Buscar
16:06h. Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

ENTREVISTA | ALBERTO LEMA SUÁREZ, CUARTO TENIENTE DE ALCALDE, CONCEJAL DE EMPLEO Y ECONOMÍA SOCIAL

“El comercio local sobrevivirá, pero modernizándose”

Nos recibe en su despacho de la Concejalía. Alberto Lema es una persona de gran capacidad intelectual, con sensibilidad social y de trato amable y cercano.

Alberto Lema
Alberto Lema

- ¿Cuál es la situación del comercio en Los Mallos?

- Hemos hecho un estudio sobre Los Mallos que presentaremos al barrio el próximo miércoles 8 de noviembre que consta de dos partes: diagnóstico del barrio y el comercio; y recomendación de acciones para la actividad comercial.

Los Mallos es un barrio que pierde población, con presencia de personas inmigrantes, envejecido, con muy pocos niños, construido antes de los años 70, por tanto con muchos edificios sin plazas de garage y , actualmente, con un 37% de locales vacíos.

En cuanto al comercio, desde el punto de vista de los comerciantes, está pesando mucho la crisis, los grandes centros comerciales, los nuevos hábitos de compra y el mal estado del barrio. La vecindad compra principalmente alimentos frescos en el barrio, la compra diaria, pero las compras de ropa, las compras mayores, ya se hacen en los centros comerciales. El comercio del barrio se va quedando anticuado, la falta de aparcamiento no ayuda y la crisis y la competencia de los grandes centros, tampoco.

Tenemos por tanto, cuatro líneas de actuación: competitividad, difusión, atracción de clientela nueva y mejora del entorno urbano. Para mejorar la competitividad vamos a poner nuevamente en marcha el programa de “Tiendas a examen”, el de cambio generacional y el de escaparatismo. En cuanto a la difusión estamos contemplando acciones de marketing que den identidad al barrio y presencia, por ejemplo bolsas, etc. Importa mucho vincular a nuevos clientes con el barrio. En este sentido hay que tener en cuenta que los jóvenes tienden a hacer sus compras fuera y hay que vincularlos al barrio. En cuanto a la mejora del contorno urbano, hay que desarrollar acciones de embellecimiento del barrio (al margen de las acciones de regeneración urbana, etc. que hagan otras concejalías) que al mismo tiempo refuercen la imagen y la identidad de Los Mallos.

- ¿Qué objetivos tiene la Concejalía para esta legislatura en cuanto al comercio de barrio?

- En cuanto a la crisis, hay dinámicas generales que no podemos evitar. Pero estamos en un cambio de ciclo y de paradigmas, con recambio generacional, nuevas propuestas comerciales de especialización, innovación, proximidad... Sigue habiendo ambición, ánimo, vocación comercial: los comerciantes asumen el reto. El comercio local siempre sobrevivirá, pero adaptándose.

Hay acciones que hemos visto que han dado muy buenos resultados como “Tiendas a examen” o el Mercadillo Urbano, la promoción en campañas estacionales, con tiquets de regalo. El reto es la modernizción. Hay que crear hábitos de compra en proximidad. Vuelve la moda de tiendas pequeñas y se valora la proximidad; hay ya formada una conciencia sobre el comercio de proximidad. Tenemos pocas herramientas, pero vamos atinando, aunque no esté claro cuánto podemos contrarrestar la crisis.

- Los Mallos tiene una de las asociaciones de comerciantes más activas de la ciudad ¿de qué forma se va a apoyar este esfuerzo?

- Hay dos tipos de asociaciones: la comprometida y la de política encubierta. La de Los Mallos es una asociación ejemplar, comprometida con dinamizar el barrio y con que el comercio recupere su esplendor. Hay otras que lo que hacen es apoyar o denostar sistemáticamente al gobierno municipal de turno según sea de su cuerda o no. Lógicamente es más fácil trabajar con las primeras. Las asociaciones de comerciantes son imprescindibles, sin ellas los comerciantes del barrio no tienen voz y es muy importante que los jóvenes se impliquen en las asociaciones existentes. Es mejor una mala representación que ninguna. 

En cuanto al apoyo a la asociación, cuenta con la parte correspondiente de la subvención de 120.000 euros para las asociaciones de comerciantes de la ciudad. El mejor modelo de subvención el por concurrencia competitiva.

- La Renta Social Municipal incluye itinerarios de inclusión en el mercado laboral ¿qué se tiene previsto al respecto?

- La Renta Social Municipal (RSM) se trata de que no sea una mera ayuda, sino que favorezca la inserción en un mercado laboral dificilísimo, para lo cual tenemos que facilitar formación. Una vez detectadas las necesidades, se va a dar competencias básicas: hablar, escribir, aritmética, idioma; competencias habilitantes, como la ESO, y Formación Ocupacional, con cursos certificados. Están detectadas las necesidades y hacemos cursos de formación para cubrirlas: la RSM necesita esos cursos.

El sistema está expulsando a la gente y tenemos que dotarla de recursos. El mayor factor de exclusión social es el desempleo, aunque estamos llegando a que ni con empleo se sale de la pobreza. Esto se está acelerando y la temporalidad es enorme. Aumenta la brecha de desigualdad, tenemos el PIB de 2008 pero con menos personas trabajando.