SALUD BUCODENTAL

Fresas y dientes

Existe multitud de alimentos que favorecen la salud bucodental en general y el buen estado de los dientes. Lejos de mancharlos o debilitarlos, algunos poseen sustancias que consiguen el efecto contrario y que, por lo tanto, resultan altamente beneficiosos para nuestra dentadura. Uno de estos alimentos son las FRESAS.

Fresas y dientes
Fresas
Fresas

En términos generales bien es sabido lo recomendable del consumo de frutas de temporada, y en este caso, en el presente artículo, nos detenemos en las fresas, una fruta con un característico sabor dulce que aporta una larga lista de propiedades.

Desde el punto de vista bucodental, las fresas tienen una alto contenido en Xylitol, una sustancia que previene la formación de la placa dental y nos protege de las bacterias causantes de la caries. Además inhibe la desmineralización que se produce como consecuencia de la disminución del ph de nuestra boca y provoca el debilitamiento del esmalte dental. Así las fresas fortalecen nuestro esmalte (aunque no lo blanquean como algunos afirman), y previenen la formación de caries aguda. Por otra parte, el Xylitol presente en esta fruta estimula la circulación sanguínea lo que aporta vitalidad a encías y dientes.

La fresa es un fruto que se caracteriza por su bajo contenido en calorías y grasas, por ayudar a regular el tránsito intestinal gracias a la alta presencia de fibra y por contener un número elevado de antioxidantes que impiden el envejecimiento prematuro del organismo y aseguran su buen funcionamiento. Además, las fresas cuentan a su vez con otro tipo de sustancias igualmente beneficiosas para el cuerpo humano como son el Potasio, la Vitamina C, el Omega 3 o el ácido fólico. Son ricas en fructosa  lo que nos permite aportar azúcares de forma natural  y al ser bajas en calorías podemos consumirlas incluso estando a dieta.

También son ricas en ácido cítrico, ácido salicílico, el cual ejerce una acción antiinflamatoria y anticoagulante sobre el organismo. Contiene ácido ascórbico, lecitina y pectina, sustancias que juegan un gran papel a la hora de reducir el nivel de colesterol en sangre. 

Resultan altamente beneficiosas para la mujer, ya que ayuda a reducir el estrés y los dolores causados tanto por la menstruación como por la menopausia. Permiten combatir la alteración en el metabolismo de los hidratos de carbono que sufren algunas mujeres antes de la menstruación, que las lleva a aumentar la ingesta de dulces y harinas refinadas. 

Por su composición, tienen un efecto diurético, lo que las hace una fruta especialmente indicada para las personas que sufren gota, hipertensión arterial y retención de líquidos.

Por todo ello podemos afirmar que la fresa resulta un buen aliado para mantener tu boca y salud en general en perfecto estado y para cuidar al máximo tu salud bucodental. Con sus múltiples propiedades se convierte en uno de los mejores remedios naturales, sano y con un sabor delicioso, que asegura una higiene dental y bucal.

Comentarios
Fresas y dientes