Salud bucodental

Lesiones deportivas y salud oral (1)

Como ya sabemos, son muchos los beneficios que aporta para la salud la práctica de deporte de forma rutinaria, ya que mejora la forma física, previene enfermedades generales (como las cardiovasculares) y aumenta la sensación de bienestar. En el siguiente artículo tratamos la importancia de la salud oral para mejorar el rendimiento deportivo y cómo éste disminuye el riesgo de tener problemas bucales.

Lesiones deportivas y salud oral (1)
boca
Comiendo fresas

La actividad deportiva rutinaria no sólo es beneficiosa para la salud general sino también para la salud oral ya que además de aumentar la calidad de vida, disminuye los niveles de inflamación sistémica perjudiciales para el organismo y entre los cuales englobamos las enfermedades periodontales (enfermedades de ligamentos, hueso y encía que rodean los dientes) que como infecciones que son generan inflamación que afecta tanto a la boca como al resto del cuerpo, generando un estado inflamatorio que favorece el desarrollo de enfermedades sistémicas importantes como las enfermedades coronarias, la diabetes, problemas respiratorios y trastornos músculo-articulares.

Además, la actividad deportiva disminuye los índices de obesidad la cual está también fuertemente relacionada con la aparición de enfermedades periodontales. Las personas con un índice de masa corporal adecuado y que practican ejercicio aeróbico presentan mejor salud periodontal.

Por último, destacar que el deporte también ayuda a mejorar el control glucémico de pacientes diabéticos y disminuye el estrés, ambos factores de riesgo para la aparición de enfermedad periodontal.

¿Cómo influye la salud dental en el rendimiento deportivo?

Un estudio reciente realizado por investigadores británicos en varios grupos de deportistas, reveló que la salud dental de la mayoría de los deportistas de élite no es la adecuada presentando un alto índice de traumatismos, caries, erosión dental y periodontitis, y concluyendo que los deportistas en general tienen mayor tendencia a sufrir estos trastornos.

En este sentido la Odontología Deportiva toma relevancia al ser la parte de la Odontología que estudia la influencia de la salud dental en el rendimiento deportivo de los deportistas, encargándose de la prevención y tratamiento de lesiones provocadas por falta de salud bucodental o por la práctica deportiva.

Las infecciones de origen bucal generan productos inflamatorios que se diseminan a través de la sangre afectando a músculos, tendones y articulaciones, favoreciendo la aparición de fatiga muscular, desgarros o roturas fibrilares, inflamación o dolor articular e impiden una correcta recuperación muscular.

Por ese motivo, existen determinados problemas bucales o trastornos que pueden minimizar el rendimiento deportivo:

- Maloclusiones: Diferentes estudios han demostrado que las maloclusiones (u oclusión dental defectuosa) pueden afectar en el rendimiento deportivo ya que están asociadas a diferentes trastornos fisiológicos produciendo un defecto de equilibrio y afectando al control postural, lo que puede repercutir en el deportista favoreciendo la aparición de esguinces, torceduras y fracturas.

- Bruxismo: La mayoría de los deportistas de élite están sometidos a una fuerte carga de estrés, lo que hace que el bruxismo (rechinado o frotamiento compulsivo entre dientes) sea un problema frecuente entre ellos. Esta parafunción oral produce un grave desgaste dentario, lo que genera hipersensibilidad dental, fisuras y fracturas dentales e incluso la pérdida de dientes alterando así la función masticatoria. Además, el bruxismo genera una sobrecarga funcional favoreciendo la aparición de contracturas musculares que generan dolor en cuello, espalda y cabeza. Cuando la mandíbula está relajada se consigue mayor aporte de oxígeno favoreciendo los movimientos de cabeza y cuello y permitiendo un buen control postural, y también se consigue una menor liberación de cortisol (hormona del estrés) y ácido láctico por lo que la resistencia del deportista aumenta.

- Caries: La caries es un proceso infeccioso localizado a nivel de los dientes que desmineraliza el esmalte dental formando la caries. Cuando este proceso infeccioso pasa a la pulpa (o paquete vascular y nervioso del diente) genera infecciones pulpares que provocan dolor. Estas infecciones pueden diseminar a través del torrente sanguíneo generándose una infección general que cursa con fatiga muscular y cansancio ante el esfuerzo. Además, los procesos infecciosos derivados de cualquier afectación bucal (periodontitis, pericoronaritis, infecciones periapicales) cronifican las  lesiones deportivas y producen dolores articulares y musculares.

Todas estas afecciones orales provocan una mala masticación y por tanto una menor captación de los nutrientes que aporta la dieta del deportista reduciendo su poder energético y como consecuencia su rendimiento deportivo.

Comentarios
Lesiones deportivas y salud oral (1)