Nuestro primer año con EntreNós en la web

Marisa y Rubén venimos de la comunicación de barrio. Fue en el año 92 cuando estuvimos participando en La Voz del Agra (luego La Voz del Barrio). Desde entonces hemos estado "pateando" el barrio del Agra del Orzán (hoy con EntreNós) y luego, unos diez años después, también el de Los Mallos, con Distrito Mallos. Hoy, con algunas ayudas estimables, hacemos EntreNós Digital.

Rubén Sánchez. Editor de Entre Nós-min
Rubén Sánchez, editor y director de EntreNós.

Siempre tuvimos abierta la puerta a la expresión de los vecinos y de los colectivos de ambos barrios. Y hemos sido testigos de cómo han ido cambiando no sólo en su composición humana, cada vez más diversa, sino también en sus costumbres, en sus hábitos de relación y de comunicación. Hoy ha irrumpido con fuerza Internet, con sus redes sociales, su información digital, sus vídeos, sus grupos de relación... El campo de la información y la comunicación se está revolucionando muy rápidamente.

Muchas personas aprovechan las nuevas oportunidades que les brinda Internet, y también los medios de comunicación tratan de hacerlo, pero con diferentes resultados. Los grandes periódicos pierden tirada, pierden recursos, pierden personal y finalmente: pierden calidad. Hoy se adentran más en el género del panfleto que en el de la información. Esto acelera su caída.

Por nuestro lado, el de la comunicación de barrio, meternos en Internet supuso diversas pruebas: hacer circular el pdf de nuestras publicaciones, darles un formato digital... hasta llegar al formato de periódico digital: EntreNós Digital, este que estás leyendo. Esto nos permite mucha mayor cobertura de contenidos, ya que no tenemos un límite de páginas que nos obligue a seleccionar. También nos obliga a estar más pendientes de lo actual y a trabajar por tanto mucho más los contenidos.

Seguimos manteniendo el mismo enfoque: facilitar la comunicación a las y los vecinos y defender los derechos humanos. Nuestras líneas rojas son dos: no incitar a la violencia ni a la discriminación. Nos hemos propuesto hacer el máximo seguimiento a los movimientos sociales, a la vecindad más activa que busca expresarse y, poco a poco, vamos tomando contacto. Nos hemos encontrado en el camino con la inmensa actividad tanto social como cultural que se desarrolla en la ciudad, por lo que hemos puesto en marcha la Agenda Social y la Agenda Cultural. Hay temas que adquieren mucha dinámica por momentos: la violencia de género, la memoria histórica, los refugiados, la defensa de lo común... y hacemos lo posible por estar ahí.

No podemos sustraernos al momento que vive la ciudad, gobernada por un "gobierno del cambio", atacado vergonzosamente desde medios de comunicación que deberían hacer del rigor informativo su principal bandera. Ni podemos caer en el seguidismo acrítico, ni en la falsa crítica de que hacen gala estos medios. Tratamos de informar de lo que se hace en la medida de nuestras posibilidades y nos preocupa especialmente lo que más incide en la vida cotidiana: la renta social municipal, la violencia de género, la participación ciudadana, el comercio de barrio...

No podemos todavía considerarnos un medio de información, pero sí un medio de comunicación al servicio de quienes más se preocupan porque todas las personas podamos vivir mejor: los movimientos sociales. Ahí estamos y ahí vamos a poner el énfasis en nuestro segundo año.


 

Comentarios