1998 Leo viaja por toda América Latina, él solo, con una mochila al hombro. Camina por los Andes, el Amazonas, los países bañados por el Caribe y Chiapas, llegando, finalmente, a Los Ángeles. De ese viaje nace su primera novela American death of life, que publica en 2006.

Después, decide venirse a Europa a continuar su guerra poética, su diario de dragón, desde el que organiza verdaderos ejércitos. Así, inicia su batalla fundando, junto a otros escritores, las primeras Jam session de poesía en el bar Bukowski Club, de Malasaña, en Madrid; luego, continúa en otros locales como Diablos azules. Crea, además, la tertulia literaria Exiles, en varios cafés de Madrid y mantiene su militancia poética permanente en la vida y en las redes sociales. A través de su editorial Lord Byron ediciones, empieza a recopilar, y a publicar, a diferentes escritores vivos contemporáneos en su colección de libros Nueva poesía y narrativa hispanoamericana; mientras, continúa investigando nuevas formas de creación poética y narratìva en El folleto de Nosferatu apunto del amanacer (2005), La senda del dragón (2008), Minimal poética (2010) y Transpoética (2016), considerada una de sus obras cumbre. En 2007 saca a la luz la traducción de los poemas de su padre en Antología poética del Imperio Inca. Desde entonces, ha ganado diferentes premios, galardones y reconocimientos, entre los que destaca el Premio Poetas de otros mundos, otorgado por el Fondo poético Internacional, en el año 2015.

Entrevista a Leo Zelada

¿Cuándo y por qué decidiste montar, en la Universidad de Perú, el grupo Neón?

R: Fue en 1990, para crear una agrupación contracultural que renovará el ambiente literario contemporáneo. En su momento tuvo mucho impacto social pero pasado el tiempo me di cuenta el camino del poeta es un sendero solitario.

¿Qué representa para ti la poesía?

R: La poesía forma parte de mi vida cotidiana, vivo la poesía a cada instante. La poesía lo es todo para mí.

¿Quién es Braulio Rubén Tupaj Amaru Grajeda Fuentes ?

R: Braulio Rubén Tupaj Amaru son mis nombres reales, mi padre fue uno de los principales difusores del idioma quechua-lengua de los incas- , él me puso ese nombre, que significa tanto para nuestro pueblo, Tupaj Amaru I fue el último inca que resistió al genocidio del imperio español en 1572, y Tupaj Amaru II fue el líder indígena que luchó por la independencia latinoamericana en 1780. Mi familia por parte de padre desciende de la la cultura inca y aunque no crea en nacionalismos, me siento orgulloso de mis raíces. Mi padre me dijo que mi nombre Tupaj significa resplandeciente y Amaru, sabiduría, por tanto mi nombre significa Sabiduría Resplandeciente.

¿Por qué decidiste ponerte de sobrenombre Leo Zelada?

R: Porque respeto la cultura de mis ancestros, tanto, que casi no hablo de ello, por eso me puse ese nombre, porque quería como poeta y escritor ser conocido por mi propio esfuerzo, sin tener que referirme a un pasado con tanto peso. Un seudónimo literario es como elegir tu propio nombre, tu nacimiento como artista.

Leo Zelada Breve explicación de una poética a un hombre cualquiera


Cuando enfrentas una nueva obra, ¿cuáles son tus prioridades?

R: En primer lugar, intento dejarlo todo en el primer boceto y luego, si veo que no me ha salido redondo el poema, lo empiezo a corregir hasta que me canso, esto puede demorar días o meses… A veces tengo suerte y en el primer intento me sale el poema como quiero. En novela es distinto, allí primero tengo que tener la historia, luego busco la estructura, perfilo los personajes y después, cuando me viene la inspiración, escribo. Tengo una novela que llevo 30 años corrigiéndola y una segunda que la escribí en menos de un mes. La creación es algo imprevisible que, a veces, en vano, intentamos domar.

¿Qué ha cambiado en Leo Zelada desde el primer poemario Delirium Tremens, pasando por American death of life a Transpoética? ¿En qué aspectos consideras que ha evolucionado tu obra?

R: No me gusta la palabra “evolución”, pero sí veo cambios, antes era más vanguardista y técnico, ahora busco la sencillez, donde creo está la gran literatura.

¿Qué autores y personas han sido claves para tomar la decisión de dedicarte a escribir?

R: Empecé escribiendo desde niño, luego, de adolescente, a los 14, al leer a Neruda y Vallejo como a los del boom latinoamericano tomé la decisión de convertirme en poeta y escritor. Pero los 18, fueron claves mis estudios de literatura y filosofía en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos para consolidar este sueño de mi infancia.

En prosa has publicado solo un libro American death of life, un recorrido desde Perú hasta Norteamérica, autobiográfico… ¿qué pretendías contar en ese libro?

R. Esa novela buscaba ser una road movie, una novela de viaje, la cual es ficción, pero está basada en el viaje que realice a la aventura, cruzando la selva amazónica, los andes, pueblos, playas y caseríos de nuestra América profunda, ese viaje fue una peripecia total.

Después decides viajar a Europa… ¿Hasta qué punto influyó esa historia en tu decisión de quedarte en España y trabajar desde aquí?

R: Desde joven, sabía que iba a venir a vivir a Europa. Porque quería estar en la tierra de los antiguos clásicos. Símplemente, antes quería conocer América.

Leo Zelada, underground poet

Leo Zelada. Underground Poet from amagifilms on Vimeo.

Qué camino crees que está tomando el verso en el siglo XXI ¿consideras que es lo mismo escribir en verso que hacer poesía?

R. Poesía puede ser todo, pero escribir un poema no es solo escribir versos. Ahora está de moda la poesía y muchos modelos, cantantes, influencers, presentadores de tv, hasta políticos publican sin tener mucha noción de los elementos básicos de la literatura. Pero bueno, al final todo esta burbuja efímera pasará y solo quedarán los que han hecho una obra trascendente.

De todos los premios que has recibido, ¿de cuál te sientes más orgulloso y por qué?

R: El premio que más me gusta es el de Poetas de Otros Mundos, porque es un premio a la obra y porque al resto de los poetas que lo han ganado les tengo respeto como creadores y porque, además, me lo otorgó un gran poeta y persona: Ángel Guinda.

¿Qué han supuesto para Leo Zelada las sesiones de Slam poetry y micro-abierto en diferentes locales de Madrid… Desde cuándo participas en ellas y cómo te han ayudado a difundir tu obra y a conocer a otros autores?

R: Fui la primera persona que organizó un recital en el Bukowski Club, así como el que también hizo el primer acto literario en Los Diablos Azules, lugares donde se crearon los micros abiertos en Madrid. Luego he organizado, en estos 13 años, varios recitales en esta ciudad.

La idea era crear un espacio para democratizar el circuito poético, que antes era más rancio. Han estado muy bien las escenas de las jam sesions y los recitales abiertos. El desenfado, la frescura, el lenguaje popular urbano y una mayor preocupación en la puesta en escena son las virtudes de este formato. Ahora resta hacer grandes libros para que este movimiento no acabe en una anécdota.

A mí me ha servido para conocer a gente interesante y, a su vez, para difundir mi poesía, más allá del ambiente académico. La literatura tiene que estar con la gente.

Cuáles son tus próximos proyectos

R: Terminar de corregir dos novelas, mi nuevo poemario, seguir escribiendo todos los días. Viajar en el tren transiberiano, hasta Mongolia. Para mí, cada día es una nueva aventura, en esta autopista imprevisible, que es la vida.

Leo Zelada, premio poetas de otros mundos

Comentarios
Leo Zelada: por la senda del dragón