Salud

La dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una enfermedad inflamatoria crónica y recurrente de la piel, con origen multifactorial.

Se caracteriza por la presencia de picor intenso, eritema y descamación. En ocasiones también puede cursar con exudación, vesículas y formación de costras.

La dermatitis atópica
Picores
Picores

Esta patología afecta a ambos sexos por igual.

Suele aparecer en la infancia y se caracteriza por un déficit en la producción de ceramidas. La alteración de los lípidos en la capa córnea tiene como efecto una disminución de la función barrera de la piel que puede provocar inflamación cutánea asociada a picos, enrojecimiento y sequedad. Debido al rascado que genera se producen heridas que facilitan la sobreinfección provocando un empeoramiento de la inflamación, generándose un circulo vicioso que perpetúa el rascado crónico y la inflamación.

Su tratamiento ha de ser combinado con productos que alivien la inflamación y el picor y coadyuvantes dermatológicos que restauren la función barrera. También nos vendrán muy bien emolientes que contengan ceramidas y restauren las características fisiológicas mejorando la función barrera de la piel (protectora y defensiva).

Comentarios
La dermatitis atópica