ENTREVISTA A CHUS SÁNCHEZ. AUTORA DE "ELIGIERON SER LIBRES".

La historia de seis mujeres que cambiaron el rumbo de la Historia

Rompieron los moldes de una época, para decidir su destino y transformar el de todas. Así son las protagonistas de “Eligieron ser libres”. Un libro ilustrado, de relatos cortos, de la escritora alicantina Chus Sánchez, con ilustraciones de la coruñesa Julia Soler.

La historia de seis mujeres que cambiaron el rumbo de la Historia
La escritora Chus Sánchez y la portada del libro, ilustrado por Julia Soler
La escritora Chus Sánchez y la portada del libro, ilustrado por Julia Soler

Cinco relatos de seis mujeres históricas, como Pepa a Loba o Elisa y Marcela, cuyas hazañas apenas se conocen. La presentación del libro en Coruña,  será el 28 de noviembre, en la librería Berbiriana, a las 19.30h. Además de  su ilustradora Julia Soler, presentarán la obra las periodistas y escritoras Sara M. Bernard y Pepa Díaz.

La autora de “Eligieron ser libres”, Chus Sánchez, cree que hay que reescribir la Historia desde el feminismo, porque el papel de la mujer se está estudiando de forma sesgada. “Es importante saber lo que pasó, desde este lado, para que la Historia pueda completarse”.

Como periodista, Sánchez cuenta que siempre escribía sobre la realidad y eso le despertó la chispa para hacer ficción.” Yo me dedicaba a Sucesos y Tribunales. Detrás de las historias, siempre veía mucho más. La imaginación se me avivava.  Escribir era como un sueño. Decidí dejar el Diario Información, de Alicante y reinventarme. Entonces,  empecé mi primera novela “ Mi vida al desnudo. Diario sin secretos”… y, luego, ya, es una larga historia.

¿Qué fue lo que le hizo dejar el periodismo?

Me fui, porque me pusieron todo tipo de trabas para compaginar mi vida profesional con mi vida personal, como madre. Y creo que eso no ha cambiado mucho. La mayoría de los medios de comunicación presumen de feminismo, porque tienen mujeres en sus redacciones, pero en cuanto hay el más mínimo problema, ya saben dónde está la puerta.

¿Por qué escogió a estas seis mujeres y no a otras para “Eligieron ser libres”?

Buscaba mujeres anónimas, con historias que no fueran demasiado conocidas. Ya estaba un poco cansada de esta moda de Madame Curie, Frida Kahlo, Rosalía de Castro... Quería modelos con las que me sintiera más cercana y me identificara más. Qué pasaba con las mujeres ante las injusticias… Si eras condesa o duquesa, y tenías una fortuna, era más fácil liberarte.

En Galicia hay una mina de mujeres que decidieron sus destinos. Pero, si bajas de estatus, la mina sigue ahí. Entonces, quise escavarla, pero fue muy difícil. No encontraba historias completas, sólo nombres, con un hecho aislado. Al principio buscaba una novela, pero con tan poca documentación y ante esos hechos tan interesantes, pensé que era mejor la idea del libro ilustrado. Plasmar el hecho histórico novelado, con las ilustraciones.  Una forma de dar visibilidad a hechos de mujeres poco conocidos y, también, de llegar a un público más joven. Hacerlo más cercano.

Elisa y Marcela. Ilustración de Julia Soler.

Son relatos muy breves, en los que intenta captar la esencia de estas mujeres ¿cómo lo hace?

Algunos los narro a través de un testigo indirecto. Porque, además, quiero darle, en el caso de Carolina Bustamante, visibilidad a la niña secuestrada. Que sería otro personaje anónimo. A la sirvienta le pongo nombre, que yo no lo sé. Ni se preocupaban de esas cosas, de que a una sirvienta se la llevaran y qué podía haber sido de ella.

Intento hacerlo desde el punto de vista de otros testigos, que han sido mujeres, y que también quiero sacarlos a la luz, a través de la protagonista. En el caso de Marcela y Elisa, que, supuestamente, tienen una hija. En su momento, seguí la historia a través de los recortes de prensa de la época, pero la hija nadie sabe de dónde viene. Entonces, me parecía que esa historia, que tuvo que ser durísima, debía contarla ella.

¿Cómo se documenta para escribir este libro?

En muchos casos, por la prensa de la época. No quería inventarme nada, o muy poco, solo centrarme en el hecho histórico.

 A Marcela y Elisa las encuentro en un ensayo de “Mujeres en el nuevo mundo”. Antes de la Edad Media no hay nada. Solo hay documentación a partir del siglo XV, desde el descubrimiento de América. En los Registros de la Corona hay nombres, apellidos, fechas, correspondencia y se saben cosas. Como la historia de Carolina Bustamante.

Al Sargento Soto la encontré en una revista del Ministerio de Defensa. Un historiador se encuentra con los hechos que le suceden al sargento, y los narra.

Pepa a Loba, creí que era una leyenda, hasta que leí un artículo que decía que Concepción Arenal la había encontrado en la cárcel y, por eso, se sabe que el personaje existió. A Marcela y Elisa las vi en prensa de la época, y a Marina Vega también.

¿Con cuál de los personajes disfrutó más descubriéndolo y escribiéndolo?

 Con Pepa a Loba o con el Sargento Soto son con las que más disfruté, por intrépidas, las dos. Porque fueron aventureras y valientes a más no poder. Luego, Marina Vega también, se enfrenta a los nazis. Pero, a mí Pepa a Loba, que se viste de tío, le pega el golpe al cura, se escapa de la cárcel y se va a matar al padre, me parece una pasada. Y el Sargento Soto que vivió como un hombre durante 5 años,  yendo a tabernas, lupanares y haciendo la misma vida que ellos, en el siglo XVIII, me parece increíble.

20191127_075112

¿Cuáles son sus próximos proyectos, van a seguir en esta línea, contando historias de mujeres anónimas?

Nos encantaría seguir con este proyecto. Estamos sorprendidas de la buena acogida y del interés que ha despertado. Nos ha superado. Ha sido muy fuerte. Porque es una editorial pequeña, Aloha, y no imaginábamos que iba a tener tanta repercusión. Si podemos, y encuentro historias que me vuelvan a enganchar, pues, la idea es hacer otro de este tipo.

Ahora, acabo de presentar una novela, “Nadie se conoce”,  en el Golem Fest de Valencia. Un festival de fantasía, terror y ciencia ficción. Trata de la amistad entre un embalsamador de cadáveres y su mejor amiga.

He colaborado, además, en la antología,  “She was so bad”, de la misma editorial Aloha. Son relatos cortos, también entorno a la mujer. Y luego, en “España Negra”, de la editorial Rey Lear, con autores consagrados. Yo estoy de telonera, tuve suerte de que me cogieran el relato.

¿Dónde podemos encontrar el libro ilustrado?

Está, ya, en varias librerías, de casi todas las provincias de España. Se va a iniciar, también, la distribución en México. Cualquier persona que lo pida en su librería, si no lo tienen, lo puede solicitar sin problemas.

¿Qué acogida cree que va a tener en México, uno de los países con mayor índice de feminicidios?

Pues precisamente por eso. Yo espero que encuentre lectores. Sean pocos o muchos, que algo llegue de todo eso, de lo que pensamos, y del objetivo de intentar cambiar algo del mundo, por pequeño que sea. El grano de arena, pues, bienvenido sea.

Comentarios
La historia de seis mujeres que cambiaron el rumbo de la Historia