centro social okupado

Jornada en apoyo al CSO A Insumisa

El próximo sábado en A Tobeira de Oza tendrá lugar una jornada en apoyo al CSO A Insumisa. En el evento podremos disfrutar de comida, música, poesía y de una palestra en la que  se informará acerca del origen y el estado del proyecto del centro.

Jornada en apoyo al CSO A Insumisa
A Insumisa
A Insumisa

A Insumisa continúa significando algo importante para A Coruña. El centro okupado ha sido desde sus inicios un ejemplo de espacio autogestionado, libre, independiente y alternativo capaz de reunir en su seno a multitud de vecinos diversos. 

A Insumisa comenzó su andanza en noviembre de 2016, cuando fue okupado el edificio de la comandancia de A Coruña que llevaba abandonado alrededor de 15 años. En la urbe habíamos vivido ya la experiencia del CSO As Atochas y el CSO Palavea. Ambas experiencias resultaron beneficiosas en sus barrios, llenándolos de vida y de espíritu colaborativo. Sin embargo, dos desalojos habían puesto fin a ese sueño contracultural de articular sociedades alternativas, desjerarquizadas y autogestionadas.

Pese a esos malos tragos, muchas personas y activistas se ilusionaron con el proyecto de A Insumisa. El espacio no solo estaba abandonado, sino que era de propiedad pública, por lo que se planteaba como la recuperación de un lugar que, a fin de cuentas, pertenecía a todos. A Insumisa era la oportunidad de darle una segunda vida que beneficiase a toda la ciudad y a todos los que quisiesen acercarse a sus muros.

Así, con la participación de vecinos y activistas y mediante asambleas abiertas a toda la ciudad, la vieja comandancia se convirtió en un ejemplo de CSO participativo, abierto y enriquecedor. Música, poesía, arte, talleres, obradoiros… En A Insumisa cabía todo y cabíamos todos. 

Los problemas comenzaron allá por 2018 cuando la cuestión acerca de la propiedad del edificio se puso sobre la mesa. Un conflicto entre el Ministerio de Defensa y el Ayuntamiento de A Coruña pone en duda la viabilidad de la permanencia del CSO. En un primer momento el gobierno municipal de A Marea Atlántica entabla un diálogo con las asambleas del centro. Los representantes proponen un centro cultural que funcione tal y como lo hacía A Insumisa. El proyecto, conocido como Naves do Metrosidero, pretendía continuar con el legado del centro. No obstante desde A Insumisa sabían que aquello significaba el fin de la autogestión, el fin de una manera concreta de ser y existir que había sido parte esencial del éxito del centro. Con la entrada del gobierno municipal en la organización, entrarían también la gestión convencional de los centros culturales públicos y muchas cuestiones que chocaban frontalmente con el símbolo que A Insumisa representaba.

Finalmente, pese a lo que pudimos entender por una buena disposición de las partes; al fin y al cabo era la primera vez que nuestro ayuntamiento aceptaba a los okupas como interlocutor con derecho; las negociaciones se rompieron y las tensiones toparon sus cotas más altas. Ante la estupefacción de los activistas y de parte de la sociedad coruñesa, se anunció el desalojo de A Insumisa.

 El 23 de mayo del 2018 fue un día funesto para el movimiento okupa, los activistas y parte de la sociedad coruñesa. Aquel día se desalojó A Insumisa y se quedó grabado en la mente de los que trataron de impedirlo. Aquella operación policial fue descrita como violenta y represiva. Muchos de los manifestantes que trataban de impedir la actuación fueron golpeados e, incluso, aislados de sus compañeros en el tejado del centro. 

A Insumisa desapareció aquel día del edificio de la comandancia, pero permaneció en las mentes de aquellas personas que le dieron vida. Las insumisas han seguido insistiendo en su proyecto, han celebrado cada año su aniversario y continúan creyendo en lo que un día les llevó a construir un hogar para la cultura alternativa de A Coruña. Esta jornada de A Tobeira de Oza no es más que otra muestra del tesón con el que siguen insistiendo en su propuesta.

Este sábado 23 de octubre, mientras el edificio permanece abandonado y A Insumisa coge polvo, en el barrio de Oza estarán celebrando con música y poesía. Estarán recordando cómo fue y cómo es el proyecto de A Insumisa.

Comentarios
Jornada en apoyo al CSO A Insumisa