Comercio de barrio

En plena pandemia se renovó la Peluquería Verso

Sonia Souto es la propietaria de la peluquería Verso. A los 16 años comenzó su formación en Peluquería y ha dedicado su vida a la profesión.
En plena pandemia se renovó la Peluquería Verso
Sonia Souto
Sonia Souto

Comienza sus estudios de peluquería combinándolos con su trabajo en la clínica capilar Svenson, lo que le permite conocer los tratamientos capilares. Apasionada de la peluquería trabaja en Llongueras y en otros centros de peluquería en donde se forma continuamente y se convierte en una peluquera experimentada con una larga trayectoria de 33 años en el arte y cuidado del cabello.

Desde hace más de trece años, regenta la peluquería en la Avenida Gramela 15. La pandemia, que nos ha influido a todos, le pone en situación de cambios en su propio negocio y se plantea una renovación en la imagen de su peluquería además de intensificar su formación incorporando nuevas técnicas y estilos para todas y todos sus clientes.

Sonia es una mujer que cree en la vida de barrio, alimenta las relaciones con sus vecinas, vecinos y colegas de profesión en donde impulsan el apoyo mutuo. Ella, que es una mujer fuerte, insufla ánimo allí por donde va, dinámica, alegre y protectora en donde las haya.

Con esa fuerza y esmero le da forma a su centro creando un espacio amplio, luminoso y acogedor para su clientela.

En estos tiempos extraños de pandemia, ella  encuentra un acicate para renovarse profesionalmente adaptándose crecientemente, ofreciendo nuevas técnicas para el cabello e incorporando nuevos productos asequibles y de buena calidad.

“La pandemia, además de preocupante por supuesto, fue un momento de renovación. Antes de la pandemia estábamos en la peluquería mi socia y yo, en esta situación decidimos entre las dos hacerme cargo yo y en un futuro, que mi querida socia pueda reincorporarse. De ese modo comencé a crear los cambios que quería hacer para sentirme identificada y cómoda, como “estar en casa” en mi centro. Y en ese camino estoy.

Siempre ha sido muy importante el trato con mis clientas, tener un vínculo muy cercano, de mucha confianza. Además de disfrutar de la relación, me ayuda a intuir y plasmar el estilo que le gusta y le va bien para su corte, peinado, color… y en esta etapa quiero ofrecerles toda mi creatividad para que se sientan muy bien con su imagen.

Como comentamos antes, he estado reciclando mi formación, que nunca acaba, siempre hay mucho que aprender. Me he dedicado a hacer varios cursos, entre ellos curso de mechas, de tinte, estudio del cabello para poder analizarlo; y estudio del cuero cabelludo para ver qué le viene bien a cada persona. En este momento la gente necesita un cambio, necesita sentirse guapa, bien consigo misma. Las y los profesionales de la peluquería somos un factor importante en ello. También reciclaje en cortes de pelo y en poco tiempo voy hacer un perfeccionamiento en corte de caballero. 

Los servicios que ofrezco son todos los de un centro de peluquería, pero quiero especificar algunos servicios muy adecuados para este momento. Botox, tratamiento de vitamina e hidratación: este tratamiento le da una inyección espectacular de vitamina y de vida al pelo. Alisado orgánico que lleva químicos, muy poco, pero lleva, no quiero engañar a nadie; pero lleva mucho menos que los alisados que se hacían antes. Incorporaron más tratamiento de hidratación y de vitamina para el cabello. En Tintura, los que trabajo ahora, tienen muchas propiedades naturales, además del químico que deben de llevar ya que, sino no te dan cobertura, sí es cierto que tienen mucho más producto natural que rejuvenecen el cabello. Y, cómo no, los rizos: me encanta el pelo rizo y ahora hay un boom especial que es el llamado método Curly para tratar el pelo rizo. Los rizos están de moda y eso me encanta, soy una enamorada del pelo rizo y es mi especialidad, además de las mechas.

También para las personas que lo necesitan,  hago maquillajes para bodas y eventos.

Me siento muy cómoda cuando viene una clienta, se sienta y me deja hacer, se pone en mis manos con total confianza y ahí puedo ser la artista de su cabeza llegando al trabajo final, cuando la clienta se mira al espejo y se queda encantada.

Tengo unas clientas y clientes muy agradecidos. Ello me estimula para mejorar y dar lo mejor de mí misma.

Y para ir finalizando, una cosita que quiero comentar: hay mucha gente que está donando su pelo, y tengo varias clientas que han donado su coleta. Aquí las preparo y las envío.

Quiero agradecer a mi familia, amigas y amigos todo el apoyo recibido en este cambio que estoy haciendo, han sido de gran ayuda y siento mucho agradecimiento.

Comentarios
En plena pandemia se renovó la Peluquería Verso