Las otras víctimas de la violencia de género

André, Ruth, José, Cristina, Carlos, Amaia, Candela, Maxi y Miclete,todos estos niños y niñas han sido asesinados por sus padres, entre otros muchos que  son  noticia de titulares de periódicos casi todos los días -por desgracia- nos acercan a esta realidad, que ocurre en nuestro país que se muestra imparable.

Según la Ley de Ley Orgánica 8 /2015 de 22 de julio, de modificación de protección a la infancia y la adolescencia, en su disposición final tercera, modifica algunos artículos de la Ley Orgánica 1 /2004 de 28 de diciembre de Medidas de Protección Integral contra la violencia de género, con el objeto de integrar a los hijos en hijas de las mujeres víctimas de violencia de género en las relaciones de pareja o ex pareja, como víctimas directas, también de los ilícitos penales.

En el artículo 1, apartado 2 dice que “se establecen medidas de protección integral cuya finalidad es prevenir, sancionar y erradicar esta violencia y prestar asistencia a las mujeres, a sus hijos menores y a los menores sujetos a tutela, guarda y custodia”.
En dichos procesos- los llamados juicios rápidos - el juez de violencia deberá pronunciarse sobre la pertinencia de la adopción de medidas cautelares como la suspensión de la patria potestad o la custodia del menor y además adoptara las medidas necesarias para garantizar la seguridad, integridad y recuperación con un seguimiento periódico en su evolución tanto de la madre como de los hijos.

Con carácter excepcional la autoridad judicial, podrá prohibir al padre que se aproxime a los menores, acercarse al domicilio y además podrá ordenar la salida del progenitor del domicilio en el que hubiera estado conviviendo .Fijará una distancia mínima de 300 metros del agresor a sus hijos y ex mujer, y podrá prohibirle cualquier tipo de comunicación con la persona o personas que se indique bajo el apercibimiento de incurrir en responsabilidad penal .

La expresión que suelen utilizar los agresores, como lo hizo José Breton o Daniel Oubel que los dos escribieron a sus ex –mujeres “te voy a hacer daño con lo que más te duele”, diciéndoles que van a matar sus dos hijos, amenaza que ambos cumplieron asesinado a sus hijos.

La clave está en el dominio que ejercen sobre la mujer, utilizando a los hijos para provocar el máximo daño a ellas, porque su masculinidad ha sido dañada cuando ellas les han pedido la separación o el divorcio. 

En este ámbito tan cerrado y privado como es el hogar familiar, dónde nada es blanco o negro, en el que la jueces deberían de investigar cuando se ha producido la separación o el divorcio sobre quien es el que se ocupa de los niños, si madre el padre o ambos.

La violencia sobre los hijos ha sido el final de la violencia previa sobre la mujer. Deben de activarse todos los protocolos de actuación en situación de violencia física o psicológica que venían ejerciendo sobre su mujer, con actuaciones extrañas, como por ejemplo cambiar el fin de semana que no les tocaba para poder estar con sus hijas argumentando  una disculpa estúpida, hecho que provoca en la mujer el miedo a que su ex pareja pueda provocarles un daño a los hijos, en muchos casos los agresores tienen ya un plan preconcebido, premeditado para acabar con la vida de sus hijos, de ahí la conveniencia de extender la orden de protección para estos menores. 
La pregunta que todos nos hacemos ante estos asesinatos de por parte de los padres ¿por qué los matan?
Nos pueden venir a la cabeza multitud de respuestas

  • Porque están deprimidos 
  • Por qué han consumido una gran cantidad de alcohol o drogas 
  • Por qué han perdido el trabajo 
  • Porque han tenido un brote de esquizofrenia

La violencia de género es un crimen por convicción, porque el hombre “tiene derecho a corregir a su mujer, tanto en el ámbito público como privado, anulan la personalidad de la mujer, dado que el modelo dominante en nuestra sociedad sigue siendo el modelo masculino, la existencia de la superioridad moral sobre su mujer.

Así el 80% de las muertes de violencia de género se producen después de la ruptura, cuando el hombre se siente abandonado y no entiende porque su mujer le ha pedido la separación no asumen esa realidad.

¿Qué tenemos que hacer para que dejen de producirse estos hechos aberrantes de asesinatos de menores en manos de sus padres?:

  • -en primer lugar educar en valores 
  • -en segundo lugar potenciar la igualdad entre hombres y mujeres 
  • -en tercer lugar, que no existan diferencias entre los roles: masculino y femenino 
  • -en cuarto lugar que no existan estereotipos entre niños y niñas 
  • -en cuanto lugar romper con la creencia del amor romántico 

Estos menores que sufren situaciones del maltrato por parte de sus padres (hombres) con el paso de los tiempos presentan una serie de síntomas, entre ellos:

  • -tienen problemas de comportamiento 
  • -tienen un mayor riesgo de padecer depresión 
  • -bajo rendimiento escolar 
  • -aislamiento social 
  • -dolores corporales, de estómago, de cabeza 
  • -a menudo mostraran su ira 
  • -creen que de alguna manera son los culpables de la violencia en el hogar 
  • - intentos de suicidio

Este año la Xunta de Galicia ha incrementado las dotaciones presupuestarias para dedicar a la atención psicológica a menores que han sufrido malos tratos al igual que se han establecido más ayudas para que los ayuntamientos puedan realizar actuaciones de prevención para estas “nuevas víctimas de la violencia de género”.

Cuando acompaño a una mujer que desea interponer una denuncia ante la Policía mi percepción como jurista y como mujer es que todas las mujeres tienen idénticas emociones:

  • -sienten vergüenza 
  • -tienen miedo a su agresor 
  • -tiene sensación de fracaso 
  • -sensación de culpabilidad “él es así “
  • -se sienten solas 
  • -tienen mucha inseguridad ante lo que les pueda ocurrir después de denunciarlos 
  • -sienten preocupación por sus hijos 

En el 2016 la Xunta de Galicia a través de la Consellería de Igualdad realizo un curso de formación de voluntarios, expertos en igualdad y en violencia de género- al que pertenezco, para acompañar a mujeres que han sufrido malos tratos y que acuden a las casas de acogida para recibir acompañamiento, apoyo de los profesionales y por ende de las Instituciones, ayudándolas a realizar cualquier tipo de documentación ante la Administración, acudir con ellas a una entidad bancaria, o simplemente al cine o a dar un paseo.

Qué pautas debemos de seguir para realizar esta acompañamiento y apoyo para ayudar a estas mujeres que han sufrido violencia 

  • -Empatizar con ellas 
  • -Escucharlas, respetar su confidencialidad 
  • -No Juzgar, evitar el hacer preguntas “por qué no lo dejas “
  • -Reconocerles su valentía por haber interpuesto la denuncia, empoderarlas 
  • -Respetar su autonomía que ella decida lo que quiere hacer 

Solamente se denuncian un 22% de la violencia de género existente en España y se calcula que dos millones de mujeres sufren maltrato por parte de su pareja o ex –pareja y casi un millón de niños y niñas sufren la misma violencia en casa que las madres.

“El camino es duro pero se deja de ser una víctima para ser una superviviente “

Comentarios