Cuidados en Los Mallos

Amigonianos y Fundación Luis Amigó: ayudando a la gente en Los Mallos

Amigonianos y Fundación Luis Amigó trabajan en Los Mallos en la promoción de la inclusión social de la infancia y la juventud.

Hemos hablado con Claudia Rodríguez y Salvador Peña sobre su trabajo durante la pandemia.

Amigonianos y Fundación Luis Amigó: ayudando a la gente en Los Mallos
Claudia Rodríguez y Salvador Peña
Claudia Rodríguez y Salvador Peña

Claudia Rodríguez, psicóloga, trabaja en la Fundación Amigó con los proyectos Conviviendo y Familia Educa, dedicados a familias en riesgo de exclusión social, a la infancia y la adolescencia.

Salvador Peña, educador en Amigonianos, perteneciente a la congregación de Terciarios Capuchinos, participa en tres proyectos. Andaina, Abrente y Acouguiño.

¿Cómo está influyendo la pandemia en las actividades que estáis desarrollando?

Hemos incorporado las medidas de seguridad en las actividades grupales. Pero sobre todo ha afectado a los acompañamientos a organismos y administraciones públicas que ya están saturados y ahora hay mayor demanda debido al Ingreso Mínimo Vital, a que hay que hacer trámites complicados por Internet y muchos participantes no saben. El teléfono no para de sonar y los acompañamientos son de uno en uno... Las citas son muy lentas...

En los primeros meses las familias estaban desbordadas, no sabían adónde acudir. Se nota mucho la brecha digital y eso nos desbordó. Las actividades con los pequeños nos obligan a tener mucho cuidado con las medidas de seguridad.

¿Qué proyectos estáis desarrollando ahora?

Desde Amigonianos estamos desarrollando tres proyectos: Andaina,para familias en severa exclusión social Abrente para hombres entre 16 y 30 años y Acouguiño, para mujeres entre 16 y 30 años.

En Andaina hacemos acompañamientos, apoyo socioeducativo, apoyo psicoemocional, actividad de asistencia, actividades grupales. Actualmente hay muchas familias pidiendo apoyo para el Ingreso Mínimo Vital, para pedir citas, para que les acompañemos a la Seguridad Social. Además les piden mucha documentación que también hay que solicitar, tramitar... La lista de espera es muy grande. La inserción sociolaboral la hacemos también en Acouguiño y en Abrente.

En Fundación Amigó tenemos en marcha dos proyectos. En Octubre pondremos en marcha otros dos.Actualmente estamos con el proyecto Conviviendo, en A Coruña y en Vigo,que se centra en la prevención de la violencia filoparental, la que ejercen los hijos hacia sus padres, un fenómeno por desgracia en auge desde el año 2004, por lo que aún se está estudiando y somos la única entidad que aborda integralmente este problema. Trabajamos a nivel grupal con toda la familia y damos una atención especializada a nivel psicológico y educativo, sobre todo en las primeras etapas, antes de que se deteriore más la situación.

Con el proyecto Familia Educa nos dedicamos sobre todo a la familia y los menores que en su proceso de adaptación a una sociedad de acogida como es la gallega, encuentran dificultades. Esto lo queremos reforzar con los dos nuevos proyectos, el de Participación Social, para familias inmigrantes y el de Formación Adaptada en el ámbito digital.

Y, en común con Amigonianos, tenemos un servicio de conciliación, para que las familias puedan dejar a sus niños mientras hacen alguna actividad.

¿Cómo les ha afectado la pandemia a las personas que participan en los proyectos?

Los tiempos de espera ante la Administración para todo tipo de ayudas se han alargado, ahora hay que pedir cita previa para servicios que antes no. Y comer, hay que comer todos los días... Los problemas, de ansiedad, estrés, violencia en las familias han crecido con el confinamiento. A las personas que están en severa exclusión les ha golpeado duramente.

La violencia intrafamiliar ha aumentado con el consiguiente estrés altísimo, deterioro muy acelerado de las relaciones. Se han vivido situaciones muy duras. El deterioro de la economía ha llevado a muchas familias al límite, a no tener para la comida, para el alquiler...

¿Qué debemos aprender de lo vivido con la pandemia?

Es necesario, en el mundo de lo social un trabajo en red entre ONGs, Xunta, Concellos, para que la intervención sea eficaz; hay que invertir en lo social y con eficacia y para eso hay contar con todas las instancias.

Deberíamos salir reforzados como sociedad, fijarnos más en el bien común. Deberíamos aprender a mirarnos menos el ombligo y más a las personas que tenemos alrededor. Por otro lado hay que incorporar las nuevas tecnologías, pero las personas en riesgo de exclusión o en exclusión no disponen de ellas, lo que aumenta su exclusión.

¿Cómo se pueden poner en contacto las personas que quieran participar en vuestros proyectos?

Amigonianos (proyectos Andaina, Abrente y Acouguiño): 

Fundación Luis Amigó (proyectos Conviviendo y Familia Educa):

 

Comentarios
Amigonianos y Fundación Luis Amigó: ayudando a la gente en Los Mallos