Vagos y maleantes Extra!

Vagos y maleantes Extra!: Antonio Ros

Se llama Antonio Ros y nació un 24 de Agosto de 1988 en Málaga, aunque al poco tiempo marchó con su familia a Valencia por el trabajo de su padre.

Vagos y maleantes Extra!: Antonio Ros
Antonio Ros
Antonio Ros

Se dedica a tocar la guitarra e intenta vivir de ello. ¿Desde cuándo? Pues desde este mismo año. “La primera vez que bajé a tocar a la calle fue en Murcia, huyendo de mi trabajo de funcionario interino. Lo hice porque no me veía toda la vida así... Y yo siempre he querido vivir de la música.

Después de probar suerte en diferentes ciudades, Antonio llegó a Coruña y la cosa empezó a funcionarle. Seguro que lo habrás visto tocar en la esquina del Teatro Rosalía con Riego de Agua o en el cruce de Galera con Olmos. La primera vez que lo escucha uno se queda asombrado de su talento, con esas notas ácidas y psicodélicas, bluseras pero con bastante de rock and roll. Parece la guitarra una extensión de sí mismo, y aunque al hablar con él puede que te parezca una persona algo tímida, saca todo su desparpajo tocando la guitarra de una manera que pocas veces antes se ha visto en las calles de esta ciudad.

Le preguntamos por su formación y nos cuenta que “de formación artística, solo el clarinete durante 4 años. En bachiller lo dejé por qué quería tocar la guitarra eléctrica”. Y desde entonces no ha dejado de hacerlo. Casi media vida con la guitarra a cuestas se dice pronto. Influencias, muchas, pero destaca estas: “la música de los 60, 70. Me gusta mucho Jimi Hendrix y Dire Straits. También tuve una época rapera, popera... El rock español también me gusta mucho. Rosendo, Extremo, Platero...”

En cuánto a las experiencias que ha ido sumando en este tiempo tocando en la calle, los momentos que a él le parecen más a tener en cuenta son “cuando se hace la magia. Cuando te olvidas hasta de ti mismo. Eso creo que es la vida... Cuando sueltas el control y simplemente vives”. Por que Antonio toca igual que vive, con la ilusión de un niño y las ganas de quién lo ha apostado todo a una carta y ya no tiene nada que perder, por que sea lo que sea, ganará seguro. Aunque a veces la vida no sea siempre color de rosa: “Al principio es duro... Pero cuando te das cuenta de que al final siempre salen las cosas pues empiezas a confiar mucho más”.

Por el momento no tiene más proyecto que ir sumando día a día. “Vivo el presente, pero me gustaría viajar tocando en la calle. No sé... Lo que se vaya presentando será bienvenido, pero nada a largo plazo, lo que me importa de verdad está pasando aquí y ahora”. Nos acercamos al final de esta entrevista y hablando de sueños y esperanzas esto es lo que Antonio nos deja para la reflexión: “Mi sueño creo que ya es lo que estoy viviendo ahora. Seguir siendo feliz haciendo lo que me gusta y que la gente se sienta feliz cuando me escucha.

Por último, le preguntamos si piensa si con lo que hace le ha salvado la vida a alguien o a sí mismo y no duda en responder: “¡A mí desde luego que sí! A los demás no lo sé...como ya he dicho si la gente que me escucha al pasar por la calle es feliz con mi música quizá ya se haya conseguido bastante...”

Comentarios
Vagos y maleantes Extra!: Antonio Ros