No hay que comer menos solamente debes comer mejor

Hay una frase muy importante para aplicar en el día a día y es que “No hay que comer menos solamente debes comer mejor”. 

No hay que comer menos solamente debes comer mejor
Frutería. Alimentación saludable
Frutería. Alimentación saludable

Existe la creencia de que para adelgazar y estar sano, lo primero que hay que hacer es dejar de comer y eso no es cierto, lo que sí debemos hacer es revisar de que manera estamos comiendo e ir introduciendo pequeños cambios que, casi sin darnos cuenta, van a hacer que nos sintamos mucho mejor, más ligeros y sobre todo más saludables

No es lo mismo empezar el día de prisa y corriendo sin desayunar, a media mañana coger una pieza de bollería industrial y un refresco, comer un bocata de bacon con queso con una bebida gaseosa y azucarada, y sentarnos a cenar un guiso, ya que, como no nos hemos podido dedicar ni un minuto en todo el día, la cena es la hora en la que vamos a tener un poco de tiempo y nos vamos a dar el gran homenaje y no nos damos cuenta del gran error que estamos cometiendo, ya que a lo largo del día el metabolismo se va haciendo cada vez más lento y lo que más nos va a costar quemar es precisamente la cena, porque ya no vamos a realizar más actividad y nos vamos a acostar. Por eso es muy cierta la frase que dice:  “ Desayuna como un Rey, come como un Príncipe y cena como un Mendigo” y si a esto añadimos un tentempié a media mañana y otro a media tarde  el plan será muchísimo mejor que el que acabamos de  plantear.

Lo ideal, levantarse 5minutos antes para dedicarle un poco de tiempo al desayuno, comida MUY importante, ya que nuestro cuerpo lleva 8horas o más en ayuno y empezar el día con una pieza de fruta rica en vitamina C, por ejemplo un Kiwi, una naranja, unas mandarinas o unas fresas (es mucho más recomendable la pieza de fruta entera que un zumo, ya que la pieza de fruta conserva intacta toda la fibra y al zumo se la quitamos) un vasito de leche con o sin café y unas tostaditas de un pan bueno integral con un poquito de aceite de oliva virgen o un poco de queso fresco o jamón cocido o pavo. A media mañana 1 o 2 piezas de fruta, a la hora de comer por ejemplo una buena ensalada o puré de verduras, acompañado de un pescadito o una carne blanca a la plancha, de postre un yogur que nos va a  resultar más digestivo que una fruta, para merendar otra pieza de fruta y la cena precisamente debería ser muy ligera y hacerla por lo menos dos horas antes de acostarnos ¿qué os parece por ejemplo una tortilla francesa con un tomate y unos espárragos y de postre un yogur? Ejemplos como este menú diario podríamos poner muchos, en los que no hace falta comer menos sino comer mejor y ya que va de frases, terminamos con otra no menos cierta que nos dice “ si no tienes tiempo para cuidar hoy de tu salud mañana tendrás que tener tiempo para cuidar de tu enfermedad” para que nos demos cuenta de hasta qué punto es vital que cuidemos nuestra alimentación cada día.

Mar Calvo Rubido | Licenciada en Biología, Postgrado en Nutrición, Dietética y Dietoterapia Naturhouse
 

Comentarios
No hay que comer menos solamente debes comer mejor