Reencuentro con mi amigo Marcial

No sé si os acordareis de mi amigo Marcial , tenía una “panda” de jubilados y nos escribía sus debates mientras paseaban . Recuerdo que eran interesantes, pues entre ellos había de izquierdas y de derechas.

Me alegra el reencuentro y le invito a que charle conmigo sobre lo que le apetezca, pienso que puede ser más ameno que mis monologos.

Reencuentro con mi amigo Marcial

Tienes la palabra Marcial:

 

-“Algunos de los amigos ya se murieron, pero seguimos paseando y asistiendo al centro social y al menos a mí me sigue interesando lo que se cuece en mi barrio y en mi patria. Sí, Salgado, sigo diciendo patria porque me da la gana, y tengo tanto derecho como cualquiera.”

-Te veo algo “peleón,,,

- “Como dicen ahora los chavales, lo que estoy es alucinado, resulta que con eso de la libertad, puedes insultar a cualquiera y eso de “presunto” inocente, parece que ahora se dice en portugués, que como tú conoces significa jamón. O sea, la presunción de inocencia, nos la comemos con pan.”

-En eso te doy la razón, muchísima gente, y los medios de comunicación también, pasan de la justicia y se la toman en su mano como si fueran los jueces, decretan la culpabilidad y lo difunden. Y aunque tuvieran razón, mientras no lo diga un juez, nadie tiene la potestad de manchar el honor de otro ser humano.

-“Como ya soy muy anciano (viejos son los trapos) me apetece decirte aquello de “El honor es patrimonio del alma y el alma es cosa de Dios”

¿Me ha quedado bien? Ya sé que eso ahora no quiere decir nada, pero me apetecía decirlo.”

- Muy bien Marcial, lo escribiré, pero eso de “patria”, lo dices como con rabia.

- “No, hombre, con rabia no, pero me “fastidia” (porque si digo me jod..no lo pones) que en muchísimos países defiendan lo suyo, respeten a su patria y aquí nos tomemos todo a pitorreo: la bandera, el parlamento, en fin, todo. Menos en el deporte, si ganan, que si pierden, a tomar…..”

 

- Vale Marcial, tranquilo, tendrás mas ocasiones para “disparatar” a no ser que tengamos muchas quejas de la “modernidad”.

 

Vecinos, hasta el mes que viene, supongo que Marcial nos acompañará para felicitarles las Navidades, eso de momento continúa…..

 

Para terminar esta pequeña charla con Marcial, simplemente dejar un pensamiento: ¿No seríamos más felices y estaríamos más sanos, si fuéramos más positivos, olvidásemos las vidas de los demás y centrásemos nuestros esfuerzos en hacer cosas positivas?

Comentarios