Salud

La artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad en la que ciertas células del sistema inmunológico sufren una disfunción y atacan las articulaciones saludables.

La artritis reumatoide
artritis reumatoide
artritis reumatoide

La artritis reumatoide (en adelante AR) inflama el revestimiento (sy-novium) de las articulaciones, sobre todo de manos y pies. Puede presentar dolor, hinchazón, enrojecimiento y una sensación de calor alrededor de las articulaciones afectadas. En algunos casos, la inflamación crónica produce daños en cartílago y huesos de la articulación. Un daño severo puede conducir a la destrucción permanente de la articulación, deformidad e invalidez.

¿CÓMO AFECTA AL PIE Y AL TOBILLO?

Cuando las articulaciones se inflaman debido a la AR, el synovium se espesa y produce un exceso de fluido de la articulación. Esta sobreabundancia de fluido, junto con las sustancias químicas inflamatorias liberadas por el sistema inmunológico, causa hinchazón y daña el cartílago y huesos de la articulación. Los problemas en el pie ocasionados por la AR ocurren con mayor frecuencia en la parte anterior del pie (bola del pie, cerca de los dedos), aunque la AR también puede afectar otras áreas del pie y tobillo. Los signos y síntomas más comunes de los problemas del pie relacionados con la AR—además de la apariencia anormal de las deformidades— son el dolor, hinchazón, rigidez de la articulación y dificultad para caminar.

¿CÓMO SE DIAGNOSTICA?

La AR se diagnostica en base a un examen clínico, así como por pruebas de sangre. Para hacer una evaluación adicional de los problemas de pie y tobillo del paciente, el especialista puede ordenar tomar placas de rayos-X y/o hacer otras pruebas de imágenes.

TRATAMIENTO

  • · Dispositivos ortésicos. El especialista a menudo le proporciona al paciente dispositivos ortésicos hechos a medida para proteger los nódulos reumatoides, minimizar el dolor cuando camina y dar el soporte necesario para mejorar la mecánica del pie.
  • · Zapatos diseñados especialmente para acomodarse al pie. Estos se utilizan para aliviar la presión y el dolor, y ayudar a caminar.
  • · Aspiración de fluido. Cuando la inflamación rebrota en una articulación, el cirujano puede aspirar (extraer) fluido para reducir la hinchazón y el dolor.
  • · Inyecciones de esteroides. Las inyecciones de medicación antiinflamatoria pueden aplicarse directamente a una articulación inflamada o a un nódulo reumatoide.
  • · Cirugía. A menudo el dolor y la deformidad, que están asociados con la AR en el pie, se alivian por medio de la cirugía. El cirujano seleccionará el procedimiento que sea el más adecuado para la condición y estilo de vida del paciente.

Comentarios
La artritis reumatoide