Yo no soy Sande, pero en este caso me solidarizo con él

No me gusta el “#JeSuis…” porque se aplica demasiado selectivamente. La primera vez fue, si no recuerdo mal, en 2015 con motivo del atentado al semanario satírico francés Charly Hebdo. Posteriormente, cuando los atentados en París, circuló “JeSuisParís”, pero no tres días después cuando Hollande ordenó bombardear una ciudad siria con resultado de 143 civiles muertos. Ahí nadie era Siria.

JeSuisSande
#JeSuisSande

Pero vamos a lo que nos ocupa.

José Manuel Sande, Concejal de Culturas deberá comparecer en el Juzgado acusado de un delito contra los sentimientos religiosos por no retirar uno de los carteles promocionales del Antroido que representaba a un hombre disfrazado de Papa.

La denuncia fue interpuesta por la presidenta de la Asociación de Viudas de Lugo, Aurora Carro, y otras personas afines. “Aunque el autor es un impresentable, los culpables son los que lo autorizan” declaró en un desborde de amor al prójimo.  “Como católicos xa o perdoamos, porque iso é o que nos ensina a relixión: o perdón e o amor” pero aínda así insiste en demandar que a denuncia lle sirva como "escarmento".

 

Parece ya una costumbre desde el famoso caso de los titiriteros en Madrid, recurrir a los juzgados para mostrar la intolerancia y la rabia contra los gobiernos municipales de nuevo cuño. Ahora es con motivo de uno de los varios carteles de carnaval, ya que la denunciante considera "muy desagradable" y de mal gusto" disfrazarse "de cura, de monja, de guardia civil, de policía y de militar" . Pero entonces ¿de qué nos podemos disfrazar en Carnaval? ¿Por qué le parece de mal gusto?

Tal vez pretendan hacer como los terroristas con las caricaturas de Mahoma, asustar a los humoristas gráficos, eso sí, sólo llevándolos a los tribunales. De hecho, la representante de las viudas llegó a retar al autor del cartel a poner una ilustración de Mahoma "si es tan valiente".

El caso es que nuestro concejal de Culturas se ve en este trance por no asustarse y negarse a retirar el cartel. Todos sabemos que en nuestra ciudad seguiremos disfrazándonos de monjas, curas, militares, spiderman, Donald Trump y lo que se nos ocurra. Y seguiremos haciéndolo tranquilamente, aunque nos intenten montar un aquelarre las viudas de Lugo. Por cierto, ¿qué hacen las viudas de Lugo en el Antroido coruñés?

Comentarios