PROTESTA EN OS MALLOS

La plaza de San Vicente exige una poda de verdad

Vecinos piden rebajar la altura de tres plataneros de más de 25 metros quitan luz y suponen riesgo para los peatones por caídas de ramas y acumulación de hojas.

La plaza de San Vicente exige una poda de verdad
Árbores na praza de San Vicente nos Mallos
Árbores na praza de San Vicente nos Mallos

Vecinas y vecinos de la plaza de San Vicente y aledaños se han organizado para pedir al Concello que adopte medidas para solventar los problemas que generan los tres plataneros de gran tamaño que gobiernan la plaza y que después de cuarenta años han alcanzado una altura considerable -hasta el séptimo piso en alguno de los edificios- quitando luz a las casas y sembrando la inquietud entre los viandantes cuando hay viento –ramas desprendidas han ocasionado pequeños accidentes- o cuando llueve –también ha habido caídas de peatones en días de gran acumulación de hojas en el pavimento-.

“Hasta ahora no habíamos hecho tanto ruido”, comenta José Alejandro Salgado, presidente de la Asociación de Comerciantes Distrito Mallos, que el lunes entregó un escrito en el registro municipal acompañado por 700 firmas solicitando una poda que disminuya las dimensiones de los árboles y reduzca los inconvenientes. El miércoles, Salgado lideró una concentración de vecinos en la plaza, bajo los plataneros, hoy sin hojas.

A preguntas de este periódico, el Concello respondió esta mañana que los técnicos del Servizo municipal de Medio Ambiente “xirarán visita, entre hoxe e mañá para comprobar se algunha rama reviste algunha incidencia”, y añade el comunicado: “os plataneros son árbores de libre crecemento, polo que a poda, no seu caso, será selectiva”.

“¿Podas selectivas? Eso ya lo hicieron antes y poco arreglan. Vienen y cortan las ramas más bajas, las que son menos peligrosas para los viandantes, o las que quitan menos luz a los edificios. Para hacer lo que los vecinos demandamos sería necesario actuar sobre las ramas altas, y eso requiere, no un camión, sino una gran escalera, y una operación más delicada”, responde Salgado.

Mapa municipal de árbores 2014

Rebajar del séptimo al primero o al segundo

De los tres plataneros, el situado más al norte, en la confluencia de la calle Ramón Cabanillas con la plaza [ver imagen superior], es el de mayor altura, al menos según el mapa municipal de arbolado de 2014. Ese año había alcanzado los 28 metros (y el diámetro de la copa, los 16,5). Los otros dos medían algo más de 25 metros de altura (y con copas de unos 14 metros de diámetro). Lo que piden los vecinos en el escrito y reclamaron ayer en la calle es que se poden los árboles para rebajar su altura “hasta un primer o segundo piso”, indica Salgado. “Hemos consultado la propuesta y expertos nos dicen que los plataneros rebrotan sin ningún tipo de problemas. No queremos que los corten, sólo que los poden, de verdad, para que tengan una altura y unas dimensiones razonables”.

Dicen los vecinos que los árboles, cuando tienen hojas, les quitan mucha luz, que ha habido casos de peatones heridos por caídas de ramas o por resbalones cuando el suelo está cubierto de hojas. Hasta ahora, los accidentes no han revestido gravedad. Pero el vecindario no se fía y por eso las firmas, las 700, se recogieron en apenas cuatro días sin ir más allá de las calles San Vicente y Cabanillas.

Esta vez los vecinos quieren que el Concello resuelva el problema sin dilación. “Hasta ahora no habíamos hecho tanto ruido”, repite Salgado, “simplemente llamábamos y nos quejábamos un poco. Entonces venían y cortaban unas cuantas ramas. Con eso no basta”.

Arbores en San Vicente


 

Comentarios
La plaza de San Vicente exige una poda de verdad