Cultura

La perfección en el objetivo de Meisel

La Fundación MOP acoge en el muelle de batería la exposición Meisel 93, que realiza un recorrido por algunas de las fotos más icónicas de la moda.

La perfección en el objetivo de Meisel
Expo Meisel
Expo Meisel

Steven Meisel nació en Nueva York en el año 1954. Desde muy pequeño, Steven mostraba pasión por las modelos. Dibujaba mujeres en lugar de jugar. Ese interés le llevó a estudiar en la escuela de diseño Parsons y muy pronto comenzó a trabajar como ilustrador de moda.

Todavía estaba lejos de imaginar que podría cumplir su sueño de ser fotógrafo de modelos. Incansable, Steven, comenzó a fotografiar a algunas de ellas. En ocasiones por las calles, otras en su apartamento de Nueva York. La primera publicación en prestarle la mirada al que hoy es conocido como uno de los genios del celuloide de la moda fue la revista Seventeen, que puede llevarse el mérito de haber apostado por él y su cámara exquisita.

La carrera de Meisel creció considerablemente, en especial durante los años 90. Uno de los éxitos que lo consolidó como un artista reconocido por todo el starsistem mundial fue el libro de fotografías con Madonna como protagonista. Titulado “Sex” y publicado en 1992, fue el pistoletazo de salida para los que serían los años más prolíficos de una ya más que abundante carrera.

El año 1993 es el centro de la exposición de la Fundación MOP. “A Year in photographs”, es el reflejo de uno de las etapas más inspiradas de la carrera artística de Steven. 28 portadas de Vogue y más de 100 editoriales de moda, son algunas de las cifras que dan cuenta del trabajo realizado por el fotógrafo a lo largo de esos 12 meses. “Necesito prendas excelentes para inspirarme y en esa época había muchísimos grandes diseñadores”: señala Meisel.

Steven y sus obras destacan por la perfección. No en vano, lleva el control del más mínimo aspecto de la escena que construye en su cabeza para transmitirla a las portadas que han marcado y marcarán la historia de la moda. Esta exposición recorre un año, pero un año de clásicos incomparables.

Desde que se hizo palpable el éxito cosechado por la exposición de Peter Lindbergh durante el año pasado, el proyecto de la Fundación MOP se ha consolidado. La idea es la de convertir a A Coruña en una sede para grandes exposiciones que mezclan el arte y la moda. Además, el dinero recaudado con las aportaciones voluntarias de los visitantes y con la venta del merchandising servirá para financiar el proyecto “Future Stories”, que tratará de apoyar la carrera de nuevos artistas.

Comentarios
La perfección en el objetivo de Meisel