LIBERTAD DE EXPRESIÓN

La Universidad de Coruña cancela las “Jornadas sobre trabajo sexual” alegando el Pacto de Estado sobre Violencia de Género

La Universidade da Coruña asegura que la falta de respeto y serenidad con el anuncio de estas “Jornadas sobre trabajo sexual” han sido factores determinantes para decidir su cancelación.

La Universidad de Coruña cancela las “Jornadas sobre trabajo sexual” alegando el Pacto de Estado sobre Violencia de Género
jornadas
jornadas

“El fuerte rechazo, hostigamiento y crueldad que sobre este tema, que hemos sufrido en las redes sociales, las falsas informaciones que distorsionan la realidad y los comentarios recibidos nos hacen prever la imposibilidad de garantizar la seguridad del debate, ni su calidad académica”.

Por su parte más de 100 catedráticos e investigadores del ámbito universitario nacional e internacional consideran esta decisión inadmisible, anticonstitucional, y un precedente muy peligroso contra la libertad de cátedra y de expresión, que se debe a “una ola reaccionaria impulsada por la emergencia de la extrema derecha”.

Así, han presentado y firmado un manifiesto por una universidad sin censuras, que “debe ser un espacio abierto a recoger debates que se están produciendo en la sociedad y en el movimiento feminista. La Universidad ha sido históricamente un sitio donde se han dado luchas centrales por la libertad de expresión y todavía hoy debe ser un bastión que permita discutir cuestiones polémicas, que aún no tienen un consenso social asentado y sobre las que, por tanto, es imprescindible la producción de conocimiento”.

Polémica entre prostitución y trabajo sexual

Diversos medios de comunicación conservadores y opinadores particulares de redes sociales llevan varias semanas vertiendo artículos y opiniones sobre estas jornadas, que pretendían exponer y debatir sobre el limbo legal en el que se encuentran estos trabajadores del sexo, que se ven abocados a trabajar por cuenta ajena y, por tanto, a prostituirse, ya que, como individuos, carecen de derechos y garantías tanto sociales, como laborales.

La UDC, por su parte, alega que “el rector, el equipo de gobierno y la Facultad de Sociología se alinean plenamente con los objetivos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género. Rechaza cualquier tipo de discriminación y explotación de la mujer, en especial la prostitución como clara expresión de explotación sexual”. A lo que añade que el compromiso de la UDC con el feminismo es incuestionable, y defendido por la Oficina para la Igualdad de Género y el Centro de Estudios de Género y Feministas. “Así lo corroboran las numerosas charlas, jornadas, cursos, etc. realizados, considerando siempre la prostitución como una forma de violencia de género”.

Sin embargo, el manifiesto, recoge que “La prostitución es un tema de investigación en ciencias sociales con una larga tradición. La propia Facultad de Sociología de la UDC lleva más de 20 años produciendo conocimiento sobre la cuestión y varias docentes han publicado artículos y participado en investigaciones científicas de reconocido prestigio sobre esta temática, sobre la que no hay acuerdo ni en el ámbito universitario, ni en el movimiento feminista, donde hay diversidad de opiniones. Así se ha puesto de manifiesto públicamente con motivo de las ordenanzas municipales, con la prohibición de la sindicación de trabajadoras sexuales, con motivo de una manifestación en la ciudad de Barcelona”.

Por otra parte la UDC reconoce que “El debate de la reglamentación o aceptación de la prostitución como trabajo sexual (la ONU y Amnistía Internacional lo reconocen como tal) y de cómo se protegen los derechos de las personas que, lamentablemente, sufren esta explotación sexual está en el propio movimiento feminista. Este debate no es exclusivo de la universidad sino de la sociedad y debe tener un foro abierto en el que poder tratarlo con el sosiego que ahora falta”.

Pluralidad en el feminismo

El manifiesto contra la censura en la universidad y por la libertad de expresión denuncia esta prohibición ya que “acaban por imponer una falsa polarización donde parece que solo son posibles dos posturas (abolicionista o proderechos), cuando el propio sentido de lo que significa una y otra posición no están cerrados, sino que bajo estas etiquetas se esconde una pluralidad de posiciones y propuestas; que solo es posible desplegar en debates sosegados donde se pueda abordar la cuestión con toda la complejidad que requiere”. Explican que “hay que reivindicar la pluralidad en el feminismo y denunciar el intento de prohibir a las prostitutas hablar de sus condiciones de vida y de sus propuestas a través de sus experiencias personales. Es intolerable que la autoridad se ponga del lado de las que hablan en nombre de otras y se acallen voces plurales para imponer un único punto de vista”. Consideran que “La Universidad es un espacio de libre circulación de ideas, foro natural para el debate, libre de censuras y prohibiciones”. Para estos catedráticos e investigadores “cancelar estas jornadas supone una grave vulneración del derecho a la libertad de expresión en el ámbito universitario, que hace peligrar la libertad de cátedra y de investigación consagradas en la Constitución y es un grave perjuicio a los derechos conquistados en un lugar de producción de conocimiento, como es la Universidad. Así como sentaría un grave precedente para otros ataques que puedan venir en el futuro”.

Manifiesto Universidad sin censuras: https://libertadenlauniversidad.wordpress.com/

Comunicado UDC: https://www.udc.es/novas/Comunicado-da-Universidade-da-Coruna-sobre-as-xornadas-de-traballo-sexual/

Por una UDC con luz propia: https://www.peticion.es/por_unha_udc_con_luz_propia

Comentarios
La Universidad de Coruña cancela las “Jornadas sobre trabajo sexual” alegando el Pacto de Estado sobre Violencia de Género