En otoño, la piel necesita un peeling con glicólico

Crónica de una boticaria en el barrio de A Gaiteira
Glicólico
Glicólico (imagen de Isabel F.Palomo)

La piel de verano disfruta de libertad de horarios, largos días de sol, sal y cloro. Probablemente dormimos menos, o de manera desordenada e igual ocurre con las comidas, en ocasiones ligeras y llenas de frutas y verduras, que es lo que más apetece con el calor, y otras copiosas, que es lo que suele ocurrir en fiestas y reuniones familiares. Resultado, buen color y el cutis algo seco.

El sol es un buen aliado para las pieles con acné, que mejora gracias a su efecto bactericida, y un enemigo de la hidratación, además de ser el principal causante del fotoenvejecimiento, manchas, arrugas y un gran activador de radicales libres que terminan causando ese aspecto de piel avejentada.

Durante el verano, insistimos en el uso continuo de protector solar para frenar esa acción oxidativa que disparan los rayos UV y una buena hidratación, interior y externa para prevenir las arrugas. A pesar de los claros beneficios que proporciona el descanso, el buen color que tenemos cuando se activa la melanina y lo necesario que es para nuestra mente romper con la rutina, septiembre nos pide a gritos que nos deshagamos de las células muertas y secas de nuestra piel con un peeling de alfahidroxiácidos (AHA’s)

Los AHA’s se extraen de frutas y verduras (glicólico, azeláico, tartárico, cítrico, mandéloco, málico, salicílico) y con ellos conseguiremos devolver a la piel un tono uniforme, luminoso, hidratado y más fino, además de disminuir las marcas de acné antiguas.

En Lp10 Lab solemos aconsejar el glicólico, que se extrae de la caña de azúcar. En cabina, lo aplicamos a una concentración superior que el gel que hemos formulado para tratamiento domiciliario, al 15% y estabilizado con ácido láctico bio, para evitar el efecto irritativo de concentraciones superiores y que sea totalmente seguro. Es. tolerado incluso por las pieles con rosácea.

Los tratamientos con glicólico  generan una exfoliación que permite acelerar la renovación celular, que de forma natural se produce entre los 21 y los 28 días.

La estimulación acelerada favorece la formación de colágeno y, también, la producción natural de ácido hialurónico, aportando elasticidad a la piel. Al contrario de lo que podría parecer al tratar la piel con un ácido, hidratamos también,  ya que disminuye la perdida de agua.

¿Qué funciones tienen los AHA’s?

  • Disminuyen las arrugas, ya que con su acción exfoliante pule la piel en superficie reduciendo las pequeñas arrugas y líneas de expresión.
  • Aumenta la luminosidad de la piel, debido a su acción renovadora.
  • Mejora la textura de la piel, ya que estimula la formación de colágeno.
  • Mejora la hidratación, ya que evita la pérdida de agua.

¿Para que están indicados los AHA’s?

  • Tratamiento antiarrugas, elimina las pequeñas arrugas.
  • Atenúa las manchas unificando el tono de la piel.
  • Elimina las pequeñas marcas de ácne.
  • Da una gran luminosidad a nuestra piel mostrándola más fresca y joven.
  • Actúa frente al fotoenvejecimiento provocado por el sol, es decir manchas y engrosamiento característico de estas pieles.
  • Mejora el ácne y las pieles grasas ya que ayuda a normalizar la secrección sebácea que esta sufre.
  • Combate la flacidez de la piel.
  • Mantiene la hidratación en todo tipo de pieles.
  • Potencian otro tipo de tratamientos que se utilicen a posteriori debido a su acción como peeling.

En el mismo tratamiento, en función del estado de la piel, aconsejamos también la sinergia junto a otros activos como la vitamina C, el retinol, ácido hialurónico, vitamina E, colágeno marino etc….

Los AHA’s no son fotosensibilizantes, pero dejan la piel más sensible, por eso lo ideal es usarlos en esta época del año y con protección solar después para garantizar su seguridad.

Comentarios