Comercio de barrio

La vida de dos barrios: Agra del Orzán y Ventorrillo

El barrio del Agra del Orzán y Ventorrillo interactúan cotidianamente entre ellos. Vecinos y vecinas comparten espacios y cruzan todos los días la Ronda de Outeiro que de algún modo hace de “límite” entre ambos barrios.

La vida de dos barrios: Agra del Orzán y Ventorrillo
Chandra Esoterica
Chandra Esoterica

El movimiento y la vida que se da en esta zona es constante y su diversidad le da una identidad singular. Queremos darnos un paseo por el Agra y el Ventorrillo acercando el pasado, presente y el posible futuro desde la mirada de los y las comerciantes del barrio, ya que captan una versión de la realidad por la cercanía en la vida cotidiana con vecinos y vecinas. Hemos conversado con aquellos comercios que llevan muchos años en el barrio, otros que no llevando tanto tiempo, están ya muy asentados en el barrio y aquellos que recientemente han abierto sus puertas.

Un espacio emblemático del barrio es el Mercado de As Conchiñas que se inauguró en el año 1975 y se rehabilitó en el año 2009.

Para ir a la memoria de esos años hablamos con la Presidenta de la Asociación del Mercado de As Conchiñas María Lebedynski que también es propietaria de uno de los puestos en el Mercado. María nos relata que quien se instaló en el Mercado en esos años fue su madre, María Patiño, y a los pocos años cogió el legado de su madre.

Mercado Conchiñas Pescadería María Lebedynski

Y también Rober, del negocio de Foto Cruz ubicado en la calle Barcelona, que llegó al barrio en el año 1984, nos ayuda a recordar.

Rememorando la memoria de esos años, lo que es hoy la Plaza de As Conchiñas era un campo, el molino que existía en la calle Gramela estaba en ruinas y en los años 80 fue desmontado. La calle Barcelona estaba llena de un gran movimiento de coches y aún no era peatonal hasta el año 1994. Se iba construyendo el barrio con muchos vecinos y vecinas que llegaban de otras lugares de Galicia emigrando a la ciudad para prosperar. Y el Agra del Orzán era uno de los barrios en donde se asentaban.

Roberto, de Foto Cruz

La vida cotidiana estaba llena de familiaridad y de mucha confianza.

El recuerdo de María y de Robert se detiene en unos años en donde el barrio tenía un fuerte desarrollo, en la década de los 90 y principios de siglo, el crecimiento de negocios en la zona era muy fuerte y su área comercial tenía gran influencia en toda la ciudad, en la calle Barcelona había diversas firmas de negocios que atraían a mucha gente.

Con la apertura de muchos centros comerciales en la ciudad y con la crisis del 2008 el barrio sufrió y se expresó en el cierre de negocios y aquellas firmas que concentran poder y capital decidieron apostar por los centros comerciales dejando los barrios. A pesar de todo esto, la diversidad de negocios en el barrio es importante y muchos vecinos y comerciantes sueñan que vuelvan aquellos años en el que el barrio atraía a gente de toda la ciudad y la comarca.

Álvaro, de Óptica Souto

También Álvaro, de Óptica Souto abrió las puertas de la óptica en el año 1992, le preguntamos por qué eligió este barrio para abrir su negocio y nos dice: “Elixiuno xa meu pai no ano 1992, era un barrio en plenitude formado por familias traballadoras, a zona da rúa Barcelona e Conchiñas era un punto neuralxico no comercio da Coruña ata que a tolemia dos centros comerciais arrasou co comercio pequeno. O millor de este barrio son, sen dubida, a xente e a vida que se respira na rúa, ainda que foi a menos, pero todo cambia. Rememorando o barrio, existía un ambiente familiar e era unha zona con moitisimos comercios onde acudía toda A Coruña a facer todo tipo de compras, a pasear, a xantar un chocolate con churros, a tomar unhas cañas... eso todo foi a menos, pero ainda se pode loitar por retomalo”.

Adrián, de Digiled

Acercándonos a negocios que llevan asentados menos de 10 años en el barrio, hablamos con Adrián, de Digiled que tiene su negocio en Avda. Finisterre y cree que en estos momentos el barrio necesita que los propietarios de los locales comerciales ajusten los alquileres para que el comercio pueda abrir sus puertas y hacer frente a los pagos. Cuanto más negocio abra en la zona, mayor movimiento genera, y eso es bueno para todos.

También en este momento se necesita mayor seguridad, que haya mayor presencia policial paseando por el barrio. También mas zonas verdes, espacios para la gente joven, pero insisto que es muy importante que los dueños de locales comerciales se acerquen a la realidad del barrio y bajen los precios de los locales.

Nos sigue explicando Adrián que lo que define a este barrio es que a la vecindad le gusta comprar en el barrio, “A mí me preguntan muchas veces por negocios del barrio, necesitan un artículo y me preguntan dónde pueden encontrarlo en el barrio. Sientes que la gente prefiere comprar en el barrio y que no le gusta desplazarse para hacerse sus compras”.

Amizar Cervecería

Manuel, de Cervecería Amizar ubicada en el Mercado de As Conchiñas, también tiene en este momento la preocupación de la seguridad en el barrio. Expresa la necesidad de la policía paseando por el barrio, esa presencia ayuda a que haya más seguridad, que en este momento se necesita.

"Los niños y niñas entre10 y 14 años y los adolescentes necesitan zonas adaptados para ellos. Los peques tienen su espacio en la plaza de As Conchiñas, pero los que son un poco más mayores no tienen en dónde estar y necesitan espacios, para jugar al fútbol, baloncesto, etc. Espacios públicos sin tener que pagar, en donde se puedan encontrar y disfrutar. Eso ayuda a que la juventud se integre y no busque opciones negativas. Este barrio tiene virtudes muy interesantes, la gran cantidad de gente que vive en este barrio y la diversidad cultural que convive en el barrio, es una maravilla y todo lo que podemos aprender de esta diversidad".

Ángeles, de Manuplac Galicia

Ángeles, de Manuplac Galicia en la calle Andrés Gaos, también en este momento coincide con la preocupación de la seguridad en el barrio, pide más presencia policial ante hurtos que se dando en el barrio.

También reitera la necesidad de que las y los propietarios de los locales bajen los precios, ya que facilitarían mucho la vida comercial en el barrio y también conservar en buen estado los locales. "Este barrio está lleno de gente y de una gran diversidad y con gente muy buena, con muy buen fondo".

Rosa, de El encanto de Rouss

Rosa, de El Encanto de Rouss, que tiene su tienda de lencería en la Ronda de Outeiro y está asentada con su negocio en el barrio, coincide con la necesidad de mayor seguridad y presencia policial en el barrio, en tiempos de crisis se acrecientan los hurtos por pequeños grupos que interrumpen la buena convivencia que hay en el barrio. “También -añade- se necesita mayor limpieza en las calles, sigue habiendo problemas con las cacas de los perros, ya que hay dueños y dueñas que no limpian las cacas de sus perros y es una necesidad que también se atienda ese problema, es indispensable la limpieza en las calles”.

Insiste también en la buena gente que vive en este barrio, es un barrio de toda la vida con muy buena gente.

Roi, de El taller de los relojes

Y también Diana y Roi, de El taller de los relojes que tienen su negocio en Villa de Negreira coinciden en la necesidad de la presencia policial para generar más seguridad, se necesita más aparcamiento gratuito en toda la zona y también que propietarios de los locales bajen los precios para poder mantener los comercios abiertos.

"Tenemos un barrio de una gran diversidad cultural, es un barrio auténtico se mezclan las clases sociales y la gran diversidad de culturas".

Ismael, de Chandra esotérica

Y nos acercamos a los propietarios de negocios que llevan poco tiempo con su negocio abierto en el barrio, para preguntarles cómo se plantean el futuro del barrio y hacia adónde caminamos

Ismael, de Chandra esotérica, que tiene su negocio en la Avda. Finisterre, nos comenta que “es un momento raro por lo que estamos viviendo con la pandemia y se dan muchas circunstancias que no dependen de uno, pero tengo la esperanza que esto remonte, veo que aquí y en otras partes del mundo, el pequeño comercio se reimplanta con un cambio que es la especialización del negocio. Y creo que caminamos efectivamente hacía la especialización por sectores”.

Marcos, de Natural Dog Ventorrillo

Y Marcos, de NaturalDog Ventorrillo, que está en Alfredo Tella, una tienda especializada en productos naturales para las mascotas, abrió sus puertas aproximadamente 4 meses antes de que comenzara la pandemia y lleva un año y medio en esta situación de “anormalidad”. Marcos mira el futuro viendo la necesidad de que vecinos y vecinas se conciencien en comprar en el pequeño comercio, si no hay esa concienciación ve muy complicada la situación.

“Un negocio que abre en esta situación de pandemia que se extiende en el tiempo le resulta difícil la situación, aunque la esperanza siempre acompaña, los tiempos son duros”.

Vaia peixe

Y finalizamos este reportaje hablando con Darío, de Vaia Peixe, una pescadería que ha abierto hace poco tiempo y que llevan la alegría allí por donde pasan.

“La mirada al futuro ahora mismo es muy incierta. Entre las grandes superficies (como Marineda, que está aquí al lado) y el maldito covid. Pero me parece que estamos remando todos en la misma dirección, y los vecinos se están concienciando que el producto y la atención al cliente en el pequeño comercio es mejor”.

“Creo que vamos por el buen camino, el apoyo entre los comerciantes es envidiable; y como dije antes, la gente poco a poco hace más vida en los barrios, en estos días que falta el cariño y abunda la soledad, a los vecinos les gusta ir al pequeño comercio a charlar un ratito, cosa que en otros sitios no va a encontrar”.

En este recorrido rescatamos la necesidad de seguridad en el barrio, el pedido a los dueños y dueñas de locales que bajen los precios para poder mantener vivo el comercio, la limpieza de las calles. Y además la gran diversidad cultural que convive y la buena gente. Y estas son las inquietudes y esperanzas de diversas y diversos comerciantes que están en contacto diario con la vecindad de estos barrios tan llenos de vida. Rememos juntos en la misma dirección, nuestra gente, nuestros barrios, nuestro comercio, nuestra familia. Resurjamos juntos y juntas.

Comentarios
La vida de dos barrios: Agra del Orzán y Ventorrillo