UD Las Palmas, 1 - Deportivo, 1

El Deportivo rasca un punto en Gran Canaria

El conjunto coruñés viajaba a las islas para enfrentarse al equipo dirigido por Quique Setién y poner fin a la primera ronda del campeonato liguero, en un encuentro en el cual, pese al mal nivel mostrado en el primer tiempo, se consiguió sacar un empate gracias a la mejoría de la segunda parte.

El Deportivo rasca un punto en Gran Canaria
UD Las Palmas - Deportivo
UD Las Palmas - Deportivo

SomosDepor.com | Xane Silveira | 21/01/2017

Seis eran los puntos que separaban a ambos clubes antes de iniciarse el choque, los mismos que al terminarlo. El equipo local llegaba con las importantes bajas de Jonathan Viera (castigado) y Kevin Prince Boateng (sancionado), además del mal estar en el vestuario generado en los últimos días debido a la derrota frente al Barcelona, o al segundo positivo en un control de alcoholemia por parte de Sergio Araujo. El Deportivo, por su parte, viajaba con dos canteranos, Óscar Pinchi, ya habitual en la dinámica del primer equipo, y Jardel, el delantero fabrilista que, finalmente, se quedaría en la grada. Sin Ola John, Kakuta, Bruno Gama, ni Carles Gil, Garitano no tenía más remedio que colocar a Luisinho y a Çolak en bandas, cambiando el sistema a un 4-4-2 que, posteriormente, observaríamos que no iba a dar resultado. Joselu Mato y Andone volvían a formar juntos en el ataque.

Cuando juegas frente a uno de los mejores equipos de LaLiga en cuanto a saber mantener la posesión, y sabiendo que sin la pelota eres un equipo que sufre, quizás elegir un doble pivote sin un tercer acompañante que presione a Roque Mesa no sea la mejor elección, y eso, sumado al jet lag, fuso horario, o simplemente sueño del viernes noche, provocó que los canarios tuvieran la clara posesión de la pelota y fueran los dominantes en el primer tiempo. La prueba fue el primer tanto, en el minuto quince. Un centro sin mayor transcendencia que Sidnei, en un error garrafal por intentar controlar el balón dentro del área, regala a Mateo García para que éste anote con un disparo a bocajarro que primeramente impacta en el propio SIdnei para convertirse en algo imposible de detener. Poco pudo hacer Tyton para evitar el 1-0.

El Deportivo perseguía sombras a cámara lenta -pues tampoco es que el juego del Las Palmas fuera el del Barcelona de Guardiola- mientras Garitano empezaba a darse cuenta de que el 4-4-2 no funcionaba. No solo porque el Depor no llegó a puerta con claridad en toda la primera, sino porque el juego mostrado era de nivel provincial. Apenas se conseguían dar dos o tres pases consecutivos sin perderla, y se notaba que Çolak no es un jugador de banda. El turco caía por naturaleza al medio, dejando huecos a su espalda que aprovechaba Hélder Lopes.

Con el segundo tiempo llegó el despertar blanquiazul. Pero no por casualidad, sino por regresar al 4-2-3-1. Joselu pasó a la banda derecha, dejando la punta a Andone y permitiendo a Çolak recuperar su posición natural. Con el turco el deportivo volvió a jugar, Borges y Guilherme se recolocaron en el campo, ya que en el primer tiempo estaban siempre fuera de posición, y el Deportivo recuperó la pelota. La recuperó de tal manera que pasó de tener un 39% de posesión en el primer tiempo a un 53% en el segundo. Y es que con la pelota, el Deportivo es un equipo muy complicado.

“Emre Colak siempre debe jugar en la mediapunta, es su posición y es el mejor asistente que tenemos”

Corría el minuto 69 cuando el Deportivo recuperó en campo propio. Guilherme entregó a Çolak y éste hizo el resto. La calidad del turco es innegable, y de nuevo mostró por qué está por encima del resto, con permiso de su mayor aliado, Florin Andone. Recibir, perfilar y pasar. Suena fácil, y Çolak lo hace ver fácil, pero la complejidad es mayor cuando el recibir y perfilar lo haces en dos toques con los que, además, recortas a tu defensor. El pasar suena fácil hasta que observas como Emre envía un pase en largo de unos 50 metros que supera a toda la zaga rival, el resto es cosa de Andone, y ahí aparece la calidad del rumano. Más veloz que Mauricio Lemos, consiguió ganar al central uruguayo en velocidad una carrera donde arrancaba en desventaja, y sin controlar, de primeras con la zurda, batió a Javi Varas.

Segundos antes del empate Garitano había llamado a Marlos Moreno, aunque con el gol frenó la entrada del colombiano y llamó a Laureano. Pensándolo mejor, también decidió sentar al lateral derecho, un show particular que se decantaría en el 78′ con la expulsión por doble amarilla del ex deportivista Aythami Artiles. Con uno más, Garitano vio claro ir a por los tres puntos y dio entrada al colombiano en lugar de Luisinho, pero el joven de 19 años fue incapaz de desequilibrar en banda izquierda y marcar la diferencia. La más clara para el Deportivo fue en el 85′ cuando Andone, tras un centro desde banda derecha difícil de alcanzar, consiguió puntear en el primer palo, pero esta vez el rumano no fue capaz de disparar entre los tres palos.

Los locales dormían el partido y Garitano dio entrada a Óscar Pinchi, el cual apenas olió la pelota en los cuatro minutos que disputó. Lo visto en el tiempo añadido es un gran resumen del partido, balones perdidos en el centro del campo y ningún equipo generando peligro. Así pues, el encuentro finalizó con un empate justo ya que ninguno de los dos fue capaz de desequilibrar el encuentro.

Comentarios
El Deportivo rasca un punto en Gran Canaria