Por qué ahora sí y después también

Hola a todos:

Después de unas semanas desaparecida, aunque de forma justificada (el trabajo todo lo vale), vuelvo a la cancha con este post que desde hace tiempo vengo rumiando.

Neozén
Neozén

Llevo varios fines de semana de curso en curso por Madrid y otras ciudades de nuestra geografía. La formación es muy importante para nosotras, las profesionales del sector: nuevos tratamientos, productos, protocolos de trabajo, etc… Nos son presentados teniendo en mente que el verano está por llegar. Estar al día sobre lo más innovador en cosmética avanzada, terapias alternativas o mismamente, qué nuevo aparato de láser es el más efectivo, es nuestro pan de cada día.

Curiosamente, ésta es una muy buena época para empezar en serio con nuestros tratamientos corporales, eso de “casi mejor espero a que pasen estas fiestas y me pongo en firme” (recordad que se acerca Semana Santa con “La hija de Thor” al acecho, jejeje…) mejor que no. Dejadme que os explique por qué ahora sí y después no… bueno después también.

 Todos sabemos los excesos que cometemos en los últimos meses del año, las cenas de empresa, la comilona anual con los amigos, la cena de Nochebuena, la comida de Navidad, en este punto, creo que ya sabéis de sobra por donde voy; [email protected] queremos estar espectaculares para recibir el año, pero sin renunciar a la gula tan propia de esas fechas y JUSTO AHÍ, es a donde yo quería llegar, porque después la excusa que más nos ponemos es... ”Después de las fiestas empiezo en serio...”. Permitidme que os aclare algo, después de las festividades de año nuevo y reyes viene carnavales y a continuación semana santa, después empiezan las fiestas parroquiales y llegan las primeras verbenas y el verano a la vuelta de la esquina y así nos pasamos el año de fiesta en fiesta y tiro por que me toca, cuando nos damos cuenta ya son navidades de nuevo.

 Los tratamientos reductores – remodelantes son sin duda el mejor aliado para poder contener todas nuestras “debilidades” a raya, algo que no es imposible y sí muy probable.  Y aunque no son milagrosos con disciplina, mantenimiento y buenos hábitos se pueden conseguir resultados espectaculares, es cuestión de voluntad y dedicación diaria para conseguir una meta que nos satisfaga y que no nos obsesione. Los tratamientos faciales tampoco se quedan atrás, Iluminadores, Anti - edad de efecto lifting, los tratamientos de contorno de ojos son los que más se demandan en esta temporada tanto para hombre como para mujer, recordad que si sois de Coruña o inmediaciones no dejéis de visitarnos.

Un saludo.

Lorena

Comentarios