Libros

Leviatán: el azar existencialista

Conocí a Paul Auster por su trabajo poético. Rara vez me pasa eso, normalmente conozco a un novelista que resulta ser poeta... Auster fue una rareza para mí por ese motivo. Su poema: Autobiografía del ojo es uno de mis favoritos.

Leviatán: el azar existencialista
Leviatán
Leviatán, de Paul Auster

Me encontraba en plena investigación de este autor y su vida, vida dedicada a la escritura y la literatura por cierto, cuando me topé con este título.

El Leviatán es uno de los animales mitológicos más interesantes para mí, porque es un ser creado por Dios, pero que termina siendo una herramienta del Demonio. Leí su sinopsis y parecía una novela con toques policiales y decidí sumergirme en ella para acabar descubriendo todo el sentido que tiene su nombre. . Menudo acierto el mío: Hoy en día, después de haber leído más novelas de Auster, esta me sigue pareciendo la mejor.

Auster es el autor del azar existencialista, en sus libros las cosas pasan inesperadamente y por casualidad. Y son esos mismos acontecimientos fortuitos los que generan sus grandes tramas: la chicha de la vida. Lo más interesante, para mi gusto, de la obra de Auster en general es su manera de entrelazar las existencias de sus personajes... Ese concepto de “vidas cruzadas”.

Pese a esto, en Leviatán lo que me enamoró por completo es eso de escribir un libro sobre el arte y las complejidades de escribir un libro. Esta es la trama subyacente a la novela, por debajo de la investigación principal, el protagonista nos habla del proceso creativo, de la soledad del escritor y de lo maravillosamente doloroso que es un parto literario.

Autobiografía del ojo

Lo invisible, arraigado en el frío, y madurando hacia esa luz
que se disipa
en todo cuanto
alumbra. Nada tiene fin. La hora
vuelve al comienzo
de la hora en que respiramos: como si
nada hubiera. Como si no pudiera ver
nada
que no es lo que es.

En el límite del verano
y su calor: cielo azul, colina púrpura.
La distancia que sobrevive.
Una casa hecha de aire, y el flujo
del aire en el aire.

Como estas piedras
que se deshacen contra la tierra.
Como el sonido de mi voz
en tu boca.

Comentarios
Leviatán: el azar existencialista