Buscar
01:38h. Martes, 17 de Julio de 2018

SUPERÁVIT DE 18 MILLONES DE EUROS

El Ayuntamiento cerró el año pasado con la deuda viva más baja de la década

La concejala de Facenda, Eugenia Vieito, destaca que la administración coruñesa finalizó el año cumpliendo los principios de estabilidad presupuestaria y la regla de gasto, y con el registro de una reducción de la deuda viva de casi 10 millones de euros. La edil también destaca el porcentaje de ejecución presupuestaria del pasado año, que es del 78,84%

Eugenia Vieito, concejala de Hacienda
Eugenia Vieito, concejala de Hacienda

Ayuntamiento de A Coruña | 02/05/2018

El Ayuntamiento de A Coruña cerró su liquidación correspondiente al año 2017 con un superávit final ajustado de 18,3 millones de euros, frente a los 27,4 millones conseguidos un año antes. Con esta magnitud, la administración local finalizó el pasado ejercicio cumpliendo con los principios de estabilidad presupuestaria, así como el techo de gasto. El superávit será destinado a proyectos para la mejora de la ciudad, a través de las inversiones financieramente sostenibles (IFS), que el Estado permite llevar a cabo a aquellos ayuntamientos que presentan unas cuentas saneadas, además de la amortización de deuda. La concejala de Facenda, Eugenia Vieito, indicó que, a falta de concretar la cuantía definitiva que se podrá destinar a los IFS, el superávit "servirá para financiar numerosas intervenciones de mejora del espacio público que contribuirán a acabar con desigualdades históricas en los barrios de la ciudad".

La concejala recordó como, desde hace meses, el grupo de gobierno está analizando sus prioridades de inversión, "entre las que destacan las actuaciones en el espacio público, como pueden ser las referidas a la mejora del alumbrado y a la eficiencia energética, así como a la naturalización, ampliación y restauración de zonas verdes de la ciudad", al tiempo que destacó "la posibilidad de abordar, entre otras, actuaciones de mejora en instalaciones deportivas, así como centros cívicos y educativos". Al hilo de estas inversiones, la edil aprovechó para reclamar al ejecutivo central "que permita a los ayuntamientos saneados destinar sus ahorros no a los bancos, sino a su vecindario". "Las ampliaciones de supuestos para el destino de los IFS que se negociaron durante el año pasado con el ministerio de Montoro no son suficientes ni justas, ya que los ayuntamientos que hacemos los deberes deberíamos de tener el derecho a emplear nuestros ahorros en mejorar la vida de nuestra ciudadanía", reivindicó.

Por otro lado, la titular de Hacienda indicó que la saneada situación del Ayuntamiento permite no solo que A Coruña pueda dedicar su superávit a inversiones financieramente sostenibles, sino que, además, "avance en la recuperación de los derechos laborales del personal municipal, que en su día fueron aminorados como consecuencias de las políticas austericidas aplicadas por el gobierno del Estado". "Las mejoras que negociamos con los sindicatos y que pretendemos aprobar este año son posibles gracias a la cancelación del Plan de Ajuste del Ayuntamiento durante el pasado año y el cumplimiento de todos los criterios de estabilidad presupuestaria y límites de endeudamiento en la liquidación de 2017", señaló.

Vieito explicó que la salud financiera de las arcas municipales se ve ejemplificada en el hecho de que a finales del pasado año, el Ayuntamiento de A Coruña registraba una deuda viva de 63,8 millones de euros, la más baja de la década, y casi 10 millones por debajo de la cuantía registrada a cierre de 2016. Además, las cuentas del pasado ejercicio registran un ahorro neto de 27 millones de euros "que ponen de manifiesto la capacidad que tiene la administración local de autofinanciarse a nivel de gasto corriente".

La responsable municipal también destacó que la evolución del remanente líquido de tesorería para gastos generales, por un importe aproximado de 23 millones de euros, "ponen de manifiesto la solvencia financiera que presenta el Ayuntamiento a corto plazo". La edil manifestó que la cifra de remanente también esta influida por el aumento de los ingresos municipales, que el año pasado consiguió una cifra de derechos reconocidos netos de 236,73 millones de euros, frente a los 234,2 del año 2016, un 1% superior.

Por otro lado, la titular de Facenda también destacó que "a 31 de diciembre del pasado año, la ejecución presupuestaria fue del 78,84%, magnitud más de un punto por arriba de la ejecución del año anterior y en la línea de los últimos ejercicios, a pesar de la tardía aprobación de los presupuestos municipales en 2017".