Consejos para que tus uñas luzcan

Hoy os voy a explicar cómo tener unas uñas bonitas y bien cuidada
Uñas
Uñas

¿Por qué es importante limpiar la cutícula antes de esmaltar?

Es importante que la cutícula esté bien limpia, bien recortada y esté bien pulida antes de esmaltar, porque así lo que vamos a conseguir es que el esmalte se fije mejor a la uña y quede más definido y pulido en los bordes y en los laterales. Al hacer una retirada perfecta de la cutícula,  el esmalte tiene mayor duración, ya que no va aparecer grasa natural que segrega la propia cutícula y que puede hacer que se levante el esmalte.

¿Cómo se trabaja el esmalte?

Ya tenemos la cutícula perfectamente limpia, ahora aplicamos un reparador de la uña: lo que hace es limpiar la grasa natural de la uña y las bacterias. Luego procedemos a aplicar una base, en mi caso utilizo una base niveladora para que la uña quede perfectamente limpia y lisa, pasando ya al esmaltado con el color que elijamos.

Se aplica una primera capa de esmaltado, cuidando mucho los bordes. Se puede hacer con un pincelito más fino, si es una cutícula muy complicada y muy cerrada. Luego aplicamos una segunda capa con un poco más de pigmentación y por último un brillo que va a fijar el color y quede protegido.

¿Qué hacemos después de esmaltar?

La uña ya está esmaltada y ahora limamos con muchísima suavidad los bordes libres de la uña, para limar así algún pico que pudiese haber quedado o algún resto de esmalte. Una vez realizado lo anterior, procedemos a hidratar, se puede hidratar con parafina o con crema y masajeando.

También podemos incluir un diseño a mano alzada. Los diseños que más se llevan son las formas geométricas y las flores, como las margaritas, tulipanes, rosas... Así tenemos unas uñas cuidadas y bonitas.

Comentarios