CORONAVIRUS

Los Grupos de Apoio Mutuo (GAM): "La idea de las cajas de resistencia surgió por necesidad"

Nos encontramos con Paula, Eva, Loli y David en una terraza del barrio de Los Mallos con la curiosidad de saber lo qué hacen los Grupos de Apoio Muto (GAM).

Los Grupos de Apoio Mutuo (GAM): "La idea de las cajas de resistencia surgió por necesidad"
Paula, Eva, Loli y David
Paula, Eva, Loli y David

Entre sí se han visto pocas veces, pero trabajan codo a codo por medio de los canales de Telegram y Whatsapp para que la Red llegue a las necesidades urgentes de personas que necesitan ayuda en este momento de pandemia.

Hay alegría en la expresión de sus caras por encontrarse, sus ojos tienen un brillo especial y la confianza se respira en el grupo en donde rápidamente se establecen lazos. Paula, Eva, Loli y David son de diferentes barrios de la ciudad y se ocupan de diferentes funciones dentro del movimiento GAM

El interés de esta entrevista que se convierte en una conversación es saber qué son las Cajas de Resistencia, pero comenzamos por el principio.

¿Cómo se crean los GAM?

Eva comenta: Esto surgió desde una plataforma de Telegram, en donde estábamos un grupo de amigxs, y nos íbamos dando cuenta de lo que nos venía encima, nos decíamos: "nos han metido en casa, ¿cómo vamos a hacer?"

Íbamos viendo las necesidades de las personas, personas que iban a ponerse enfermas, que iban a quedarse aisladas, que no podían hacer la compra, esa inquietud iba creciendo y nos preguntamos ¿qué podemos hacer? Y ¿cómo hacerlo?.

Decidimos ponernos a trabajar y articular una red de apoyo por barrios, en el grupo de Telegram había gente de distintos barrios y esa inquietud cada persona la llevó a su círculo. Un compañero creó y organizó toda la página web y en ella se colgaron los enlaces de las plataformas que estaban trabajando en cada barrio.

Funcionamos con la plataforma de Telegram y también de Whatsapp dependiendo de la red que utilicen las personas en cada barrio.

Cada unx nos hicimos cargo de diferentes funciones para construir la red en nuestro barrio y ver las necesidades que se iban dando. Por ejemplo en mi edificio asumí la labor de desinfectar los pasamanos, puertas y escaleras todos los días, ya que en el edificio había personas que trabajaban y era necesario mantener todo desinfectado y trataba de salir lo menos posible para no romper el confinamiento.

Yo prácticamente no salí, vivo en Ciudad Vieja y se dio poca demanda para hacer la compra, etc. pero había muchas formas de aportar en los GAM, no solo había que salir hacer la compra para quien no podía, que también. Había que hacer la red para hacer compras y necesidades que se dieron, pero también había que organizar grupos de personas muy diversas y que teníamos que trabajar en conjunto para ayudar en todas las necesidades que la gente nos pedía y necesitaban. El objetivo era muy claro, organizarnos para ayudar allí en donde se necesitaba ayuda y fuimos capaces de hacerlo entre todxs, con confianza, sin conflicto, con una forma de trabajo ágil, comprensivo y muy inclusivo

¿Que funciones tenéis para que la red funcione?

Eva, Paula, David y Loli comentan y describen

Estamos organizados en grupos de trabajo que surgieron por necesidades.

El de emergencia alimentaria: surgió esa necesidad y se creó el grupo, gente que no sólo necesitaba que le hicieran la compra, sino que no tenía dinero para hacer la compra. Cose na casa, por la necesidad de que no había mascarillas y se necesitaban. Vamos ahora mismo por 6.300 mascarillas que se dieron de forma gratuita y casi 1.000 gorros para la cabeza que se entregaron en residencias de mayores y en hospitales. En el Chuac hay gorros hechos por “Cose na casa”, todo fue motivado por la falta de material que no había y se necesitaba.

El grupo de Comercio Local surge por la necesidad de dónde ir a comprar dentro de cada barrio, porque no podemos salir del barrio, no vamos a ir a los grandes hipermercados, vamos a comprar al lado de casa, primero porque nuestras vecinas lo necesitan y porque nosotros nos aislamos más. Hablamos con esos comercios, que tenían todas las medidas de seguridad y les preguntamos si podíamos ponerlas en un mapa para saber en cada barrio adonde ir a comprar.

Esa información estaba permanentemente interactuando entre los grupos que se formaban y en donde tomábamos y tomamos decisiones.

Va surgiendo la idea de las cajas de resistencia, también por necesidad, hay personas que necesitan dinero para comer, hay personas que donan dinero. Tenemos que ir hacer la compra para esas personas y llevárselas a casa, empezábamos a desbordarnos, ya que también hay gente que comienza a trabajar y ya no dispone de mucho tiempo. Entonces se nos ocurre plantear a las tiendas que están conectadas con nosotrxs el que tengan una caja de resistencia, es decir, donativos en donde nosotros les entregamos el dinero que nos donan y ellos también pueden recoger donativos de lxs clientes que quieran donar y que las personas que necesitaban utilizar la caja de resistencia para hacer sus compras vayan directamente a esas tiendas a comprar.

Ahí pudimos optimizar mucho el tiempo, al podernos organizar entre GAM, necesidades de la gente y comercio local.

¿Cuantxs voluntarixs sois en GAM?

Unas 1.500 personas, unas más activas y otras menos.

¿A Cuantas personas les habéis proporcionado alimentos?

A más de 500 personas, entre adultos y niñxs las que hemos atendido desde los GAM. La demanda real será mucho más, claro, porque no llegamos a todas las personas que puedan estar necesitando alimentos.

¿En cuantos negocios hay cajas de resistencia?

David es el que tiene los datos, se encarga de la parte contable y la lleva con mucha precisión y cuidado. 28 cajas de resistencia en 7 barrios y estamos creciendo. Los barrios en los que estamos son: Pescadería, Cuatro Caminos, Elviña, Ciudad Vieja, Mallos, Agra do Orzán y Monte Alto.

¿Cuántas cajas de resistencia hay en Los Mallos?

Paula y Loli son las voluntarias que viven en Los Mallos y que están pendientes de las necesidades. En este momento hay 3 tiendas que tienen caja de resistencia: Pescadería Nasa, Frutería A Campiña y Tienda de Marta, en este caso Marta, es un negocio de regalo, etc. no tiene alimentación, pero se le ocurrió recoger alimentos y tener también una caja para recibir los donativos.

También por ejemplo la Revolución de Los Graneles, que está en la Avenida de Los Mallos nos ha donado productos de limpieza ecológica, ya que en este momento es muy necesaria la limpieza y la desinfección y también teníamos gente que nos pedía este tipo de productos. Lo bueno es que cada persona ve cómo quiere y puede aportar.

Para cada negocio que tiene la caja hay una persona voluntaria de GAM de ese barrio que ayuda a coordinar las necesidades de las personas, con las compras en la tienda.

Tenemos que tener claro la contabilidad de cada negocio y esa información se la pasamos a David que lleva la contabilidad general de todas las cajas de resistencia que tiene que ser muy clara y transparente.

¿Cuántas familias de Los Mallos están recurriendo a la caja de resistencia?

Aproximadamente entre 8 y 10 familias. Son ayudas puntuales, luego hacemos seguimiento para saber si siguen necesitando. Si podemos seguir apoyándolos lo hacemos, pero no sabemos los donativos que van a entrar para seguir ayudando, ya que los donativos entran día a día. Como decíamos antes, se ha ido haciendo en base a las necesidades que se iban y van dando.

Nosotrxs desde un primer momento, íbamos informando a la gente a qué instituciones podían dirigirse para adquirir ayudas: Asistenta Social, Cruz Roja, Padre Rubinos, Cáritas, etc.

La gente se encontraba que estas instituciones estaban desbordadas y no podían acceder a las ayudas y necesitaban comer, nos encontramos muy a menudo con situaciones de que daban cita para la trabajadora social dentro de un mes o mes y medio y no tenían comida para darle a sus niñxs ni para ellxs. Ante tanta emergencia cajas de resistencia que en principio las consideramos ayudas para situaciones puntuales, ya que entendemos que quien tiene que abordar estas situaciones es la Administración, ellas tienen la capacidad y las herramientas. Nosotrxs como vecinxs damos apoyo pero no tenemos capacidad para abordar semejantes situaciones y necesidades. Pero ante la lentitud de la administración vemos que tenemos que dar continuidad y echarles una mano, ya que la gente tiene que comer.

¿Veis la necesidad de que la gente done dinero para las cajas de resistencia?

Sí. Ahora mismo, además, ya se está dando la emergencia habitacional, hay personas que están en habitaciones alquiladas, y cuando han dejado de pagar, hubo casos de que las echaron en pleno confinamiento. En caso de los alquileres de vivienda, se implantó la ley de que no se podía desahuciar a nadie, en cuanto termine el estado de alarma vemos que vamos a una situación muy complicada de desahucios, tenemos preocupación por esta situación, ya que hay mucha gente en situación complicada

¿Cómo puede una persona hacer donaciones?

En cualquier tienda en donde tienen la caja de resistencia.

Lista de negocios que tienen caja de resistencia por barrios:

Montealto

  • Peixería Mary - Rúa da Torre, 58
  • Trolebús - Rúa Orillamar, 98
  • Carmiña - Rúa San Xoán 11
  • A tenda de Isabel - Vereda do Polvorín 56
  • Mercado de Monte Alto - Rúa de Forcarey
  • Queixos Martín
  • As herbas do Monte
  • Pollería Cruz
  • Mari Carmen
  • Aves Catherine
  • Queixos e ovos Fraga
  • Conchi Panadería
  • Jamonería Charcutería Paula
  • Droguería Dippo
  • Pescadería Yolanda
  • Carnicería Javier
  • Pescadería Juan Carlos
  • Carnicería Mourell
  • Frutería Maroño en el mercado de Montealto


Pescaría

  • Pura Vida - Rúa Arco, 6

Cuatro Caminos

  • La tienda de Ana - Ramón Pérez Costales


Los Mallos

  • Nasa, pescadería - Rúa Diego Delicado, 15
  • A Campiña Froitería - Avenida de Arteixo, 97
  • La tienda de Marta - Rúa San Vicente 41


Agra do Orzán

  • Yarama África - Rúa entrepeñas,10
  • Da Agra -Rúa Entrepeñas 49
  • Mercado de As Conchiñas próximamente.


Cidade Vella

  • Semilla de Sésamo - Rúa Damas, 15


Elviña

  • Mercado de Elviña | Avda. Salvador de Maradiaga, 9
    • Pescadería Mónica
    • Frutería Pili
    • Fanega e cuartillo
    • Carnicería Pablo

En Eiris tenemos a La huerta de Sandro que nos ayuda a recoger donativos para una familia.

¿Cómo se ponen en contacto las personas que necesitan ayuda?

Hasta aquí ha sido de boca a boca y se puede poner en contacto por medio de la web, www.gamcoruna.org Ahí están incluidas las pestañas para “dar axuda” y también por medio de los comercios que están en el listado, les pueden poner en contacto con nosotrxs.

¿Se necesitan más tiendas que se anoten para tener cajas de resistencia?

Si, es bueno llegar a más gente que necesita ayuda. Claro, la gente deja donativos en las propias tiendas que tienen las cajas de resistencia y a esa tienda van a ir los vecinxs que nosotrxs enviamos que están necesitando ayuda. También hay tiendas, que no son de alimentación, que recogen alimentos y donativos, se van dando múltiples formas de aportar, la imaginación es tremenda, cada unx aporta.

¿Cómo hace cualquier negocio para tener una caja de resistencia?

Por medio de la web están en los canales de cada barrio y ahí pueden ponerse en contacto con nosotros, se presentan, nos dicen y ahí estamos.

¿Que grupos de trabajo están funcionando ahora?

Emergencia Alimentaria, Comercio Local, Cose na casa, Dereito a vivenda, Xusticia social, Ciclo- logistica y Acompañamiento emocional

¿Cómo ha influido esta experiencia en vuestras vidas?

Paula: Es una ilusión, compromiso y también desgaste de tiempo, emocional ya que vienen situaciones muy difíciles. Hay momentos que dices: “por favor, que venga ya el ingreso mínimo, la Asistencia Social, que venga la ayuda para la gente, que estamos desbordadxs”.

Eva: Lo he vivido con muchísimo trabajo, no hubo ni un día de desconexión. La experiencia ha sido muy positiva, te das cuenta de que la gente cuando pide es porque lo necesita, la gente es muy legal, por ejemplo en cuanto cobran el ERTE inmediatamente lo comunican: “hemos cobrado el ERTE, tengo cita con la Trabajadora Social, me han llegado 200€ en vales de alimentos…”. En cuanto hay algo positivo te lo dicen y de momento su necesidad ya está cubierta.

Esto que hemos creado está basado en la confianza, cuando alguien pedía era porque lo necesitaba, cuando las personas se ponen en contacto unas con otras, se da confianza.

Loli: Algo me ha sorprendido muy positivamente y es que no hay conflictos, te pones de acuerdo con otrxs por el mismo fin y nos ponemos a trabajar. Estoy encantada y muy orgullosa de aportar en el proyecto de los GAM

David: Yo estoy en Acompañamiento Emocional, lo hacemos por medio de un canal, es una experiencia nueva que no sabes muy bien, pero aprendemos a hacerlo mejor entre todxs. Para mí está siendo muy positivo

Una carta para la Alcaldesa, ¿por qué?

Porque la gente tiene muchas necesidades y no está siendo atendida. La Administración no puede desbordarse y si se desborda, tiene que reforzar los servicios. Y servicios sociales no los han reforzado y la gente no está teniendo la ayuda que necesita. La carta es para poner muy en claro todas las necesidades que se están teniendo y que no están atendiendo. Nosotrxs podemos llegar a donde podemos llegar, pero estamos limitadxs y la Administración tiene que habilitar las herramientas.

Hay muchas personas que no han podido acceder a la trabajadora social, hay personas que no tienen comida para darle a sus niñxs y no pueden esperar dos meses por una cita. Se necesitan ayudas para alquileres de vivienda, facturas de luz y agua. La administración tiene que responder porque tiene herramientas para responder.

Comentarios
Los Grupos de Apoio Mutuo (GAM): "La idea de las cajas de resistencia surgió por necesidad"