EntreNós

Imprimir

Alcoholismo: la experiencia de Junquera

Redacción | 10 de agosto de 2020

Junquera
Junquera

Me llamo Junquera V. Soy enferma alcohólica. Esto no lo sabía hasta que me lo dicen en el Grupo 24 Horas de Alcohólicos Anónimos Coruña.

Siempre pensaba que bebía por las muertes en mi familia, creía que a raíz de la muerte de mi hermano que empecé a beber para olvidar. Tenía 16 años y descubro que con el alcohol era capaz de divertirme, olvidar y hasta me da fuerzas para enfrentarme a la vida. Soy muy nerviosa y descubro que los porros me tranquilizan, empezando así el camino de las drogas.

Cuatro años después se muere mi padre y ahí comienza mi camino de depresión y las pastillas empiezan a ser parte de mi vida. Pastillas, drogas y alcohol en una mujer que tenía sueños y quería tener algún día una familia, hijos, casa, pero me daba cuenta que ese no era el camino.

¿Qué podía hacer? La vida se me iba, el pasado me atormentaba y aunque lo intentaba no podía dejarlo. Encuentro a mi príncipe azul que me va a sacar de las tinieblas. Me caso, tengo hijos, consigo casa y aunque esto me hace controlarme un poco, cualquier motivo, problema, acababa igual: borracha y pidiendo perdón de corazón que no volvería a pasar.

Se muere mi abuela, ya tiene una edad, es comprensible pero yo sufro, y si sufro, bebo. 

Tenía una hermana que tenía el mismo problema que yo y el whisky era nuestro desahogo, nuestra fuerza y sin darnos cuenta, o sí, nos estaba matando.

Otra muerte aparece en mi vida, esta hermana se me muere a consecuencia del alcohol en el cual le pregunto a Dios ¿Qué te hecho para merecer esto? A partir de ahí, mi vida se derrumba. El alcohol me estaba haciendo perderlo todo y por más intentos que haga, no puedo.

Siento que me muero, el suicidio esta en mi pensamiento y sin querer llego a A.A. con el hígado fastidiado, con temblores de la cabeza a los pies, vieja, encartada, en los huesos, casi perdiéndolo todo, empastillada, muerta en vida. Estuve por necesidad ingresada en el centro y los compañeros se encargaron de ayudarme, a pesar de mis intentos de irme más que de quedarme para poder tener la vida que tengo ahora.

Gracias a ellos recupero todo, familia, trabajo, amigos, dinero y sobre todo mi vida.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sociedad/alcoholismo-experiencia-junquera/20200810185448010145.html


© 2020 EntreNós