Putadas de la banca

La banca ejerce violencia económica y psicológica sobre sus clientes

Hoy nos cuenta Mary lo que ella ha vivido y vive con la atención que recibe en el banco del que es clienta: el BBVA.

La banca ejerce violencia económica y psicológica sobre sus clientes
Mary
Mary | Javier Quiroga/ O Novo Normal

El pasado domingo 3 abril más de 100 personas se concentran en la Plaza Pontevedra con el objetivo de denunciar el abuso de la banca hacia sus clientes.

Mary es una voz con la que muchas personas se identifican, ya que en su relato esta la experiencia de millones que día a día vivimos los abusos de violencia psicológica y económica, en este caso por parte de la banca.

Relato de Mary

La concentración del domingo es debido a los abusos de la banca- En mis 46 años de profesión, siempre he cobrado mi sueldo en efectivo. Al jubilarme estoy cobrando mi pensión por medio de una cuenta bancaria que abrí en el BBVA, soy clienta desde hace 10 años y nunca tuve problemas con este banco, pero sabes, esto no solo lo hace este banco, estos abusos los hacen todos, me cuenta gente que conozco, “en Abanca me hicieron lo mismo”, en el Santander, etc.

Te cuento un poco la historia. Cuando abrí la cuenta me ofrecieron una tarjeta y me dijeron que no me cobraban por tenerla. En ese momento no me la llevé, ya que estoy acostumbrada a llevar dinero en efectivo. Cuando llegué a casa, hablando con mi hermana, me convenció de que podía ser útil cuando viajas y demás. Bueno, volví al banco y la solicité. Pasa un año y me cobraron por mantenimiento y no recuerdo qué otras comisiones. Fui al banco a devolverla porque no quería tener ese gasto y la persona que me atendió me dijo que no me iban a cobrar, arregló el tema y me devolvieron el dinero.

En Enero de este año 2022, cambiaron las normas. Voy al banco a retirar el dinero que quiero y en ese momento me dicen: “son 2€” y le digo “¿cómo?”. Y me contesta “Sí son 2€ por retirar por la ventanilla” y otro importe que creo que era por mantenimiento, a lo que le respondo, “si vosotros no me mantenéis nada, los que lleváis los beneficios sois vosotros, los del banco”. Me dice que puedo usar la banca electrónica y por medio de la app, y claro, yo le digo que no, ya que no sé utilizarla, le digo “acompañame, enseñame e iré aprendiendo a utilizarla, pero me tenéis que dar tiempo que nadie nace aprendido”. Me responde que ahora hay mucha cola en los cajeros. Bueno, le dije, “pues cobrame los 2€ por sacar dinero de mi cuenta”. Esto fue el 2 de Enero, “bueno, cárgame en mi cuenta la comunidad” y me dice “te tengo que cobrar 6€”. “¡Ay ay ay -digo yo-, esto no puede ser, tengo que hablar con la directora”, a lo que me dice, “tiene que pedir cita”. Claro, ahora es así, yo vi a la directora que estaba solita, sin cola, no tenía a ninguna persona, bueno, tuve que ir al día siguiente a hablar con la directora.

Hablando con la directora me dice que son normas nuevas que han salido el año pasado. Para que no te cobremos tienes que hacer por medio del banco un seguro de vida, un seguro del coche o ingresar a plazo fijo, no recuerdo la cifra exacta, era entre 6.000 y 8.000€. “Pero ¿tú qué crees, que con la pensión que tengo te voy a dejar ahí 8.000€ para que los gobierne el banco, para que el beneficio se lo lleve el banco y no los pueda sacar en caso de apuro porque me volvéis a cobrar? El beneficio del dinero de todos los clientes os lo lleváis vosotros”.

Bueno, esto se lo conté a Javier, que publica en las redes sociales en O Novo Normal y el me comentó si quería que lo publicara, a lo que le contesté que claro, que esto hay que darlo a conocer, porque es un abuso, lo publicó y tuvo mucha aceptación.

En Febrero comenzó a publicarlo y hubo mucha gente que se interesó en las redes. Le dije que si se podía hacer algo más, a lo que Javier me respondió que claro que se puede hacer algo más, le estoy muy agradecida a Javier.

Nos planteamos hacer la concentración el domingo 3 de Abril y estamos muy contentos, vinieron pensionistas, gente joven que me animaron muchísimo a seguir y no me cabe duda de que voy a seguir porque esto es un abuso.

Mira, he estado decidida de sacar todo el dinero del banco, de dejar lo mínimo, se lo comenté a mis hermanas y me dicen “Mary te lo pueden robar”. Claro que me lo pueden robar cuando lo llevo del banco a casa, pero prefiero que me lo robe cualquiera en la calle a llevárselo directamente al banco para que me lo roben ellos, es un robo manifiesto lo que hacen, estoy muy enfadada.

Vamos a seguir, Javier ya me dijo que continuamos. Tenemos que unirnos todos, yo estoy dispuesta. Fíjate ese señor que denunció a los bancos por la falta de atención a las personas mayores, que teníamos que ir de 8 a 11 de la mañana, pues él consiguió que nos atiendan en horario de toda la mañana, claro, si nos juntamos todos lo conseguimos.

Claro, fíjate, otra cosa que me dijeron en el banco es que me lo hagan mis hijos, mis sobrinos... ¿y eso por qué? Yo no tengo que depender de nadie, me puedo mover y hacer mis cosas, además mis hijos y sobrinos tienen su trabajo, tienen mucho que hacer, que no puedes depender de ellos todos los días, ¡pero bueno!. Hay personas que no pueden moverse y sí tienen que ayudarles, claro que sí, que hay que ayudar, pero una persona que puede moverse ¿como va a tener que depender de otros?

Bueno, con el tema de la concentración estoy contenta porque la gente joven, que había mucha, me decía, ¡adelante en todo lo que hagas, te apoyamos, todos somos Mary!

También ojalá pudiese contactar con el señor que logró que nos atendieran en todo el horario de mañana, porque hay que hacer algo a nivel nacional, ya que esto no se trata de un caso, son millones de casos y ellos con nuestro dinero se mantienen. Mira con todo lo que está pasando cada vez los pobres somos mas pobrísimos y los ricos más riquísimos sin moverse de la poltrona.

Contra eso estoy, contra todas las injusticias que hay, tenemos muchísimas injusticias en este mundo y quienes se llevan el beneficio son ellos y no es justo.

Mientras pueda estoy dispuesta a todo. Siempre he estado en todas las manifestaciones que se hicieron y si nos unimos podemos estar un poco mejor todos.

Continuamos. Todos somos Mary

Comentarios
La banca ejerce violencia económica y psicológica sobre sus clientes