ICAN | nota de prensa

ICAN condena la invasión de Rusia a Ucrania

La Campaña Internacional para la Abolición de las Armas Nucleares (ICAN), Premio Nobel de la Paz 2017, condena enérgicamente la invasión rusa de Ucrania y la amenaza de Putin de usar armas nucleares. La guerra nunca es aceptable y los ataques rusos contra Ucrania, en particular con armas nucleares, tendrán consecuencias catastróficas para los civiles.

ICAN condena la invasión de Rusia a Ucrania

La comunidad internacional debe permanecer unida para garantizar que protejamos y apoyemos a los civiles, y rechace enérgicamente las violaciones del derecho internacional por parte de Rusia.

Si bien todas las guerras son inaceptables, ICAN advierte que el comportamiento ruso reciente corre el riesgo de escalar el conflicto a uno que involucre armas nucleares. La semana pasada, Putin realizó un ejercicio de armas nucleares estratégicas, practicando el lanzamiento de armas de destrucción masiva sobre civiles con misiles balísticos intercontinentales, misiles lanzados desde submarinos y bombarderos. Aún más preocupante, esta mañana Putin afirmó que: “para aquellos que estarían tentados a intervenir, Rusia responderá de inmediato y tendrá consecuencias que nunca antes ha tenido en su historia”, en una amenaza apenas velada de usar armas nucleares. Esto equivale a amenazas de usar armas nucleares, como lo prohíbe el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares. Está claro por sus palabras y acciones que el uso de armas nucleares siempre está sobre la mesa y el riesgo del uso de armas nucleares está aumentando.

Este conflicto ya está perjudicando a la población civil. Agregar amenazas de asesinatos masivos de civiles con armas nucleares no hace nada para proteger a las personas. Lo único que hacen las armas nucleares en esta situación es elevar el riesgo de una catástrofe humanitaria masiva.

Instamos a Rusia, Bielorrusia y todos los demás estados a no participar en ninguna actividad militar que involucre armas nucleares, como ejercicios de armas nucleares y otros posibles despliegues de armas nucleares. El referéndum de Bielorrusia el domingo para revocar su promesa constitucional de no tener armas nucleares agrega combustible al fuego en un momento ya de por sí tenso.

Instamos a la comunidad internacional a presionar enérgicamente a Rusia para que participe en el diálogo y la diplomacia, vuelva a cumplir con la Carta de las Naciones Unidas, respete el derecho internacional humanitario y de derechos humanos y se una a los tratados pertinentes para reducir los riesgos de las armas nucleares, incluido el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares.

Comentarios
ICAN condena la invasión de Rusia a Ucrania