COMERCIO DE BARRIO: SOMOS MOITOS E OFRECÉMOSCHE TODO

Rosa María Otero, de El Encanto de Rouss: “No gastas en el barrio, sino que inviertes en tu barrio”

Rosa María Otero, es la propietaria de El Encanto de Rouss, negocio del sector de la corsetería, lencería, etc. y lleva 3 años al frente de su negocio

Rosa María Otero, de El Encanto de Rouss: “No gastas en el barrio, sino que inviertes en tu barrio”
Rosa María Otero, de El encanto de Rouss
Rosa María Otero, de El encanto de Rouss

- En una época en que el pequeño comercio lucha por su supervivencia ¿qué medidas crees debería tomar para sobrevivir?

- El pequeño comercio es uno de los colectivos que más se esfuerza cada día para poder levantar la persiana...y todo ese esfuerzo no siempre se ve recompensado. Creo que habría que hacer una gran campaña de concienciación, como las de tráfico, que nos remueven por dentro, nos hacen pensar y como consecuencia actuar... una que vaya dirigida: al ama de casa, al marido, abuelos, a los jóvenes, en especial a ellos mostrando la grandísima importancia que tiene comprar en las tiendas de su barrio.

- ¿Qué mejoras crees que los gobiernos deberían adoptar para proteger la pequeña y mediana empresa?

- Ha salido esta nueva ley que dice que nos protege más... no sé... habrá que ver sobre la marcha cuanto de esa ley se cumple en beneficio de  los autónomos. Porque, hasta la anterior estaba llena de escollos  a la hora de solicitar derechos.

El gobierno debería apostar, valorar y proteger  más a la pequeña empresa, a los pequeños autónomos, porque son ellos los que mueven, desde la base, la economía de un país, los que generan  trabajo... y sin embargo son los más castigados  con un sinfín  de cargas de todo tipo  a nivel impuestos, empezando por el recibo de autónomos, que es uno de los más altos de Europa.

Tendría que haber un mayor control sobre las importaciones. Mira, no puede ser que a unos se les abrase a impuestos y a otros, por la firma de no sé qué tratad,o estén exentos de esa responsabilidad.

- ¿Cómo te imaginas un barrio sin comercio?

- Si el gobierno y las administraciones  no cuidan a los pequeños Autónomos, los barrios tal y como los conocemos hoy, MORIRÁN. 

Todos sabemos de barrios que en otro tiempo  eran referentes comerciales en la ciudad y ahora  por la crisis, por el olvido de la administración,  por la llegada de las grandes superficies, no iríamos ni a pasear por ellos porque NO HAY NADA. Un barrio con actividad comercial es un barrio VIVO, activo, un barrio más seguro. Esa actividad comercial reclama bienestar para sus vecinos en forma de parques infantiles, zonas de ocio y descanso para mayores, actividades y centros deportivos para los jóvenes, zonas de reunión y diversión con cafeterías, restaurantes... Un barrio con comercio tiene más lu,z crea sensación de seguridad y que cualquier cosa que necesites lo tienes a pie de calle.

- ¿Qué crees que deberíais hacer el colectivo de comerciantes para afrontar los retos que toca de esta época, multinacionales, internet?

- Lo mejor del comercio de barrio es la atención personalizada, es un trato más cercano, porque los comerciantes en muchas ocasiones también son del barrio, conocen a sus clientes, a sus familias, quizás hasta algún problema que tengan, porque se crea una relación de cierta confianza, conocemos a nuestros clientes por su nombre, sus gustos y preferencias... Y en la mayoría de las veces son los que hacen fuerza para reclamar las mejoras que el barrio necesita; es que al final todos, de una forma u otra, somos clientes.

Y todo eso a la par que nos esforzamos por  ponernos al día con las nuevas tecnologías, webs, quizá una tienda online, redes sociales, todo con tal de no quedarnos atrás, obsoletos.

- ¿Qué crees que puedes hacer tú para sumar a esta lucha?

- Quizá soy muy atrevida en lo que voy a decir, pero no sería mala idea mostrar y enseñar de forma MUY VISIBLE lo que pasaría si no hubiera  comercios en un barrio y estoy pensando en una campaña que ya se ha hecho en otras ciudades y no muy lejos de aquí, concretamente en Rianxo y a la que se unieron otros Municipios.

¿Os imagináis bajar un día a la calle y que todo esté cerrado y empapelado con carteles de cierre  por cese de actividad? Pues eso es lo que ocurrió. Es una campaña en la que participaría  sin pensarlo porque todos debemos poner nuestro granito de arena. ¿Sabes cuál  fue la reflexión después de esta campaña? “NO GASTAS EN EL BARRIO SINO QUE INVIERTES EN TU BARRIO” y es de lo más acertada.

Comentarios
Rosa María Otero, de El Encanto de Rouss: “No gastas en el barrio, sino que inviertes en tu barrio”