La nueva irrealidad

No, no me he confundido: lo que estamos viviendo es irreal, es como una especie de locura. 
La nueva irrealidad
irrealidad
irrealidad

El enemigo está entre nosotros, no lo vemos, pero vemos y sentimos el enorme daño que es capaz de hacer. Y en vez de unirnos todos como un ejército ordenado y responsable, nos pasamos el día echando la culpa, repartiendo culpas y hasta hay algunos que dicen que no pasa nada.

Es indudable que si el virus se extiende es porque nosotros le ayudamos, y lo hacemos :

  1. Las autoridades pensando más en sus estrategias partidistas 
  2. Un importante grupo de ciudadanos dando más importancia a su diversión y a su pandilleo 
  3. Y los demás, viendo cómo no se guardan las distancias, cómo se hacen reuniones, etc etc. y permanecemos impasibles. 

De niños nos enseñaron que no se podía ser “chivato”, que eso era muy feo, pero ahora estamos en una verdadera guerra, con toque de queda y todo, y tenemos que ser beligerantes, no consentir que se alíen con el enemigo. 

Hay que afear las conductas inapropiadas y si es necesario, denunciar, no es una exageración decir que nos va la vida en ello. 

Entramos en un período muy complicado y no valen lamentaciones. Hay que actuar, defendernos, ser realistas, sólo cuidándonos, cortándole al virus todos los puentes, podremos salir de esta tragedia. 

Comentarios