“Nuestro propósito es el incendio”: Yūgen 8.43

Hace alrededor de un mes comenzó a escucharse en la ciudad un murmullo lejano, el eco que señalaba que algo se andaba cocinando por las calles. Eran el equipo de Yūgen 8.43 que asomaron la cabeza de su proyecto. “Nuestro propósito es el incendio”: así irrumpían, pero ¿quiénes son? ¿Qué es Yūgen 8.43?

“Nuestro propósito es el incendio”: Yūgen 8.43
TamaraAbelAGarci
Tamara-Abel-A.Garci

Tamara Rademacher, Abel García Pantín y A. Garci son los nombres detrás de la idea que en su página (www.yugen843.WordPress.com) se define así: “Queremos  ofrecer un espacio especializado de información, difusión y divulgación literaria donde encontrar talentos y voces diversas.”.

“Yūgen” es una palabra de origen chino, pero que los japoneses utilizan para definir una emoción concreta… La conmoción que provoca la belleza. Algo que te hace reencontrarte contigo y con el mundo. Es un concepto estético, espiritual y artístico”, señaló Tamara Rademacher. El nombre, además, es un tributo de los fundadores a una de las revistas literarias que popularizó a la generación Beat. Era un proyecto de  Hettie Cohen y  LeRoi Jones tenía el mismo nombre, solo que sin los números: “8 y 43 son las primeras cifras de las coordenadas de A Coruña”, cuenta Garci.

La falta de espacios que pusiesen en valor la literatura y más todavía la underground fue uno de los motivos que les llevó a dar el paso de comenzar el proyecto que nació en una mesa del Macondo, tal y como señala Abel: “Un día Garci me dijo que tenía algo que comentarme, una idea, un proyecto, algo grande.  Ya entonces tuve la impresión de que se podía tratar de algo así, y cuando me lo contó, punto por punto, me enamoré de este proyecto y lo sentí mío.”

Quieren hacer de Yūgen 8.43 no solo una página donde descubrir a la gente que escribe, donde encontrar literatura para disfrutar y donde conocer algunas novedades cercanas relacionadas con la escena; sino un proyecto de más largo alcance que sirva como herramienta para difundir el arte escrito. “Ideas tenemos muchas, queremos hacer un montón de cosas… Desde recitales, performances, un ciclo de cine literario… Cualquier cosa que se nos ocurre y cuanto más loca y ambiciosa mejor, pero vamos paso a paso. Queremos cuidar el proyecto y los proyectos de la gente que está colaborando con nosotros.”: explica Tamara.

Los tres fundadores de esta idea están comprometidos hasta el fondo porque, afirman, la literatura es algo esencial para cada uno de ellos: “Yūgen 8.43 es para mí la materialización de una antigua empresa. La que nos ha sido encomendada como continuadores de la leyenda. Igual que ocurre con el fuego olímpico, que jamás se apaga y ha de llevarse a cada nuevo lugar en donde los juegos se celebran, a través de diferentes personas, lugares y tiempos, nosotros ahora hemos de recoger el testigo, el fuego primordial de la creación para mantenerlo vivo y llevarlo hasta las siguientes personas, que pueden ser las que nos estén leyendo ahora o dentro de los x años que puedan pasar mientras estos textos, los nuestros, continúen circulando.”, señala Abel.

Además en Yūgen 8.43 están buscando talentos que añadir en su haber, a los que implicar en el proyecto y con los que seguir construyendo literatura. “Hay mucho talento que no se ve, gente que está en su casa haciendo cosas grandiosas, pero que nunca salen a la luz. Talentos genuinos, distintos…”, señala Tamara. “Si eres uno de esos, un hijo o una hija de Caín o, como dice Abel, de Prometeo dispuesto a portar el fuego primordial… Estamos esperando por ti.”. Puedes contactar con ellos a través de su correo [email protected].

 

Comentarios
“Nuestro propósito es el incendio”: Yūgen 8.43