Xentes da Agra

El barrio opina: hostelería

La hostelería en A Coruña ha sufrido las consecuencias de la crisis derivada de la pandemia, más que casi cualquier sector. Los hosteleros han visto peligrar sus negocios y, algunos, se han visto obligados a cerrar la persiana.

El barrio opina: hostelería
Hostelería int
Hostelería

Desde que el coronavirus hizo su entrada en nuestra ciudad, las cosas han cambiado bruscamente para nuestros negocios. No obstante, sectores como el de la cultura, el turismo y la hostelería han sido los más afectados. La crisis económica causada por la pandemia les afecta en primera línea y las restricciones les apuntan siempre a ellos antes que a nadie.

En Junio del año pasado el presidente de la Asociación de Hostelería de A Coruña, Héctor Cañete, ya alertaba del peligro de cierres y de la alerta máxima que vivía el sector hostelero. Vaticinaba el cierre de un 10 o 15% de los negocios y aconsejaba ser cautos a la hora de reiniciar la actividad.

Con el paso del tiempo sus augurios fueron confirmados e, incluso, la realidad superó las expectativas. En el último año 2 de cada 10 establecimientos hosteleros gallegos se han visto obligados a cerrar definitivamente. 3.400 negocios de hostelería de Galicia han cerrado sus persianas, según los datos de la Federación Gallega de Empresas Inmobiliarias (Fegein)

En A Coruña la realidad ha sido todavía más dura si cabe. La provincia coruñesa contiene la mayor parte del sector con casi 8.000 establecimientos hosteleros frente a los 19.052 de toda Galicia. Desde el comienzo de la pandemia en nuestra provincia han cerrado alrededor de 1.450 negocios del sector, el 43% del total.

Los hosteleros hablan

Después de un año pagando los platos rotos de esta crisis, los hosteleros están cansados de esta situación, de los cambios constantes en las medidas y de esperar a que lleguen las ayudas prometidas. Consideran que se está criminalizando injustamente al sector y solo piden un poco de piedad para poder levantar cabeza porque ellos no son los culpables de todo lo que está pasando. Sin embargo, sí que son los primeros señalados y los que más cargan con la mochila de la crisis. El sector está cambiando y todavía no ha tocado fondo. Calcular las consecuencias de esta crisis, solo se podrá hacer dentro de unos años cuando el futuro de los que ahora penden de un hilo, se defina.

Comentarios
El barrio opina: hostelería