comercio de oza

Feli Alimentación: 30 años de esfuerzo y corazón

Hace ya 30 años que Felisa Fondo llegó al barrio de Oza para instalar su negocio. Desde entonces el esfuerzo, la dedicación y el cariño han sido los motores de un proyecto que no ha dejado de crecer y que ha sido capaz de sobreponerse a los momentos más duros.

Feli Alimentación: 30 años de esfuerzo y corazón
Feli
Felisa Fondo

Feli trabajó durante 22 años en un mercado junto a su marido, compartiendo mano a mano un puesto especializado en carne de cerdo. Fue hacia el año 92 cuando Feli decidió emprender el negocio que hoy podemos visitar en la avenida de Oza. Feli Alimentación es una carnicería, una charcutería gourmet y mucho más. Desde el principio apostó por los platos cocinados, una manera mucho más cómoda de disfrutar de la calidad de su producto. “Al principio cocinaba yo. Ahora la cocinera lleva 14 años con nosotros”, cuenta Feli. 

Poco a poco fue añadiendo nuevas referencias al haber de su local. Hoy, podemos encontrar de todo: desde las conservas más selectas, hasta los bombones perfectos para convertirse en un regalo delicioso. En Feli Alimentación, todo está escogido con cuidado y con el cariño extremo que su dueña demuestra sólo con mencionarlo: “No hay nada que me guste más en el mundo. Lo trato con mucho cariño, le doy lo mejor de mí. Le pongo todo mi corazón.”

Entender la clave de cómo un negocio puede aguantar a las duras y a las maduras durante 30 años, es entender la tenacidad y la lucha de su dueña: “Yo no me he ido de vacaciones ni quiero, porque me gusta lo que hago. A mí me jubilará la naturaleza que es muy sabia.” También es entender la confianza en un equipo constante comprometido con el proyecto: “Yo sin un equipo detrás no lo conseguiría. Cuento con muy buen personal, por eso creo que el mérito es de todas.

Cocina tradicional casera, charcutería gourmet y mucho más

Una de las claves esenciales de Feli Alimentación es su sección de charcutería. Los productos son selectos y además, gozan de fama por su manera de llegar a tu mesa. Las pizarras de quesos e ibéricos sorprenden a cualquiera. Al punto de que da pena comerlos, tal y como nos cuenta Feli. También puedes escoger tus preferidos y llevártelos en las cantidades más cómodas para ti.

La charcutería de Feli es perfecta para una merienda o un picoteo. Por eso, su equipo tiene servicio de catering. No tienes más que hacer una llamada y tienes la reunión o el cumpleaños montado donde necesites.

Para platos más elaborados, Feli cuenta con la experiencia de su cocinera, especializada en cocina tradicional casera. Cada día cocinan los platos y el cliente no tiene más que ir a recogerlos: “A mí me gusta que me lo encarguen, porque puede ser que un día tú quieras unos macarrones o una empanada de zamburiñas, pero que cuando llegues ya no la haya.” Cordero, carne en rollo, tortilla, fideuá… y hasta 3 postres distintos y, lo más importante, todo hecho en casa.

Para esta campaña de Navidad, Feli nos ofrecerá 8 menús distintos para escoger. No se trata de opciones cerradas, el cliente puede combinar y proponer cambios; el equipo lo valorará y le aconsejará la opción más oportuna. Hasta el día 20 en Feli Alimentación estarán recogiendo encargos para las primeras fechas señaladas.

Felisa se encuentra como en casa dentro de su negocio, hay pocas cosas que la satisfagan más que ver felices a sus clientes y ver crecer su proyecto. Es esa ilusión, que sigue incandescente 30 años después, lo que asegura su futuro. “Yo tengo el convencimiento de que al menos lo intento todos los días, con seriedad y con todo el corazón”, concluye Feli.

Comentarios
Feli Alimentación: 30 años de esfuerzo y corazón