"Poner fin al financiamiento de los productores de armas nucleares..."

Primer banco estadounidense anuncia su posición pública contra armas nucleares

El miércoles 20 de septiembre se abrió oficialmente a la firma el nuevo Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares y más de 50 países lo firmaron. EE. UU. no fue uno de los firmantes, pero los defensores estadounidenses del Tratado han logrado que el primer banco estadounidense anuncie que no invertirá en la producción de armas nucleares.

Primer banco estadounidense anuncia su posición pública contra armas nucleares
Amalgamated Bank
Amalgamated Bank

Pressenza | 22/09/2017 | Nueva York, EE.UU. - International Campaign to Abolish Nuclear Weapons

Amalgamated Bank, con sede en Nueva York, aprovechó el día de la firma del Tratado para publicar su política de inversión en torno a las armas. El vicepresidente del banco, Robert Mante, escribió en su sitio web que Amalgamated no invierte en armas. Esta es la primera vez que Amalgamated ha hecho pública su posición de inversión en torno a las armas, incluidas las nucleares.

Este es un gran paso para Amalgamated, un banco que busca abrazar la transparencia para compartir información más específica sobre sus políticas de inversión. Esperamos que esto conduzca a una política de pleno derecho contra la inversión en los productores de armas nucleares pronto”, dijo Susi Snyder, que coordina el informe de Don’ t Bank on the Bomb [No financie la bomba].

Una parte cada vez mayor del sector financiero reconoce su responsabilidad de contribuir a la aplicación y el cumplimiento de normas mundiales como la norma contra las armas nucleares que representa el Tratado sobre la prohibición de las armas nucleares. Esto se desprende claramente del aumento de la actividad y la atención prestada a las normas e inversiones socialmente responsables en apoyo de los objetivos de desarrollo sostenible.

Durante las negociaciones para el Tratado sobre la Prohibición de las Armas Nucleares, unos 20 Estados indicaron explícitamente que apoyaban la inclusión explícita de una prohibición de financiación/inversiones en el tratado, o la prohibición de estas actividades como parte de la participación. La mayoría de los estados con armas nucleares dependen de las empresas privadas para la producción, mantenimiento y modernización de sus armas nucleares. Las instituciones financieras proporcionan a estas empresas el apoyo indispensable y necesario para que puedan llevar a cabo proyectos como la producción de componentes clave para las armas nucleares.

“Mientras que los estados sin armas nucleares no pueden eliminar ninguna arma nuclear por sí mismos, este anuncio de Amalgamated demuestra que este tratado puede tener un impacto significativo en los productores de armas nucleares”, dijo Snyder. “Poner fin al financiamiento de los productores de armas nucleares es una forma en que el tratado y sus partidarios pueden tener un impacto efectivo en las compañías y estados que permanecen fuera del tratado que están involucrados en la producción y retención de armas nucleares”, continuó.

Para obtener más información sobre las instituciones financieras y las inversiones en la producción de armas nucleares, véase Don’ t Bank on the Bomb.

Comentarios
Primer banco estadounidense anuncia su posición pública contra armas nucleares