Opinión: Estela López Rodríguez

Aprender a leer

aprender a leer
Estaba aprendiendo a leer y él estaba claramente hasta las narices (con razón) pero ni así podía evitar retransmitirle todo lo que iba descifrando.

A septiembre

bécquerno.quevedo
"A septiembre" era una de las frases más aterradoras que podías escuchar siendo estudiante cuando tus planes de verano (y muchas veces, los de toda tu familia) dependían de los resultados del curso.

Por una palabra

Palabra
PO-1476-M. Nunca olvidé la matrícula de aquel Peugeout 504. Como siempre le ponía nombre a todo, aún lo hago, le llamé "cocholate" por su color.

De higos a brevas

De higos a brevas port
Hoy el paseo hacia la playa olía a higos maduros. Nos pasábamos el verano subidas a la higuera de la casa de la tía Pastora, contándonos historias de clase y de niños con ojos tristes mientras comíamos la fruta cogida directamente de las ramas. Eran los últimos momentos que viviríamos juntas hasta la Universidad, 10 años tuvieron que pasar para volver a encontrarnos. Si lo llego a saber, te habría disfrutado aún más.

La abuela Adelina

Ruda port
La abuela Adelina no era nuestra abuela. Tampoco era mamá Adelina como la llamaban mis tías y mi madre. Pero ese era el motivo por el que sus bisnietas la llamábamos abuela. Todas queríamos estar con ella, siempre que íbamos a Vilaboa, caminábamos hasta el Picho para verla y nos peleábamos por su "colo" mientras nos cantaba o nos contaba alguna historia.

Ídolos

Lola y Raffaella port
Era uno de esos días de mayo en los que empieza a oler a verano así que decidimos disfrutar de nuestra primera terraza, más apetecible que nunca después de unos meses de encierro forzado.

Mi vecino Pachi

Pachi port
Nunca supe el nombre real de Pachi. Solo sé que no era Francisco ni tampoco vasco. Vivía con su madre en el edificio de la librería pero de eso no me enteré hasta el día que lo encontraron en los soportales con un pico colgando del brazo.

Chueca

Chueca port
Un barrio de Madrid en el que había mucho ambiente. Eso era todo lo que yo sabía sobre Chueca. Y ya era más de lo que sabía Diego sobre mí cuando supo que iba a pasar el fin de semana en la capital y escribió aquello de “Ei!!! Andas por aquí?! Tomamos algo?!”

Luis 72

Feria port
Me costó años entender el significado de la palabra "veraneo". Escuchaba a la gente hablar de ello como si fuese la panacea, el sosiego anhelado, la hora feliz de otro año igual de duro y complicado.